Determinación de la masa y el caudal hereditario

Autor: Dudatis.com

Determinación de la masa y el caudal hereditario

Al enfrentarnos a una herencia, es fundamental conocer en detalle el patrimonio del fallecido para evaluar si es conveniente aceptarla o no. Además de los casos de sucesión, el patrimonio de una persona es relevante al realizar trámites como declarar la renta o solicitar un préstamo.

El patrimonio del causante está compuesto por todos sus bienes, derechos y obligaciones. Es necesario detallar cuidadosamente los activos y pasivos, ya que cualquier omisión al incluir una obligación puede llevarnos a situaciones desagradables si el acreedor decide presentarse después de la aceptación de la herencia.

¿Qué es la masa hereditaria?

La masa hereditaria bruta es el patrimonio total de una persona en el momento de su fallecimiento, a efectos sucesorios. Está formada por todos los bienes, derechos y obligaciones que no se extinguen con la muerte del causante, según el artículo 659 del Código Civil. Determinar la masa hereditaria es el primer paso para calcular el caudal hereditario y proceder a su reparto justo, si es positivo.

¿Qué es el caudal hereditario o caudal relicto?

El caudal hereditario o caudal relicto es la masa hereditaria neta, es decir, el resultado de restar los pasivos a los activos de dicha masa. Se obtiene al sumar el valor total de los bienes y derechos de una persona y restar los gravámenes y obligaciones. No se tiene en cuenta para este cálculo los derechos u obligaciones que se extinguen con el fallecimiento, como los derechos de usufructo o habitación. La fórmula es: Bienes + derechos – obligaciones = caudal relicto.

Este análisis nos permitirá determinar si nos conviene aceptar la herencia o si es preferible rechazarla en caso de que las deudas sean mayores que los activos.

¿Cómo se obtiene la masa hereditaria?

Cuando no se tiene claro el patrimonio del fallecido, es necesario iniciar una serie de trámites para investigarlo. Los siguientes son algunos de los procedimientos habituales:

  • Bienes inmuebles: solicitar una nota de localización de propiedades al Registro de la Propiedad.
  • Ajuar doméstico: valorarlo en un 3% del caudal relicto, excluyendo objetos de gran valor.
  • Cuentas y productos bancarios: obtener certificados de las cuentas y préstamos en entidades bancarias.
  • Registro de bienes muebles: consultar los registros de contratos sobre bienes muebles.
  • Vehículos a motor: acudir al registro de la Dirección General de Tráfico.
  • Consultar a personas o empresas que tuvieron relación con el fallecido para obtener información adicional sobre la herencia.

¿Qué opciones tengo ante una herencia?

Para que la masa hereditaria pase a ser propiedad de los herederos, es necesario aceptarla. Sin embargo, es importante recordar que aceptarla implica asumir tanto los activos como los pasivos de la herencia. Los herederos tienen tres opciones:

  • Aceptación simple de la herencia: el heredero responde de las deudas del causante, incluso con su propio patrimonio si es necesario.
  • Aceptación “a beneficio de inventario”: el heredero solo responde de las deudas hasta donde alcance su porción de bienes de la herencia.
  • Repudiar la herencia: el heredero puede rechazarla de manera irrevocable.

¿Qué plazo tengo para aceptar o repudiar la herencia?

Se puede aceptar o repudiar una herencia siempre y cuando no haya prescrito la acción para reclamarla, sujeta a un plazo de prescripción de 30 años según el artículo 1963 del Código Civil. Sin embargo, este plazo puede acortarse. El artículo 1005 del Código Civil permite que cualquier interesado acuda al Notario para que requiera al heredero o legatario a aceptar o repudiar la herencia en un plazo de 30 días. En caso de no manifestarse, la herencia se considera aceptada pura y simplemente.

¿Quién puede aceptar o repudiar la herencia?

La aceptación o repudiación de la herencia puede realizarse por cualquier persona con plena capacidad legal para disponer de sus bienes. A continuación, se mencionan algunas situaciones especiales:

  • Incapacitados: el tutor o curador puede aceptar la herencia a beneficio de inventario con autorización judicial.
  • Menores de edad: los padres o tutores pueden aceptar libremente la herencia, pero necesitan autorización judicial para repudiarla. Si el menor está emancipado, puede aceptarla a beneficio de inventario con el consentimiento de los padres o tutores.
  • Quebrados/concursados: pueden aceptar la herencia a beneficio de inventario, con autorización de los síndicos.
  • Personas jurídicas: sus representantes legales pueden aceptarla, pero necesitan autorización judicial para repudiarla.

Si te ha gustado este artículo, nos encantaría que lo comentaras o compartieras. Si tienes alguna duda, puedes contactarnos a través de nuestro formulario y trataremos de responder de la manera más rápida posible.

Etiquetas: caudal hereditario, caudal relicto, familia, herencia, masa hereditaria, sucesión

Categorías: Familia y sucesiones


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.