La ruptura de una pareja no casada desde el punto de vista legal

Autor: Dudatis.com

La ruptura de una pareja no casada desde el punto de vista legal

En España, las parejas no casadas gozan de reconocimiento legal, lo que incluye el derecho de ejercer la patria potestad sobre los hijos. Sin embargo, cuando se produce una ruptura en la relación surgen cuestiones que se deben zanjar a la brevedad posible. Una de las más importantes es con relación a los hijos en común, especialmente en lo referente a la custodia y la pensión alimenticia.

Separación o divorcio

En primer lugar, es importante determinar si la ruptura de una pareja no casada corresponde a un divorcio o a la separación. La respuesta a esta cuestión es realmente sencilla y no se presta a interpretaciones de ningún tipo.

El divorcio es la disolución del contrato matrimonial. Para divorciarse, es necesario primero casarse, pues no hay nada que disolver sin un contrato matrimonial de por medio. Entonces, en el caso que nos ocupa, la ruptura de una pareja no casada sencillamente corresponde a separación. No se puede demandar el divorcio porque no están unidos en sociedad matrimonial. Sin embargo, eso no significa que la separación anule las obligaciones previamente adquiridas.

Custodia de los hijos en común

Aunque no haya un contrato matrimonial que disolver, existen obligaciones que deban cumplirse, especialmente en relación a los hijos en común. La custodia de los hijos debe ser definida claramente, independientemente de la relación existente entre los padres. Es recomendable dejar por escrito todos los acuerdos para evitar desacuerdos futuros.

Existen 4 tipos de custodia para menores, siendo las más comunes la custodia monoparental y la compartida.

La custodia monoparental implica que solo uno de los progenitores ejerce la custodia de los hijos en común. El progenitor que no tiene la custodia deberá otorgar una pensión alimenticia destinada al cuidado y mantenimiento de los menores. Sin embargo, el padre que tenga la custodia no puede impedir que el otro progenitor visite a sus hijos, a no ser que haya una resolución judicial de por medio. De hecho, debe establecerse en la mayoría de los casos un régimen de visitas.

Por otro lado, la custodia compartida es una modalidad en la que ambos padres participan activamente en el cuidado y mantenimiento de los hijos en común. La forma en que se divide la custodia puede ser acordada entre los padres. En esta modalidad no se puede exigir una pensión alimenticia, ya que ambos progenitores participan activamente en cubrir las necesidades de los menores.

Cómo definir el régimen más adecuado

La mejor forma de determinar el tipo de custodia es por común acuerdo, pero es recomendable ponerlo por escrito para asegurar el cumplimiento de lo acordado. En caso de no haber acuerdo, los juzgados serán los encargados de definir el régimen de custodia para los hijos en común.

En casos donde los padres tengan propiedades en común, es indispensable aclarar quién tomará posesión de cada una para proceder a su liquidación.

En cualquier caso, es recomendable contar con la asesoría de abogados expertos en derecho de familia para asegurar que el resultado sea el mejor para todos los implicados.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.