Contrato de compraventa de vehículos: características y consideraciones

Autor: Dudatis.com

Contrato de compraventa de vehículos: características y consideraciones

Cuando una persona acuerda con otra la venta de un vehículo, es necesario realizar un contrato de compraventa. En este contrato, una de las partes (vendedor) acuerda con la otra (comprador) la entrega de un bien (en este caso, un vehículo) a cambio de un pago. Este contrato obliga a ambas partes a cumplir con lo acordado.

Sin embargo, algunas personas aún tienen dudas sobre este tipo de contrato y conviene aclararlas. Antes de explicar cómo funciona el contrato de compraventa de vehículos, es importante destacar que este contrato es bilateral, conmutativo, consensual, principal y oneroso.

Características del contrato de compraventa de vehículos

Una compraventa de coches entre particulares requiere la formalización de un contrato en el que se establecen pactos que garanticen y justifiquen la transferencia del vehículo. Este contrato debe incluir aspectos clave como las condiciones del automóvil y las responsabilidades de cada parte. De esta forma, se evitan sorpresas desagradables al recibir el coche.

Antes de realizar la transferencia del vehículo, es recomendable comprobar la documentación del mismo, especialmente el permiso de circulación.

Compra a un particular o concesionario

Cuando se compra un vehículo de segunda mano, siempre existe el riesgo de adquirir un coche averiado. Sin embargo, legalmente estás protegido tanto si compras a una empresa como si lo haces a un particular. Existen diferencias en el contrato de compraventa de vehículos entre profesionales y particulares, principalmente en cuanto a la garantía del coche de segunda mano.

En el caso de un usuario particular, generalmente se realiza un contrato de compraventa sin garantía. Esto significa que si el vehículo presenta averías después de la compra, el comprador se hace cargo de la reparación. Sin embargo, existen excepciones.

Garantías

Un particular está obligado a entregar el vehículo sin cargas, defectos ocultos o gravamen. Si se considera que el vendedor conocía una avería oculta, el comprador tiene 6 meses para presentar una demanda judicial. Así podrá obtener reparación gratuita o devolver el producto. Esta es la forma en que funciona la garantía entre particulares, que protege contra los vicios ocultos del coche.

En el caso de los concesionarios, suelen ofrecer una garantía de segundo mano más amplia, generalmente de un año. Ante defectos, el comprador puede reclamar una reparación gratuita, la devolución del dinero o la sustitución del vehículo por otro con características similares.

En ambos casos, se recomienda realizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) después de la compra para comprobar que cumple con los requisitos legales y no presenta daños importantes.

¿Qué ocurre con los coches ‘kilómetro cero’?

Una duda frecuente por parte de muchos clientes es la garantía de los coches «kilómetro cero», es decir, aquellos que son considerados como coches nuevos pero que en realidad son de segunda mano. Estos coches suelen ser matriculados por los concesionarios y luego vendidos como nuevos, a pesar de tener pocos kilómetros.

Estos vehículos no tienen la misma garantía que un coche nuevo. El concesionario puede aplicar una garantía de dos años, pero también puede reducirlo a un año.

En muchos casos, estos coches aún pueden contar con la garantía de fábrica, que suele ser de dos años y se puede extender mediante el pago adicional o la financiación a través del fabricante.

Antes de adquirir un coche «kilómetro cero», es importante informarse en el concesionario sobre las condiciones de garantía y si es posible ampliarla.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.