La comisión por omisión y la posición de garante en el derecho penal

Autor: Dudatis.com

La comisión por omisión y la posición de garante en el derecho penal

En el ámbito del derecho penal, es importante comprender la figura de la comisión por omisión y la posición de garante. Estos conceptos son fundamentales para determinar la responsabilidad de una persona en la comisión de un delito. A continuación, explicaremos en qué consisten y su relevancia en el marco legal.

Qué es la comisión por omisión desde el punto de vista penal

La comisión por omisión se refiere a los casos en los que una persona, a través de su negligencia o falta de acción, contribuye a la ocurrencia de un delito. Para que se pueda considerar que se ha cometido un delito por omisión, deben cumplirse los siguientes aspectos:

  • No se evita el resultado final: Es decir, cuando la falta de cuidado o atención de una persona provoca la muerte u otro resultado dañino para otra persona. Esto implica que los progenitores tienen la responsabilidad de cuidar y proteger a sus hijos.
  • El resultado no evitado es típico: El resultado debe ser previsible y estar dentro de los límites establecidos por la ley.
  • Existencia de un deber jurídico: La persona debe tener una obligación legal o contractual de actuar para evitar el resultado.

Estos criterios están recogidos en el artículo 11 del Código Penal, el cual establece que los delitos pueden ser tanto acciones como omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley.

Qué es la posición de garante

La posición de garante se refiere a las obligaciones específicas que recaen sobre determinadas personas en virtud de su relación con otras o de situaciones de peligro. Estas obligaciones pueden ser establecidas por ley, contrato o por la generación de una situación de riesgo.

Por ejemplo, los familiares cercanos tienen la obligación de asistir y proteger a sus parientes en virtud de las obligaciones familiares establecidas legalmente. Asimismo, las personas que generan una situación de peligro tienen la responsabilidad de evitar que ese riesgo se convierta en un resultado dañino.

El delito de omisión del deber de socorro

El Código Penal tipifica como delito de omisión de socorro la conducta de no prestar ayuda a una persona que se encuentre en peligro manifiesto y grave, cuando se pueda hacer sin poner en riesgo propio ni de terceros. Este delito se castiga con penas mayores si el culpable es un profesional de la salud que deniega la asistencia sanitaria o abandona los servicios sanitarios, poniendo en riesgo la salud de las personas.

El delito de omisión del deber de socorro es un comportamiento pasivo que va en contra del deber general de solidaridad y ayuda que debe existir en una comunidad. Se penaliza esta falta de solidaridad mínima ante situaciones de peligro para la integridad física o la salud.

En cuanto a las penas, el delito de omisión del deber de socorro lleva consigo multas que varían según la gravedad y el tipo de omisión. Además, en el caso de la omisión agravada, se impone una pena accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión.

Resumiendo, la comisión por omisión y la posición de garante son conceptos fundamentales en el derecho penal. La primera se refiere a la responsabilidad de una persona por su falta de acción, mientras que la segunda establece las obligaciones específicas que recaen sobre ciertos individuos. Estos conceptos son relevantes a la hora de determinar la responsabilidad y las penas en casos de omisión de socorro u otros delitos por omisión. Es importante tener en cuenta que el incumplimiento de estas obligaciones puede tener consecuencias legales significativas.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.