Cómo Evitar Heredar Deudas: Claves Legales para una Herencia Sin Sorpresas

Autor: Dudatis.com

Cómo Evitar Heredar Deudas: Claves Legales para una Herencia Sin Sorpresas

No es inusual que a la hora de heredar nos llevemos una desagradable sorpresa por las deudas heredadas. Esto ocurre cuando las deudas son mayores que los haberes de la herencia. Cuando esto ocurre el heredero se ve obligado a responder el pago de las mismas con su patrimonio personal, lo que puede llegar a ser un auténtico desastre.

Para evitar la mayor parte de los problemas derivados de herencias y testamentos, lo mejor es contar con el concurso de abogados expertos en herencias. Hoy veremos cómo evitar heredar deudas. Para ello, saber todos los resquicios de cómo aceptar una herencia son claves. Nuestros abogados expertos en reclamar deudas desgranan todo el proceso.

Se heredan por igual deudas y bienes

Esta es una cuestión que debe quedarnos a todos muy claro: se heredan por igual bienes y deudas. Así se recoge en nuestro Código Civil que es el que regula las herencias. Con el fallecimiento no se extinguen las deudas y los acreedores de éstas pueden actuar contra los herederos, pero solo pueden hacerlo si los herederos han aceptado la herencia. Por eso, no nos cansamos de explicar que la aceptación de una herencia debe tener una valoración previa. Siempre hay pros y contras a la hora de aceptarla.

Qué hacer ante una herencia

Básicamente existen dos opciones fundamentales a la hora de recibir una herencia: o bien aceptarla o bien rechazarla. Pero si lo que queremos es evitar heredar deudas y al mismo tiempo no renunciar a la herencia, tenemos una tercera vía. La aceptación de la misma a beneficio de inventario es la fórmula para evitar heredar deudas. Vamos a ver por encima cómo son las dos primeras vías, y después nos centraremos en la aceptación a beneficio de inventario.

La aceptación de una herencia es la declaración de que queremos convertirnos en heredero del fallecido, lo que implica aceptar todo, incluyendo las posibles deudas del fallecido. Podemos aceptar la herencia de forma expresa, ya sea en escritura notarial o mediante un documento privado, o de forma tácita, utilizando de alguna forma los bienes del fallecido. En ambas opciones, te declaras heredero. Ningún experto en herencias aconsejará la aceptación simple de una herencia, a menos que no exista ninguna duda de que la existencia de deudas supere a los bienes a heredar.

Por otro lado, la renuncia o rechazo de la herencia ha de ser expresa, bien en una escritura pública o judicialmente. Tanto la aceptación como el rechazo son irrevocables, no pueden hacerse de forma parcial ni con condiciones, ya que afectan a la totalidad de la herencia. Solo la tercera vía nos permite aceptar la herencia con condiciones y parcialmente.

Aceptar una herencia a beneficio de inventario

La aceptación a beneficio de inventario es la única forma que nos permite evitar heredar deudas. Con esta medida, se evita que las deudas del fallecido contaminen el patrimonio a heredar y que el heredero deba responder por ellas. Las deudas se liquidan con los bienes heredados y, en caso de que no alcancen para cubrir las deudas, los acreedores no podrán reclamar al heredero por lo no cobrado. Una vez pagadas las deudas, el remanente de los bienes se reparte entre los herederos.

Esta figura limita la responsabilidad del heredero y desliga el patrimonio heredado de los bienes del heredero. Además, da a los acreedores la oportunidad de cobrar sus deudas, ya que serían los primeros en recibir con el reparto de los bienes de la herencia.

Herencia a beneficio de inventario, requisitos

Para acogerse a esta tercera vía, se deben cumplir una serie de requisitos. La aceptación a beneficio de inventario debe ser expresa mediante documento público, ya sea ante Notario o ante un Juez, en los diez días siguientes a saber que se es heredero, o treinta días si no se reside en el mismo lugar que el causante. Se debe formar un inventario judicial del caudal hereditario, que incluye tanto los bienes como las deudas, y se debe nombrar un administrador de los bienes para abonar los pagos a acreedores y repartir a los legatarios de manera ordenada.

Es importante cumplir con los plazos, ya que se pueden perder las ventajas del beneficio de inventario si no se hacen las diligencias oportunas a tiempo. Cualquier manipulación deshonesta del inventario también puede llevar a perder este beneficio.

Renuncias a herencias en aumento

En los últimos años, ha habido un aumento significativo de renuncias a herencias en España. Esto se debe a diversos factores, no solo al impuesto de sucesiones, que varía entre comunidades autónomas. Otro motivo es el alto nivel de endeudamiento de las personas al fallecer. La esperanza de vida más larga, el alargamiento de la vida laboral y las hipotecas a largo plazo contribuyen a que las personas fallezcan con deudas considerables.

Las herencias envenenadas no solo se refieren al endeudamiento, sino también a bienes que no pueden venderse o viviendas que se convierten en la residencia habitual del heredero. Sumado a los impuestos, heredar sin arruinarse en España se vuelve cada vez más complicado.

Heredar sin arruinarse en España

Para heredar sin arruinarse en España, es crucial buscar asesoramiento profesional. Los abogados expertos en herencias conocen la legislación de cada comunidad autónoma y pueden ayudar a minimizar los gastos relacionados con herencias, sucesiones o donaciones en vida. La planificación de la herencia es esencial para evitar conflictos entre herederos y reducir el impacto de los impuestos.

Es importante planificar la herencia con instrucciones claras y precisas para aliviar la carga de los herederos en un momento emocionalmente difícil. Además, se pueden aplicar medidas para reducir los gastos, como la distribución equitativa de bienes y el uso de herramientas que limiten la disponibilidad de los mismos.

Los bienes a los parientes más cercanos

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones se aplica a partir de ciertas cantidades, y las reducciones en la base imponible varían según la relación de parentesco. Las mayores reducciones se aplican a los cónyuges, seguidos de los hijos, nietos y parientes colaterales. Por lo tanto, es recomendable adjudicar la herencia de manera que se beneficien los parientes más cercanos para aprovechar estas reducciones.

Dividir cuanto más mejor la herencia

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es progresivo, lo que significa que cuanto más se recibe, más se paga por él. Dividir la herencia en partes más pequeñas puede ayudar a reducir la carga fiscal. En estos casos, es posible utilizar herramientas que limiten la disponibilidad de los bienes para garantizar una distribución equitativa. Cada situación debe ser evaluada individualmente para tomar la mejor decisión.

Las donaciones en vida

Las donaciones en vida son otra herramienta para reducir los impuestos relacionados con las herencias. Sin embargo, la fiscalidad de las donaciones varía según la comunidad autónoma en la que se resida, por lo que es importante recibir asesoramiento legal para tomar decisiones informadas. También es esencial considerar la repercusión de otros impuestos, como el IRPF.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.