Los 8 errores más comunes ante una herencia

Autor: Dudatis.com

Los 8 errores más comunes ante una herencia

Tras el fallecimiento de una persona cercana de la cual eres heredero, es importante cumplir con ciertas acciones o procesos para poder realizar la distribución de la herencia. Sin embargo, en muchos casos, por desconocimiento, dejadez o simplemente por no tomar las medidas adecuadas, se cometen errores que pueden resultar costosos y problemáticos.

En este artículo, nuestro equipo de abogados expertos en herencias ha elaborado una lista de los 8 errores más comunes que hemos encontrado en nuestros clientes. Conocer estos errores te ayudará a evitar problemas en el futuro y a asegurar un reparto adecuado de la herencia.

#01 – Liquidación del impuesto de sucesiones

El impuesto de sucesiones es un impuesto directo y progresivo que debe ser pagado por la persona que recibe una parte de la herencia. Cada Comunidad Autónoma tiene un baremo diferente para determinar el impuesto, por lo que es importante informarse sobre el que corresponde en tu caso.

Es un error común que nuestros clientes pasen por alto el plazo límite para pagar este impuesto. Tienes 6 meses desde el fallecimiento para abonarlo y 5 meses para solicitar una prórroga. Si se pasa el plazo, se comete una infracción tributaria y se debe enfrentar a una sanción que varía en función de la cantidad heredada.

#02 – Actos que impliquen la aceptación de la herencia

En ocasiones, uno de los herederos realiza acciones de disposición o administración de la herencia sin haber aceptado formalmente la misma o sin estar de acuerdo con el reparto. Estos actos pueden llevar a malentendidos y conflictos posteriores.

Es importante tener en cuenta que la liquidación de impuestos no implica la aceptación de la herencia, ya que su abono es una consecuencia de las obligaciones sucesorias. Es necesario realizar una aceptación formal y seguir los procedimientos legales adecuados.

#03 – Acudir al beneficio de inventario demasiado tarde

El beneficio de inventario es un procedimiento mediante el cual puedes aceptar la herencia, pero limitando tu responsabilidad a los bienes heredados. Tienes un plazo de 30 días desde el fallecimiento o desde que tienes conocimiento de él para optar por esta opción.

Al acogerse al beneficio de inventario, te haces cargo de las deudas y obligaciones de los bienes heredados hasta el límite de los bienes mismos. Si las deudas superan el valor de la herencia, no estarás obligado a hacerles frente. Es importante tomar esta decisión a tiempo para evitar complicaciones.

#04 – No solicitar certificados de seguros de vida

Es común que los herederos desconozcan si el fallecido tenía contratado un seguro de vida. Las compañías de seguros tienen la obligación de proporcionar certificados con información sobre los seguros de vida de la persona fallecida. Obtener estos certificados es fundamental para llevar a cabo un reparto adecuado de los bienes.

#05 – Retrasar la liquidación de sociedades gananciales

Tras el fallecimiento de uno de los miembros de una pareja casada en régimen de gananciales, es habitual que los herederos esperen al fallecimiento de la otra parte para realizar el reparto de los bienes gananciales. Sin embargo, este es un error que puede generar confusión y dificultades a la hora de determinar qué bienes son gananciales y cuáles son privativos de cada uno.

Aún en el caso de esperar al segundo fallecimiento, es aconsejable determinar el patrimonio de ambos cónyuges para evitar problemas futuros. Esto se puede hacer consultando a un abogado especializado en herencias.

#06 – No solicitar movimientos bancarios

El Tribunal Supremo permite a los herederos solicitar información sobre los movimientos bancarios del fallecido para asegurarse de que no ha habido ninguna disposición del patrimonio que afecte a la herencia. Esta solicitud es especialmente relevante en casos de colación en una herencia.

La colación en una herencia implica restar de la parte que le corresponde a un heredero cualquier cantidad que el testador haya «adelantado» en vida. Esto evita que un heredero reciba más de lo debido. Obtener los movimientos bancarios es fundamental para llevar a cabo este cálculo de manera precisa.

#07 – No acudir al juzgado cuando no hay acuerdo

Cuando los herederos no logran llegar a un acuerdo para realizar un reparto adecuado de la herencia, es recomendable acudir a un juzgado para que se encargue de dividir los bienes. Esta opción evita conflictos y garantiza un reparto justo y equitativo.

En estos casos, se puede recurrir a un contador partidor, una persona neutral que se encarga de determinar el valor de la herencia y su distribución entre los herederos. Este servicio tiene costos adicionales, pero puede ser necesario en situaciones en las que el acuerdo entre los herederos es imposible de alcanzar.

#08 – No computar gastos

Muchas veces, se pasan por alto los gastos necesarios como los relacionados con enfermedades, entierros o funerales. Estos gastos deben ser cubiertos por los beneficiarios de la herencia en caso de que no exista un seguro que los cubra.

En conclusión, estos 8 errores son los más comunes en las herencias y se producen con frecuencia debido a la falta de información y planificación. Esperamos que este artículo haya aclarado todas tus dudas sobre este tema y que sirva como guía para evitar problemas en el futuro. Recuerda que siempre puedes contar con nuestro equipo de abogados especializados para obtener asesoramiento personalizado.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.