Qué debes saber sobre los delitos leves y la condena de costas en los juicios

Autor: Dudatis.com

Qué debes saber sobre los delitos leves y la condena de costas en los juicios

Los delitos leves son aquellos que antes de la Reforma de 2015 del Código Penal se consideraban faltas. Algunos ejemplos de delitos leves son las amenazas, estafas, lesiones, hurto o apropiación indebida.

El procedimiento de un juicio por delito leve

El procedimiento de un juicio por delito leve es más rápido que para otros tipos de delitos. En este caso, todo comienza con la denuncia del afectado, y aunque no se requiere la presencia de un abogado, es recomendable contar con uno. Durante el juicio, el juez llamará a declarar tanto al denunciado como al denunciante y a los testigos del hecho. Al finalizar, el juez decidirá la pena o la absolución para el supuesto infractor.

Es importante destacar que si hay un abogado presente, las costas derivadas del juicio podrían imponerse si el juez considera que hubo mala fe en la denuncia o en la actitud del denunciado.

Regulación del procedimiento de un delito leve

El tratamiento de un delito leve se encuentra regulado en el Libro VI del procedimiento para el juicio sobre delitos leves de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, específicamente en los artículos 962 a 977.

La condena en costas en juicios leves

En los juicios por delito leve, la presencia de un abogado no es preceptiva. La condena en costas para este tipo de juicios queda a criterio del juez, aunque siempre existe un control y un fundamento legal detrás.

Según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en las citaciones para el juicio se informará a las partes de que pueden ser asistidos por abogado si lo desean. Sin embargo, para el enjuiciamiento de delitos leves que lleven aparejada pena de multa de al menos seis meses, se aplicarán las reglas generales de defensa y representación.

Una vez que se dicta la resolución, la condena en costas es cero, es decir, no se imponen gastos a ninguna de las partes en el juicio, a menos que se trate de un delito leve con pena de multa con límite máximo de 6 meses.

Es importante tener en cuenta que en otras jurisdicciones, la condena en costas puede basarse en la temeridad de las pretensiones.

La condena en costas

La condena en costas es la imposición del pago de los gastos procesales imprescindibles que se originan como consecuencia de la tramitación de actos procesales en los que han incurrido dos partes en el juicio. No deben confundirse los gastos procesales con las costas, ya que estas últimas pueden ser objeto de la condena.

Una vez que finaliza el proceso judicial, el juez decide si impone el pago de las costas a alguna de las partes en litigio o a ninguna de ellas. La imposición de esta condena está regulada por la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley 1/23013 y la Ley de Enjuiciamiento Criminal.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.