¿Tengo derecho a heredar si mi pareja se ha muerto y no estamos casados?

Autor: Dudatis.com

¿Tengo derecho a heredar si mi pareja se ha muerto y no estamos casados?

Desde nuestra faceta de abogados para herencias, hace poco una clienta, que lleva viviendo con su compañero más de veinte años sin casarse, nos ha preguntado si tendría algún derecho si él falleciera. La respuesta rápida es no. Pero en realidad en materia jurídica hay pocas respuestas rápidas. Habrá que tener en cuenta cuestiones como el lugar donde viven o la existencia de testamento.

La sucesión en las parejas de hecho

¿Qué entendemos por parejas de hecho? Las uniones de hecho, que el código civil denomina relaciones de convivencia more uxorio, son relaciones con una cierta estabilidad, y cuya disolución es absolutamente libre e informal. Ningún vínculo jurídico ni estado civil liga a esas personas, por lo que no tienen que acudir a un procedimiento judicial para finalizar su relación. Se trata de un modelo de convivencia puramente fáctico.

¿Qué dice el ordenamiento jurídico sobre las parejas de hecho? No existe una ley estatal sobre las parejas de hecho. Esto significa que no existe una regulación de ámbito nacional sobre los derechos sucesorios del otro miembro de la pareja, el conviviente supérstite. No existe regulación estatal pero sí existen algunas regulaciones autonómicas.

¿Qué dicen las Comunidades Autónomas de las parejas de hecho? Como decimos algunas comunidades autónomas han regulado la situación de las parejas de hecho, incluyendo los derechos sucesorios. En Cataluña, Baleares, Galicia y el País Vasco las parejas de hecho tienen los mismos derechos sucesorios que las parejas casadas. Sin embargo la normativa de Navarra y Comunidad Valenciana ha sido declarada inconstitucional. Castilla-La Mancha, Castilla-León y La Rioja no tienen Ley especial, pero sí han regulado mediante decretos un Registro de parejas estables. Aragón y Andalucía reconocen el uso de la vivienda familiar durante un año tras el fallecimiento de la pareja. En estas Comunidades que tienen su propia legislación sobre el tema habrá que acreditar que se cumplen los requisitos que se establezcan para ser considerados una pareja de hecho.

¿Qué pasa con los derechos sucesorios de las parejas de hecho en los territorios que no tienen legislación propia? En las Comunidades Autónomas que no tienen legislación propia se aplica el Código Civil. Dos personas que conviven juntas en una relación de pareja no son cónyuges a ojos de este Código. En los artículos que hablan de los derechos del cónyuge viudo no se regulan derechos legitimarios del conviviente que no esté casado civilmente.

En caso de fallecimiento de uno de los miembros de la pareja de hecho, no cabe equiparar a las parejas estables no casadas con las casadas y eso hace que no se les pueda aplicar el régimen jurídico del matrimonio. Por lo tanto, si uno de los miembros de la pareja de hecho fallece sin haber hecho testamento, el otro miembro de la pareja no tiene ningún derecho sucesorio como heredero forzoso del fallecido. Ninguno.

Otras soluciones que no pasan por el reconocimiento de derechos sucesorios: existencia de una sociedad civil irregular o una comunidad de bienes y principio del enriquecimiento injusto

En caso de que termine la relación de la pareja de hecho por el fallecimiento de uno de los dos, se ha planteado la cuestión de si procede o no compensación económica a favor de la ex-pareja sobreviviente. En este caso, existen otras soluciones que no pasan por el reconocimiento de derechos sucesorios.

¿Podemos considerar que existe una sociedad civil irregular entre las personas que forman una pareja de hecho? Una sociedad civil irregular es aquella que cuando se ha formado no se han cumplido las formalidades que dice la ley, como por ejemplo otorgar una escritura de constitución. En el caso de una pareja de hecho que habían tenido una relación muy larga y durante ese tiempo habían realizado diferentes actividades industriales juntos, el Tribunal Supremo dijo que sí existía una sociedad civil irregular de carácter universal.

Otra opción que se ha planteado es la de considerar que existe una comunidad de bienes. Decimos que existe una comunidad de bienes cuando varias personas son propietarias de la misma cosa. Sin embargo, el Tribunal Supremo ha dicho que sólo por ser pareja de hecho no podemos considerar que exista una comunidad de bienes. Se tiene que demostrar que hay una voluntad explícita de hacer comunes todos o algunos de los bienes adquiridos durante la relación. Se da por hecho que cada uno tiene lo suyo y si no es así, hay que demostrarlo.

Otra opción es alegar el principio del enriquecimiento injusto. Si uno de los miembros de la pareja de hecho pasa a dedicarse exclusivamente al cuidado de la otra persona o de los hijos e hijas y del hogar familiar, eso repercute en el patrimonio del otro miembro de la pareja, mientras que para la persona que aparca su actividad profesional supone una pérdida de ingresos propios. En este caso, hay que demostrar que se ha producido ese desequilibrio económico en la pareja y que existe una correlación entre el aumento patrimonial de uno y el perjuicio económico del otro.

Por tanto, en este modelo de convivencia no existen derechos sucesorios, pero en algunos casos se puede aplicar otro tipo de instituciones para tratar de paliar las consecuencias económicas negativas que provoca el fallecimiento de uno de los miembros de la pareja.

¿La solución más sencilla y mejor? Hacer testamento. Si no queréis casaros y no vivís en un territorio que reconozca algún tipo de derechos sucesorios a las parejas de hecho, la solución es hacer heredero o heredera al otro miembro de la pareja, al conviviente. En caso de no hacer testamento, los derechos sucesorios corresponden a aquellos parientes que dice la ley, lo que puede llevar a situaciones no deseadas como tener que compartir la propiedad de una casa con los familiares de tu pareja.

En conclusión, en caso de fallecimiento de uno de los miembros de una pareja de hecho, si no hay testamento, no existen derechos sucesorios automáticos para el conviviente supérstite. Sin embargo, existen algunas alternativas legales como la sociedad civil irregular, la comunidad de bienes y el enriquecimiento injusto. En cualquier caso, hacer testamento es la mejor manera de proteger los intereses de la pareja.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.