¿Qué son las costas procesales y cómo afectan a los litigios?

Autor: Dudatis.com

¿Qué son las costas procesales y cómo afectan a los litigios?

Cuando nos planteamos acudir a los tribunales, una de las cuestiones a tener en cuenta son las costas procesales. Lo cierto es que acudir a los tribunales no es siempre garantía de éxito. Muchas veces la cuestión a dirimir es tan compleja o tiene tantas aristas que es complicado saber a ciencia cierta a quién le darán la razón. En este punto, hemos de saber que siempre existe la posibilidad de ser condenado al pago de las costas procesales. El juez condena «en costas» a una de las partes, o no, depende del caso y de su criterio. Como Abogados en Madrid, nuestra obligación es avisar a los clientes de esta posibilidad. Lo cierto es que en ocasiones, teniendo en cuenta el caso concreto, se anima a proceder pues las probabilidades de que el contrario sea condenado «en costas» es muy alta.

Qué son las costas procesales

Vamos a aclarar qué son las costas procesales o judiciales. Es algo que se valora con el cliente. En ocasiones, el importe de las mismas es igual o más alto que el contenido del pleito. Entonces, se valora si es interesante o no proceder judicialmente. La verdad es que en ocasiones no se busca tanto una reparación económica como el castigo de una acción. Pero para poder decidir, el cliente debe contar y manejar toda la información.

Se consideran costas judiciales algunos gastos originados en la tramitación de los procesos judiciales. Los conceptos que se incluyen son:

  • Honorarios de abogado: así como de ser necesaria su intervención, los derechos del procurador
  • Inserción de edictos o anuncios: todos los que hubiesen sido necesarios en el procedimiento
  • Honorarios de los peritos intervinientes
  • Certificaciones, documentos, copias, notas o testimonios solicitados a Registro Públicos: si fuesen solicitados por el juzgado, son gratuitos
  • Gastos de notario: derechos arancelarios

Las partes durante el procedimiento deben ir asumiendo los gastos en la defensa de sus intereses. Cuando se dicte sentencia, se recogerá en la misma la condena en costas a una de las partes si así lo estima oportuno el juez. Puede ocurrir que se decida en sentencia que cada parte cargue con sus propias costas. Esto se ve reflejado en la redacción de la misma con frases tipo «sin hacer especial pronunciamiento en costas», o «cada parte abonará las costas causadas a su instancia».

La tasación de costas procesales

Existe un procedimiento para la solicitud del pago de costas. Es el que se denomina tasación de costas. Tanto el abogado como el procurador intervinientes realizan su oportuna solicitud. A la solicitud deben acompañarla de las facturas y minutas que justifican los gastos, siempre dentro de los conceptos mencionados anteriormente.

El procedimiento de tasación de costas lo efectúa el Secretario Judicial. Éste hará una criba, excluyendo derechos por actuaciones que no fuesen útiles para el procedimiento, así como aquellos gastos que no estén debidamente justificados o detallados.

La condena en costas tiene un límite, que es un tercio del importe reclamado en el proceso. Esto significa que todos aquellos gastos que superen esa cantidad serán eliminados de la tasación de costas. Hay que entender que las costas se ocasionan en cada instancia. Esto significa que si recurrimos a apelación, la nueva sentencia puede incluir otra condena en costas.

El Secretario Judicial comunica el importe de las costas al condenado, y éste puede impugnar las mismas si considera que son excesivas. La resolución sobre la impugnación se hace con un auto del Tribunal correspondiente, en el cual se indica la cantidad precisa a abonar y el plazo para hacerlo. De no abonar las costas en plazo, se puede iniciar la vía de apremio o ejecución de los bienes del condenado.

Las costas procesales y desistimiento

En todos los procedimientos judiciales existe la figura del desistimiento, que es cuando el demandante renuncia a seguir con el procedimiento judicial. En este caso, existen dos posibilidades. La primera es que el demandado acepte el desistimiento, lo que implica que no habrá condena en costas para ninguna de las partes. La segunda posibilidad es que el demandado no acepte el desistimiento, lo que implica que el demandante será condenado en costas.

Las costas procesales y el allanamiento

Otra figura en un procedimiento judicial es el allanamiento, que es cuando el demandado acepta las pretensiones del demandante y reconoce la causa como justa. El allanamiento puede hacerse antes de contestar la demanda o después de hacerlo. En el primer caso, el Juez no condenará en principio en costas al demandado, salvo que se entienda que el allanamiento está viciado por mala fe. En el segundo caso, sí habrá condena en costas para el demandado.

Las costas procesales en procesos de familia

En ocasiones, nos preguntan por las costas procesales en procesos de familia. La norma general del pago de costas determina que se abonen por el perdedor del proceso. Sin embargo, en los procedimientos de familia, la imposición de condena en costas al perdedor no es tan común. Esto se debe a que el hecho de estar involucrados en un proceso de familia no implica automáticamente la imposición de costas al perdedor. El Juez tiene la facultad de hacer excepciones a la norma general si se detecta mala fe en alguna de las partes.

En conclusión, las costas procesales son los gastos que se generan en un proceso judicial y que una de las partes debe abonar a la otra en caso de condena. Es importante tener en cuenta estas costas al decidir si proceder o no con un litigio, ya que pueden tener un impacto económico significativo. Además, es fundamental contar con el asesoramiento de un abogado experto que pueda guiar al cliente en este sentido y velar por sus intereses.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.