La Importancia de un Plan de Contingencia y Continuidad de Negocio en las Empresas

Autor: Dudatis.com

La Importancia de un Plan de Contingencia y Continuidad de Negocio en las Empresas

La seguridad es una sensación de total confianza que, como tal, no existe en los negocios. Todas las empresas, sin importar su tamaño, trayectoria o sector, deben estar preparadas, protegerse y saber cómo reaccionar ante posibles incidentes que puedan dañar su capacidad productiva, operativa o de reputación, poniendo en peligro la continuidad de la marca. Para hacer frente a esta imposible ausencia de riesgo es necesario contar con un Plan de Contingencia que contemple todos los peligros posibles.

¿Qué es un Plan de Contingencia?

Un Plan de Contingencia es un conjunto de procedimientos alternativos a la operatividad normal de una empresa. Su finalidad es permitir el funcionamiento de la organización, incluso cuando alguna de sus funciones deje de hacerlo debido a algún incidente interno o externo. Todas las instituciones deberían contar con un plan de contingencia actualizado, ya que es una valiosa herramienta basada en un análisis de riesgos.

¿Por qué fases transcurre todo plan de contingencia y continuidad de negocio?

Fase de Alcance

Esta fase tiene como objetivo conocer la viabilidad, el coste y la magnitud del proyecto que se va a abordar. Se analizan los empleados, sistemas informáticos, activos de información y procesos más críticos de la empresa. Dependiendo del tamaño de la empresa, es recomendable comenzar con las áreas o departamentos de mayor importancia para luego expandir el plan de continuidad a toda la organización. La implicación y el compromiso de la alta dirección de la empresa son fundamentales en esta etapa.

Fase de Análisis

En esta fase se obtiene la información necesaria para establecer los procesos de negocio críticos, los activos que los respaldan y las necesidades temporales y de recursos. Es importante reunirse con los usuarios finales del proceso elegido para tener un resultado lo más cercano posible a la realidad. También se analiza el impacto sobre el negocio y se determinan las amenazas y la probabilidad de impacto de las mismas. Se genera un plan de tratamiento de riesgos con soluciones específicas para cada medida adoptada.

Fase de definición de la estrategia

En esta fase se determinan las estrategias para evitar que una contingencia degrade el sistema de la empresa. También se evalúa si será posible recuperar los activos de la compañía en caso de desastre. En aquellos casos en los que no sea posible, se implementarán estrategias de recuperación.

Fase de Respuesta

En esta fase se seleccionan e implantan las estrategias de recuperación elegidas en la fase anterior. Se documenta el Plan de Crisis y las directrices para la recuperación de los entornos. El Plan de Crisis evita decisiones incorrectas o improvisadas y establece las condiciones para declarar una situación de crisis, el personal involucrado, los niveles de priorización en la recuperación, entre otros aspectos.

Fase de Prueba

En esta fase se desarrollan los planes de prueba y mantenimiento utilizando la infraestructura tecnológica de la empresa. Se realizan pruebas periódicas sobre los entornos definidos en el alcance, con la participación del personal técnico, externo y de los usuarios implicados. Se elabora un informe con los resultados y se realizan comprobaciones periódicas para verificar que todo esté en orden.

Fase de Concienciación

En esta última fase, se asegura que el personal técnico y los empleados de la compañía implicados en el plan de contingencia y continuidad de negocio conozcan su importancia y qué se espera de ellos. Se debe crear conciencia sobre el plan de crisis, las estrategias de recuperación, el impacto sobre el negocio y las responsabilidades de cada individuo. También se puede ofrecer formación al personal implicado para mejorar su conocimiento y habilidades.

¿Qué beneficios nos aportan estos planes?

Los Planes de Contingencia y Continuidad de Negocio ofrecen diversos beneficios para las empresas:

  • Permite mantener unos niveles de servicio en los límites definidos.
  • En caso de desastres, garantizan períodos de recuperación mínimos.
  • Permiten llevar un registro de actividad y alertas para analizar incidentes y evaluar los daños.
  • Ayudan a recuperar la situación inicial antes de que se produzca cualquier incidente de seguridad.
  • Evitan interrupciones en las actividades de la empresa, reduciendo el riesgo de pérdidas financieras.
  • Utilizan infraestructuras externas como respaldo.
  • Conservan la marca e imagen de la compañía, manteniendo la confianza de empleados, clientes y proveedores.
  • Cumplen con las obligaciones legales vigentes.
  • Facilitan la contratación de seguros para el negocio.
  • Permiten identificar áreas de mejora en la empresa.
  • Generan confianza en inversores y accionistas.

En el ámbito de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, existe la norma ISO 27001, que ofrece herramientas para implementar planes de contingencia y continuidad de negocio a través del Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI).

Planes de contingencia y continuidad basados en un SGSI

Recomendado para cualquier tipo de empresa que utilice un Sistema de Gestión de Seguridad de la Información según la normativa ISO 27001. Los pilares para la implementación de estos planes son:

  • Copias de seguridad: facilitan la recuperación de información en caso de pérdida o incidente de seguridad.
  • Borrado seguro de la información: elimina de forma segura datos privados o confidenciales.
  • Recuperación de datos: permite recuperar la información almacenada en diferentes soportes.
  • Archivo de datos: preserva documentos o correos electrónicos durante largos períodos.
  • Infraestructuras: tech- Técnicas y herramientas para el despliegue rápido de la infraestructura ante una pérdida.
  • Virtualización: tecnología que mejora la seguridad de los sistemas y facilita el aprovisionamiento de recursos.
  • Gestión y control del tráfico: permite tener el control del tráfico de red y proteger la información.
  • Monitorización: vigilancia en tiempo real de las infraestructuras de comunicación para detectar fallos o sobrecargas.
  • Recuperación de sistemas: herramientas y servicios que permiten una rápida recuperación de los sistemas.
  • Calidad de Servicio: conjunto de requisitos para garantizar un nivel de servicio adecuado en la transmisión de datos.

En resumen, contar con un Plan de Contingencia y Continuidad de Negocio es fundamental para garantizar la supervivencia de una empresa ante posibles incidentes. Estos planes ofrecen numerosos beneficios y pueden ser implementados utilizando herramientas como un SGSI basado en la norma ISO 27001. ¡No esperes a que ocurra un incidente para reaccionar, asegura la continuidad de tu negocio desde ahora!


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.