Qué es el convenio regulador de divorcio

Autor: Dudatis.com

Qué es el convenio regulador de divorcio

El divorcio lleva asociado una pérdida de obligaciones y derechos que se han tenido desde el momento en el que dio el comienzo del matrimonio. Aunque termine este vínculo y la convivencia, esto no quiere que finalice todo; y esto se debe a que hay una serie de cuestiones que se encuentran vinculadas con la pareja. La clave está en el Convenio Regulador de divorcio, el cual despierta muchas dudas que trataremos de resolver a lo largo de este artículo.

Qué es el convenio regulador de divorcio

El convenio regulador de divorcio es el documento en el que se encuentran plasmados los pactos que alcanzan los cónyuges tras haber llegado a su fin su relación. En él aparecen diferentes aspectos que están relacionados con el patrimonio de su unión y su vida personal. Una vez que se ha realizado la firma, queda establecida la manera en la que se llevará a cabo la relación entre ambos. No obstante, para que este pacto al que han llegado tenga validez, debe estar aprobado por un juez.

Es obligatorio que se llegue a este acuerdo tanto en el caso de que el divorcio sea solicitado por los dos cónyuges como si lo hace uno de ellos con el consentimiento de la otra parte. De esta manera, aunque se trate de un divorcio de mutuo acuerdo, se requiere de este documento para que sea presentado ante el juez junto con la correspondiente demanda de divorcio.

A pesar de que en todos los ámbitos es preferible llegar siempre a un acuerdo, no siempre es posible alcanzarlo. De hecho, en muchas ocasiones los cónyuges no llegan a un acuerdo; y por lo tanto no consiguen establecer un pacto ni sobre el propio divorcio ni sobre las medidas posteriores.

En un divorcio de común acuerdo se llega a un pacto para la separación y el convenio regulador correspondiente. Sin embargo, en aquellas situaciones en las que el divorcio es solicitado tan solo por uno de los miembros; y sin el consentimiento del otro, se habla de un divorcio contencioso.

En este tipo de situaciones se hace una solicitud de este consentimiento de forma judicial. Para ello se procede a presentar una demanda de divorcio contencioso, al que tendrá que acompañar su convenio regulador. La otra parte del matrimonio puede aceptar este o bien hacer una propuesta alternativa. En el caso de que no haya acuerdo entre las partes, tendrá que ser el juez el que establezca el convenio regulador correspondiente.

Qué se regula en el convenio regulador de divorcio

En el convenio regulador de divorcio se deben establecer una serie de puntos que son de gran importancia, como son los siguientes:

1. La guarda y custodia de los hijos en el caso de que los hubiese.

La guarda y custodia de los hijos es uno de los aspectos fundamentales a tratar en el convenio regulador. Aquí se debe determinar si el cuidado de los hijos recaerá en uno solo de los progenitores o si se establecerá una custodia compartida entre ambos.

2. Régimen de visitas.

Es necesario establecer cómo se desarrollará el régimen de comunicación y estancia de los hijos con aquellos padres que no tengan la custodia. Este aspecto también debe considerar el interés de los menores.

3. Uso de la vivienda familiar.

En el convenio regulador se debe establecer a quién le corresponderá el uso de la vivienda familiar y todos los bienes que se hayan adquirido durante el matrimonio.

4. Régimen económico matrimonial.

En el caso de que el matrimonio se haya casado en régimen de gananciales, es necesario liquidar la sociedad establecida durante el matrimonio.

5. Contribución a las cargas del matrimonio.

Es importante establecer la contribución de cada uno de los cónyuges en el sostenimiento de las diferentes cargas familiares. También se debe considerar la posibilidad de una pensión de alimentos en casos necesarios.

6. Pensión compensatoria.

En ocasiones, uno de los cónyuges debe compensar económicamente a la otra parte por la pérdida económica que le pueda suponer el divorcio.

Es fundamental tener en cuenta que, aunque los cónyuges lleguen a acuerdos privados, estos carecerán de validez legal si no son aprobados por un juez. El juez evaluará el convenio regulador y asegurará que no perjudique notablemente a ninguna de las partes o a sus hijos.

En función de la situación de cada matrimonio y de si tienen o no hijos, así como de otros aspectos como la existencia de una hipoteca, es necesario buscar el asesoramiento de profesionales para establecer el convenio regulador de la manera más adecuada y acorde a la ley. De esta manera, se evitarán posibles errores y se protegerán los derechos de ambas partes.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.