Reparto de la herencia entre hermanos: Cómo se realiza y qué problemas pueden surgir

Autor: Dudatis.com

Reparto de la herencia entre hermanos: Cómo se realiza y qué problemas pueden surgir

El reparto de la herencia entre hermanos por el fallecimiento de uno de sus padres es un tema que genera muchas dudas e inquietudes. Del mismo modo, cuando uno de los hermanos fallece y deja una herencia que debe repartirse entre el resto, surgen conflictos y disputas de intereses. En estos casos, es fundamental contar con la asesoría de profesionales del derecho que puedan defender los derechos de los herederos y resolver cualquier conflicto que pueda surgir respecto al testamento a repartir.

Problemas en el reparto de una herencia entre hermanos

En determinadas situaciones es común que los hermanos puedan tener dudas sobre lo que les corresponde legalmente en la herencia. Esto puede dar lugar a problemas y discusiones entre ellos. Por esta razón, es recomendable buscar el asesoramiento de especialistas en derecho que puedan brindar orientación en estas cuestiones.

En primer lugar, es importante tener en cuenta los aspectos obligatorios de la legitimidad en el reparto de la herencia. Esto implica que una parte de la herencia del fallecido se reserva de manera exclusiva a los herederos forzosos, aquellos que tienen derecho a recibir la herencia según lo establecido por la ley, sin distinción.

Cuando el fallecido es uno de los progenitores, se reservan dos tercios de la herencia para los herederos forzosos. El primer tercio se distribuye de manera igualitaria entre todos los herederos de la misma categoría, lo cual es obligatorio. El segundo tercio, conocido como tercio de mejora, puede distribuirse según lo indique el propio testador, incluso entre los hermanos. En caso de que el testador no establezca cómo se debe distribuir esta parte, se aplicará el mismo método utilizado para repartir el primer tercio heredado.

Es importante destacar que si no se cumplen los procedimientos legales, se puede proceder a la impugnación del testamento. Para este tipo de situaciones particulares, se puede recurrir a la sucesión intestada, que se aplica cuando hay testamentos impugnados o cuando no hay testamento alguno. Este proceso se utiliza para distribuir las herencias en las que la persona fallecida no ha dejado ningún testamento.

Asimismo, es posible que un testador decida desheredar a uno de sus hijos si este ha maltratado al testador, ya sea físicamente o mediante palabras. También se puede aplicar la desheredación cuando un heredero niega alimentos al progenitor. Por tanto, existen diversas razones por las cuales los herederos pueden hacer reclamaciones legales en el caso de herencias entre hermanos.

Distribución de la herencia entre hermanos

En casos en los que el fallecido no haya dejado un testamento que especifique cómo se deben repartir sus bienes entre sus hijos, se debe proceder al proceso de herencia abintestato, en el cual el sistema judicial se encarga de distribuir la herencia correspondiente.

Se considera que una persona es heredera cuando acepta recibir la herencia sin rechazarla ni oponerse a ella. Mientras no se haya aceptado o recibido la herencia, las personas en esta situación se consideran llamadas a heredar.

En ocasiones, puede ocurrir que uno de los hermanos se niegue a recibir la herencia, lo cual genera una situación de bloqueo. Para resolver esta situación, se puede recurrir a la Ley de Jurisdicción Voluntaria, que establece un plazo límite para realizar la reclamación. En general, este plazo es de 30 días para dar una respuesta sobre si se aceptará o no la herencia. Si la persona notificada no se pronuncia dentro de dicho plazo, se entenderá que acepta la herencia a repartir.

También puede ocurrir que uno de los herederos impida el reparto de los bienes al no estar de acuerdo con la distribución propuesta. En este caso, será necesario acudir a un notario que pueda brindar una solución acorde a las necesidades del heredero.

Además, pueden presentarse situaciones en las que alguno de los hijos que deben heredar ha fallecido, por lo que no puede recibir directamente la herencia. En estos casos, corresponderá a sus hijos, es decir, los nietos del fallecido, recibir la herencia por derecho de representación.

Es importante tener en cuenta que el monto de la herencia no puede superar la parte que correspondería a cada hijo. Además, se debe considerar una excepción: cuando solo quedan sobrinos y no hermanos, la herencia se reparte por estirpes, es decir, cada rama familiar recibe partes iguales.

También es relevante destacar que no se puede representar a una persona viva a menos que esté desheredada o incapacitada. Cada caso de reparto de herencia entre hermanos debe ser valorado de manera individual y contar siempre con la asesoría de un profesional para asegurar que todas las partes reciban su parte correspondiente.

En resumen, el reparto de una herencia entre hermanos puede generar complicaciones y conflictos legales. Por tanto, es necesario entender los aspectos legales y las obligaciones que implica la distribución de la herencia. En caso de surgir problemas, es recomendable contar con el asesoramiento de abogados especializados en derecho sucesorio para buscar soluciones justas y equitativas para todas las partes involucradas.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.