Delito de abandono de familia por impago de las cuotas hipotecarias: una conducta penalmente sancionada

Autor: Dudatis.com

Delito de abandono de familia por impago de las cuotas hipotecarias: una conducta penalmente sancionada

En esta ocasión, nuestros expertos en Derecho Penal nos van a explicar en qué consiste el delito de abandono de familia por impago de las cuotas hipotecarias establecidas en un convenio regulador o resolución judicial.

Qué es el delito de abandono de familia

El artículo 227.1 del Código Penal define el delito de abandono de familia como el hecho de dejar de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos.

Por lo tanto, los elementos que integran el tipo penal son:

  • Dejar de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos
  • Cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos
  • Establecida en convenio regulador aprobado judicialmente o resolución judicial

Este delito está castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses.

Tradicionalmente, este delito se aplicaba principalmente a situaciones en las que uno de los progenitores no pagaba la pensión de alimentos de los hijos o la pensión compensatoria en favor del otro cónyuge. Sin embargo, el Tribunal Supremo ha ampliado su alcance en la reciente sentencia 348/2000 20, de 25 de junio, al otorgar el mismo tratamiento al impago de las cuotas hipotecarias.

Como vamos a ver, el Alto Tribunal considera que tanto el incumplimiento de las prestaciones económicas como el impago de las cuotas hipotecarias tienen en común el hecho de que el obligado al pago cubre las necesidades básicas de cónyuge e hijos.

¿Deben incluirse las cuotas hipotecarias en el concepto «prestación económica»? El TS responde.

La cuestión planteada al Tribunal Supremo es si dentro del concepto «prestación económica» se puede incluir el impago de las cuotas hipotecarias fijadas en un convenio regulador aprobado judicialmente o en una sentencia de divorcio o separación.

El tribunal establece que los elementos objetivos y subjetivos del tipo delictivo del artículo 227.1 del Código Penal son una conducta consistente en el impago reiterado de una prestación económica durante los plazos exigidos en el precepto legal. Además, considera doloso el comportamiento del acusado cuando, con conocimiento de la obligación de pagar, desatiende esa obligación impuesta en sentencia de divorcio, a pesar de tener capacidad económica para hacerlo.

Por otra parte, el Tribunal Supremo señala que las cuotas hipotecarias son cargas del matrimonio. Pero aclara que esto no tiene importancia puesto que el artículo 227.1 del Código Penal no establece distinción entre deuda de la sociedad de gananciales y carga del matrimonio.

Por lo tanto, con independencia de la calificación o naturaleza que se le atribuya a las cuotas hipotecarias, lo relevante es que cubren una necesidad básica, que el importe fue tenido en consideración al fijarse la pensión por alimentos de los hijos y que la vivienda familiar está afectada al interés más necesitado de protección: el de los hijos.

En resumen, el Tribunal Supremo considera que las cuotas hipotecarias constituyen una prestación económica a cargo de ambos progenitores y que el impago de las mismas integra el elemento del tipo exigido en el artículo 227.1 del Código Penal, por lo que se considera que se ha cometido un delito.

Conclusión: dejar de pagar la hipoteca porque sí, tiene consecuencias penales

No es infrecuente que uno de los ex cónyuges deje de pagar las cuotas de la hipoteca común por propia voluntad o por motivos personales. Sin embargo, como hemos visto, esto puede tener consecuencias penales. Dejar de abonar la hipoteca de la vivienda familiar puede ser considerado un delito de abandono de familia por impago de las cuotas hipotecarias.

Si una persona no puede hacer frente al pago de la hipoteca, debe solicitar una modificación de la sentencia o la suspensión extraordinaria o la moratoria del pago en caso de que surjan circunstancias sobrevenidas que lo impidan.

En caso de enfrentar problemas relacionados con el delito de abandono de familia, es recomendable contar con la asesoría de un abogado especializado en temas de familia para recibir el apoyo necesario en estos casos.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.