El quebrantamiento de condena: un delito que atenta contra la función jurisdiccional

Autor: Dudatis.com

El quebrantamiento de condena: un delito que atenta contra la función jurisdiccional

El quebrantamiento de condena es un delito que se comete cuando se infringen las penas de prisión, las medidas de seguridad y las medidas cautelares que han sido impuestas en un proceso penal. En este artículo, analizaremos la regulación de este delito, el agravamiento de la pena y las consecuencias para aquellos que facilitan el quebrantamiento de condena.

Regulación del quebrantamiento de condena

El quebrantamiento de condena está debidamente regulado en el Título XX del Código Penal, específicamente en el Capítulo VIII. Según el artículo 468, aquellos que quebranten su condena, prisión, medida cautelar, medida de seguridad, conducción o custodia, pueden recibir una pena de prisión de 6 meses a un año si están privados de libertad y una multa de 12 a 24 meses en los demás casos.

Además, se establece que aquellos que quebranten una pena incluida en el artículo 48 del Código Penal o una medida cautelar o de seguridad impuesta en procesos criminales en los que el ofendido sea una de las personas recogidas en el artículo 173,2, recibirán una pena de prisión de 6 meses a un año. Lo mismo ocurre con aquellos que quebranten la medida de libertad vigilada.

Otro aspecto importante es aquellos que perturben el funcionamiento o inutilicen los dispositivos técnicos dispuestos para controlar el cumplimiento de las medidas de seguridad, penas o medidas cautelares. En estos casos, se establece una pena de multa de 6 a 12 meses.

Agravamiento de la pena por quebrantamiento de condena

En ciertos casos, la pena por quebrantamiento de condena puede ser aumentada. Según el artículo 469 del Código Penal, aquellos que recurran a la violencia o intimidación al fugarse del lugar en el que se encuentran regulados recibirán una pena de prisión de 6 meses a cuatro años.

Además, en el artículo 471 se establece que la pena será superior en grado para los funcionarios públicos que ayuden al quebrantamiento de la condena de la persona investigada. Estos funcionarios también enfrentarán una pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público de 6 a 10 años si el fugitivo está condenado por sentencia ejecutoria.

¿Qué pasa cuando alguien facilita el quebrantamiento de condena?

Según el artículo 470 del Código Penal, aquellos que ayuden a una persona investigada al quebrantamiento de condena también enfrentarán consecuencias legales. En el caso de particulares que proporcionen ayuda para la evasión de un preso, detenido o condenado, se establece una pena de prisión de 6 meses a un año y una multa de 12 a 24 meses.

Si el quebrantamiento de condena se lleva a cabo empleando violencia, intimidación, soborno o fuerza en las cosas, la pena de prisión puede ser de 6 meses a 4 años. En el caso de que la persona ayudada sea alguien incluido en el artículo 454 del Código Penal, se impondrá una pena de multa de 3 a 6 meses.

Nuestras conclusiones

El quebrantamiento de condena es un delito que atenta contra la función jurisdiccional de la ejecución de lo juzgado en el ámbito penal. Es importante tener en cuenta la regulación de este delito, así como las penas de prisión y multa que se pueden imponer en cada caso. Además, aquellos que faciliten el quebrantamiento de condena también pueden enfrentar consecuencias legales. Por lo tanto, es fundamental cumplir con las disposiciones legales para evitar incurrir en este tipo de irregularidades.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.