El valor del convenio regulador o acuerdo de mediación en los procedimientos de familia

Autor: Dudatis.com

El valor del convenio regulador o acuerdo de mediación en los procedimientos de familia

En los procedimientos de familia, es común que las partes intenten llegar a un acuerdo sobre las medidas a adoptar. Para formalizar este acuerdo, suelen redactar y firmar un convenio regulador o un acuerdo de mediación. Sin embargo, en muchos casos estos acuerdos no se ratifican judicialmente.

¿Tiene valor un convenio o acuerdo firmado pero no ratificado?

Según la doctrina jurisprudencial, tanto el convenio regulador como el acuerdo de mediación firmados y no ratificados tienen carácter de negocio jurídico y, por lo tanto, son plenamente válidos y eficaces, a menos que exista algún vicio en el consentimiento prestado o que se hayan modificado las circunstancias de forma sustancial. En el caso de que haya menores involucrados, las medidas adoptadas en el acuerdo no deben ser contrarias a sus intereses.

Esta doctrina jurisprudencial no es nueva, ya que ha sido establecida desde hace más de 40 años por el Tribunal Supremo. A continuación, se mencionan algunas sentencias que respaldan esta postura:

Sentencia del 26 de enero de 1993

Esta sentencia establece que el convenio regulador firmado tiene carácter de negocio jurídico y que la falta de aprobación judicial no le quita validez como tal.

Sentencia del 22 de abril de 1974

En esta sentencia se discute la eficacia de un convenio regulador parcialmente firmado pero no presentado al juzgado. Se determina que este convenio tiene validez y eficacia como negocio jurídico, siempre y cuando no existan motivos de invalidez.

Sentencia de Pleno del 15 de octubre de 2018

Esta sentencia resuelve un caso en el que se reclama una pensión de alimentos para hijos menores de edad. Se establece que las medidas de derecho necesario, como la pensión de alimentos, son válidas siempre y cuando no sean contrarias al interés del menor.

Sentencia del Tribunal Supremo de 7 de noviembre de 2018

En esta sentencia se aborda la naturaleza del convenio regulador en situaciones de divorcio. Se determina que, aunque la falta de ratificación y homologación impide que forme parte del proceso judicial, el convenio conserva su eficacia como negocio jurídico.

En resumen, el convenio regulador o acuerdo de mediación firmado pero no ratificado sigue siendo un negocio jurídico válido y eficaz, vinculando a las partes que lo suscribieron. Solo podrá ser cuestionado si se acredita un cambio en las circunstancias tenidas en cuenta al momento de firmarlo, un perjuicio a los menores o un vicio en el consentimiento prestado.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.