La importancia del Registro General de Protección de Datos

Autor: Dudatis.com

La importancia del Registro General de Protección de Datos

Hasta 2018, el Registro General de Protección de Datos era el órgano de la AEPD en el que las empresas y las administraciones debían inscribir los ficheros en los que almacenaban los datos personales de sus usuarios. Sin embargo, con la entrada en vigor del RGPD, este órgano perdió sus funciones y se crearon nuevos requisitos para cumplir con el reglamento de protección de datos.

Funciones del Registro General de Protección de Datos

La principal función del Registro General de Protección de Datos era garantizar la publicidad de los ficheros de datos personales que manejaban tanto entidades privadas como públicas. Esto permitía que los usuarios conocieran qué tratamiento se aplicaba a esos ficheros y las características que tenían, así como ejercer sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición).

Además, el Registro General de Protección de Datos llevaba a cabo otras funciones, como:

  • Llevar a cabo campañas de concienciación sobre la protección de datos.
  • Atender las consultas de los ciudadanos en materia de protección de datos.
  • Elaborar códigos de conducta para el correcto trato y uso de datos personales.

¿Qué se inscribía en el Registro General de Protección de Datos?

En el Registro General de Protección de Datos se inscribían:

  • Ficheros gestionados por las administraciones públicas.
  • Ficheros que tengan titularidad privada.
  • Códigos Tipo.
  • Autorizaciones relacionadas con la transferencia internacional de datos.
  • Datos que guarden relación con los ficheros inscritos y que a su vez sean necesarios para el ejercicio de los derechos ARCO.

¿El Registro General de Protección de Datos era público?

Sí, el Registro General de Protección de Datos era de carácter público, lo que permitía a cualquier persona realizar consultas en la web de la AEPD de forma gratuita. Esto brindaba acceso a los ficheros registrados introduciendo el nombre o el CIF de la empresa, y también aseguraba el derecho de consulta al Registro General de Protección de Datos por parte de los ciudadanos particulares.

¿Estoy sujeto a sanciones por no inscribir en el Registro General de Protección de Datos?

Sí, no inscribir los ficheros de datos en el Registro General de Protección de Datos cuando se tenía la obligación de hacerlo podía acarrear sanciones, que iban desde infracciones leves hasta infracciones muy graves, con diferentes montos de multas según el tipo de infracción cometida.

¿Qué sustituye al Registro General de Protección de Datos?

Con la entrada en vigor del RGPD, el Registro General de Protección de Datos dejó de funcionar y las empresas ya no tenían la obligación de registrar sus ficheros. Sin embargo, ahora se requiere que las empresas o entidades guarden un registro de actividades de tratamiento, en el que se detallen los tipos de datos tratados, su categoría, finalidad, lugar de almacenamiento, medios de tratamiento y posibles cesiones a terceros.

Además, aquellas empresas con delegado de protección de datos (DPO) deben registrar esta figura en la AEPD con sus datos personales y de contacto. El registro de actividades de tratamiento es obligatorio para empresas con más de 250 empleados y aquellas en las que el tratamiento de datos no sea ocasional y pueda entrañar un riesgo para los derechos y libertades de los interesados.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.