Qué es un juicio rápido y cuáles son sus tipos

Autor: Dudatis.com

Qué es un juicio rápido y cuáles son sus tipos

Cuando una persona es denunciada por parte de agentes y se ha notificado para que se celebre de manera inminente un juicio rápido, es posible que no conozca realmente de qué se trata realmente el mismo, razón por la cual es aconsejable que tengas en cuenta todo lo que te vamos a explicar a lo largo de las próximas líneas. En ellas lograrás aprender qué es un juicio rápido y cuáles son sus tipos.

Qué es un juicio rápido

Por juicio rápido se entiende a aquellos procedimientos penales que tienen por objetivo agilizar lo máximo posible los trámites correspondientes al enjuiciamiento del delito cometido.

Para que se pueda celebrar este tipo de juicio es necesario que se den una serie de circunstancias, que son las siguientes:

  • Que sea un delito indubitable. Para ello la policía tendrá que detener a la persona acusada y proceder a su disposición judicial.
  • Que la pena de prisión impuesta no supere los 5 años de duración.
  • Debe tratarse de una resolución de delito sencilla.
  • Las otras penas provistas deben tener una duración inferior a 10 años.

Los delitos que son juzgados mediante este procedimiento deben cumplir con estas características. De igual forma, en el artículo 795 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal se recogen los delitos que se pueden tratar de esta manera, que son:

  • Delitos de robo
  • Delitos de hurto
  • Aquellos delitos que tengan que ver contra la seguridad vial
  • Delitos de malos tratos
  • Delitos contra la propiedad intelectual e industrial
  • Los delitos que sean contra la salud pública
  • Delitos de hurto y robo de uso de vehículos
  • Delitos que afecten a los daños que se encuentran reflejados en el artículo 263 de dicha ley

Cómo se celebra un juicio rápido

El juicio rápido se desarrolla en dos fases. La primera de ellas es la fase de instrucción, en la que se reúnen todas las pruebas necesarias para que se pueda llevar a cabo el juicio, además de citar a la persona denunciada y a los posibles testigos que haya.

A continuación se lleva a cabo la fase de enjuiciamiento, en la cual se relatan los hechos que han tenido lugar. En el caso de que se llegue a establecer la que se denomina una sentencia de conformidad, previa negociación con el fiscal, la pena se verá reducida en un tercio. Por ello, en muchas ocasiones se busca esta opción.

En el caso de que no haya acuerdo, se celebrará un juicio oral en el Juzgado de lo Penal para proceder a dictar sentencia, una sentencia contra la que cabra recurso en un plazo de 5 días. Para ello habrá que realizarse el correspondiente escrito de apelación.

Tipos de juicio rápido

Por norma general, el juicio rápido tiene lugar en cuestión de unos días tras haber cometido presuntamente el delito. En todo caso, existe un plazo máximo de 15 días para que este se celebre.

Juicio por conducir sin permiso de conducción

Conducir sin tener en posesión el carnet de conducir, ya sea porque no se ha obtenido o por haber perdido por completo sus puntos, se considera un delito contra la seguridad vial. En este caso, para agilizar los trámites se recurre al juicio rápido.

Juicio por negativa a someterse a un control de alcoholemia

Negarse a realizar la prueba de alcoholemia es otro de los tipos de delitos que se pueden juzgar mediante un juicio rápido. En este caso estamos ante un delito de desobediencia a la autoridad, y está castigado con penas de 6 meses a 1 año; y con retirada del carnet de 1 a 4 años.

Juicio por amenazas

En el caso de los delitos de amenazas, también se realiza un procedimiento de juicio rápido, un delito que se encarga de castigar a aquellas personas que muestran su intención o que realizan una acción que tiene la finalidad de provocar un daño sobre otra persona.

Juicio por injurias

El delito de injurias, considerado un delito contra el honor, también es procesado mediante juicio rápido y conlleva unas penas de entre 3 y 14 meses. De esta forma se busca hacer frente a la expresión de opiniones ofensivas que puedan atentar contra la dignidad de una persona.

Juicio por delito leve

Los delitos leves se juzgan mediante juicios rápidos para agilizar así los procesos puesto que son de sencilla resolución.

Consideraciones sobre un juicio rápido

Más allá de lo mencionado, hay que tener en cuenta algunas consideraciones sobre los juicios rápidos, como:

  • Los delitos juzgados prescriben a los 5 años, ya que su pena no puede superar esos 5 años. No obstante, en el caso de los delitos leves, las injurias y las calumnias, prescriben al año.
  • En el caso de que hayas sido citado para la celebración de un juicio rápido sí es necesaria la presencia de un abogado, ya sea de oficio o uno contratado por ti.
  • Cuando se da un juicio rápido sin conformidad quiere decir que no hay acuerdo entre el acusado y el fiscal, lo que hace que se celebre un juicio oral en el Juzgado de lo Penal.

1 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


One comment

    […] Tipos de juicio rápido […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.