Indemnizaciones por daños y perjuicios: una compensación justa

Autor: Dudatis.com

Indemnizaciones por daños y perjuicios: una compensación justa

Siempre que se produzcan daños y perjuicios en la vida de una persona se produce un menoscabo que debe ser resarcido. La legislación española reconoce la figura de la indemnización como compensación a un daño que una persona genera en otra.

Una indemnización es, generalmente, una suma de dinero, destinada a reparar, resarcir o compensar un daño causado a una persona o a un grupo de personas. Las indemnizaciones por daños y perjuicios han de abarcar tanto el daño emergente como el lucro cesante. Esto es, se debe compensar tanto el perjuicio derivado por la actuación negativa sobre una persona, como la ganancia potencial que esta deja de obtener como consecuencia de dicha actuación.

Tipos de indemnizaciones

Existen varios hechos que pueden provocar el nacimiento de la obligación de indemnizar:

Incumplimiento contractual

Esta indemnización se da en los casos en que dos o más personas pactan las condiciones de un contrato y una de las partes las incumple. Este incumplimiento suele suponer consecuencias sobre la parte afectada por el mismo, por lo que esta parte tendrá derecho a una indemnización.

Incumplimiento extracontractual

En este caso, la indemnización consiste en el resarcimiento de un daño causado por la acción dolosa o culposa de una persona con la que no guardaba relación. Un ejemplo de esto son las indemnizaciones por accidentes.

Indemnizaciones laborales

En el mundo laboral hay multitud de situaciones que conllevan la posibilidad de reclamar una indemnización. La más común es la indemnización por despido, la cual se fundamenta en el perjuicio que supone para un empleado el hecho de perder su trabajo.

Indemnizaciones por delito

Toda persona que sea víctima de un delito tiene derecho a una indemnización. Esto es así debido a que la pena que recae sobre el culpable y causante del delito no resarce el daño que ha provocado en la persona sobre la que recae dicho delito. Por esta razón, para intentar paliar o compensar el daño provocado, se le concederá una indemnización que variará según el delito y según la magnitud del daño.

¿Qué daños y perjuicios se pueden indemnizar?

Hay varios tipos de daños que son susceptibles de ser indemnizados. En primer lugar destacamos el daño físico, ya que suele ser el tipo de daño más evidente y más invalidante. Sin embargo el daño moral, aunque sea intangible también es sumamente importante. Estos daños son los que afectan a las facultades morales, sentimentales y espirituales de una persona. También es importante destacar los daños patrimoniales, pues son los que afectan a la economía y al patrimonio de la persona que recibe el daño.

¿Qué puede hacer por ti un abogado experto en indemnizaciones?

Cuando has sufrido un daño o perjuicio es importante que busques un abogado especializado en reclamar indemnizaciones. Estos abogados se encargarán de estudiar a fondo tu caso, gestionar tu rehabilitación en caso de que se trate de un daño físico, tratarán con la partes implicadas sin necesidad de que tú te veas implicado e intentarán siempre conseguir el mayor montante posible para resarcir el daño que te ha sido provocado.

Los abogados de indemnizaciones GrupoReclama son expertos en indemnizaciones por accidentes. El servicio que prestan a sus clientes es integral, es decir, incluye todo lo necesario desde que se produce el accidente hasta que se recibe la indemnización. Este despacho no cobra sus honorarios por adelantado, algo que se valora mucho en el sector debido a que esta debería ser la última de tus preocupaciones cuando has sido víctima de un accidente de cualquier tipo.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.