Clasificación de Niza: Organizando la propiedad intelectual

Autor: Dudatis.com

Clasificación de Niza: Organizando la propiedad intelectual

En el momento de efectuar el registro de una marca, es necesario que se establezca una organización que permita que se faciliten las consultas de los agentes de la propiedad intelectual, de las oficinas de marcas y patentes y de las propias empresas, y para ello existen diferentes métodos oficiales, siendo uno de ellos la Clasificación de Niza, de la cual te vamos a hablar a lo largo de las siguientes líneas.

¿Qué es la clasificación de Niza?

La Clasificación de Niza, también conocida como Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro de las Marcas, es el principal método a través del cual se produce la organización de la propiedad intelectual, junto a la Clasificación de Locarno y la Clasificación de Viena.

En este caso, la Clasificación de Niza se refiere a los productos y servicios a los que aluden las marcas registradas de fábrica o comercio. Esta clasificación es la que debe seguir todo aquel ciudadano español que quiera registrar su marca.

El origen de esta clasificación no es reciente, ya que la primera vez que se puso en funcionamiento fue en el año 1957, cuando fue propuesta por primera vez. Posteriormente fue revisada en 1967 y en 1977. Desde entonces ha ido pasando por diferentes actualizaciones para ir añadiendo así más clases y proceder a crear una estructura mejor definida.

La Clasificación de Niza para marcas debe ser seguida por parte de todos los países que forman parte del llamado Arreglo de Niza, siendo una organización de servicios y productos que debe figurar en todas las publicaciones y documentos que tengan que ver con el registro de marcas.

De igual manera, esta clasificación puede usarse de manera principal o secundaria en otras oficinas de marcas y patentes.

¿Para qué sirve la Clasificación de Niza?

Debido al elevado número de marcas que existen en la actualidad, es necesaria la existencia de una clasificación que permita que estas se puedan clasificar de acuerdo a los productos o servicios que comercializan o fabrican.

Esto es imprescindible a la hora de efectuar una correcta gestión de los registros por parte de las oficinas de patentes y marcas; y para la consulta de agentes de la propiedad intelectual o de las propias empresas. La clasificación de Niza se actualiza cada cinco años.

Clases de la Clasificación de Niza

Dentro de la Clasificación de Niza se incluyen diferentes productos y servicios, detallándose en cada una de las clases servicios y productos concretos. Las clases existentes son las siguientes:

Productos químicos para la industria, la ciencia y la fotografía; materias plásticas en bruto; compuestos para extinción y prevención de incendios; etcétera.

Servicios jurídicos, servicios de seguridad para protección de bienes materiales y personas.

En resumen, la Clasificación de Niza es vital en el proceso de registro de marcas, ya que permite organizar de manera eficiente la propiedad intelectual y facilita la consulta de productos y servicios relacionados. Si estás pensando en registrar tu marca, asegúrate de seguir esta clasificación para obtener una protección adecuada. ¡No dejes de consultar la Clasificación de Niza actualizada para estar al tanto de los cambios y actualizaciones!


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.