El delito de malversación: características y consecuencias legales

Autor: Dudatis.com

El delito de malversación: características y consecuencias legales

El delito de malversación es una figura legal que genera muchas dudas y es importante comprender en qué consiste y cuáles son sus consecuencias. En primer lugar, debemos señalar que se trata de un delito de administración desleal o apropiación indebida que solo puede ser cometido por una autoridad o funcionario público.

Especialidades del delito de malversación

Dentro de las especialidades del delito de malversación, encontramos que solo puede ser cometido por una autoridad o funcionario público. Según el Código Penal, una autoridad es aquel miembro de algún tribunal, órgano colegiado o corporación con mando o jurisdicción propia. Por otro lado, un funcionario público es aquel que, por disposición de la ley o por nombramiento de una autoridad competente, participa en el ejercicio de funciones públicas.

Además, el delito de malversación recae sobre el patrimonio público, comprendiendo todas aquellas partidas presupuestarias asignadas a los diferentes departamentos gubernamentales para la ejecución de gasto público.

Regulación de los delitos de malversación

Los delitos de malversación están regulados en los artículos 432 a 345 bis del Código Penal. Estos establecen que la autoridad o funcionario público que cometa el delito de malversación sobre el patrimonio público, será sancionado con pena de prisión de 2 a 6 años, inhabilitación especial para el cargo o empleo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por un periodo de 6 a 10 años.

En casos en los que se haya causado un grave daño o entorpecimiento al servicio público, o que el valor del perjuicio provocado o de los bienes apropiados supere los 50.000 euros, se aplicará una pena de prisión de 4 a 8 años y la inhabilitación absoluta de 10 a 20 años.

Tipos de malversación

Existen dos tipos de malversación: la malversación apropiativa y la malversación de uso. La primera consiste en que la autoridad o funcionario se apropia de los recursos públicos para beneficio personal, mientras que la segunda ocurre cuando desvía los recursos públicos de su fin apropiado.

La malversación impropia

La malversación impropia, también conocida como desfalco, ocurre en situaciones específicas. Por ejemplo, cuando los sujetos activos del delito son designados como caudales públicos o depositarios de fondos, o cuando los particulares son responsables de rentas, fondos o efectos de las Administraciones Públicas.

En conclusión, es fundamental entender las características y consecuencias legales del delito de malversación. Esta figura legal está reservada para autoridades o funcionarios públicos que se apropian indebidamente de los recursos públicos, lo cual está penado por la ley con prisión e inhabilitación. Es importante cumplir y respetar la legislación vigente para garantizar la transparencia y el buen uso de los recursos públicos.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.