Procedimiento legal para reclamar un despido

Autor: Dudatis.com

Procedimiento legal para reclamar un despido

En el momento en que una relación laboral llega a su fin, puede darse de mutuo acuerdo o de manera unilateral por parte de la empresa. En el caso de un despido unilateral, es importante asegurarse de que los derechos del trabajador no hayan sido vulnerados y, en caso de ser necesario, llevar a cabo un procedimiento legal para obtener una indemnización.

Los plazos legales para efectuar la reclamación

Según el artículo 59 del Estatuto de los Trabajadores, el empleado tiene un plazo de 20 días hábiles para presentar una reclamación por despido. Este plazo comienza a contar a partir del día siguiente al despido oficial.

Es importante tener en cuenta que este plazo es de caducidad, lo que significa que una vez que haya transcurrido, el trabajador perderá el derecho a reclamar una indemnización. Además, estos días hábiles no incluyen los sábados, domingos ni festivos.

Antes de iniciar la reclamación, es obligatorio presentar una papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC). Una vez presentada la papeleta, el plazo de los veinte días se interrumpe durante un máximo de quince días hábiles. Si el acto de conciliación no se celebra antes de que el plazo expire, se debe presentar una demanda laboral y aportar el acta de conciliación correspondiente.

Las fases del procedimiento de reclamación

El procedimiento de reclamación por despido consta de tres fases:

Acto de conciliación

Antes de interponer una demanda laboral, el trabajador debe presentar una solicitud de acto de conciliación ante el SMAC. En esta demanda, se exponen las peticiones del trabajador a la empresa como contraprestación al despido o finalización del contrato laboral.

En caso de que la empresa no acuda al acto de conciliación, se levantará un acta indicando que se ha intentado llegar a un acuerdo sin éxito. Si la empresa acude pero no hay acuerdo, se levanta un acta de «sin avenencia» y se debe presentar la demanda laboral ante los juzgados de lo social. Si se llega a un acuerdo, se levanta un acta de «con aveniencia», pero en caso de incumplimiento, se puede ejecutar ante los juzgados de lo social.

Demanda laboral ante el Juzgado de lo Social

Si no se llega a un acuerdo en el acto de conciliación, el trabajador puede presentar una demanda laboral por despido ante el Juzgado de lo Social. El juez enviará una copia de la demanda a la empresa y citará a ambas partes para la celebración de un juicio. Antes de la celebración del juicio, el juez instará a ambas partes a intentar un acuerdo de conciliación. Si no se logra un acuerdo, se procederá con el juicio y se dictará una sentencia.

Recurso de Suplicación Laboral ante el Tribunal Superior de Justicia

Si alguna de las partes no está de acuerdo con la resolución del juicio, tiene la posibilidad de interponer un recurso de suplicación laboral ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma en la que se encuentren.

En conclusión, cuando un trabajador se enfrenta a un despido y busca reclamar su indemnización, es importante conocer los plazos legales y seguir el procedimiento establecido. El acto de conciliación, la demanda laboral y el recurso de suplicación son las etapas clave en este proceso.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.