El concurso de acreedores ordinario y la introducción del concurso express

Autor: Dudatis.com

El concurso de acreedores ordinario y la introducción del concurso express

El concurso de acreedores ordinario es un procedimiento judicial al que tienen que acudir las empresas y personas físicas que se encuentran en una situación de insolvencia, y que no pueden pagar a sus acreedores. Durante el proceso, el juez se encarga del nombramiento de un administrador concursal, quien es el encargado del análisis exhaustivo de los datos económicos y de verificar el cumplimiento de las obligaciones legales. Este procedimiento puede derivar en responsabilidades si se demuestra una mala gestión.

Sin embargo, el problema del procedimiento en el concurso de acreedores ordinario es que es muy largo y costoso. En la mayoría de los casos, las empresas se encuentran con problemas de falta de liquidez para pagar a sus acreedores y asumir los costos judiciales y los honorarios del administrador concursal.

¿Qué es el concurso express?

Para solucionar esta problemática, se introdujo el concurso express en la Ley Concursal 22/2003. El concurso express es un procedimiento judicial que permite al juez, durante el mismo auto de apertura del concurso, acordar su finalización y la extinción inmediata de la sociedad en casos en los que esta no disponga de bienes. Esto acelera el proceso y reduce los costos, ya que no es necesario liquidar los bienes ni designar un administrador concursal.

Requisitos del concurso express

Para acogerse al concurso express, cualquier empresario o empresa insolvente debe cumplir con ciertos requisitos. Primero, no disponer de bienes para poder hacer frente a las deudas y costos de un procedimiento de concurso ordinario. También es necesario que no haya activos para liquidar y continuar con la actividad empresarial.

Además, el juez debe cerciorarse de que la masa activa de la empresa no es suficiente para satisfacer los gastos del procedimiento, que no sea previsible ejercer acciones de reintegración o responsabilidad de terceros, y que no sea previsible que el concurso pueda ser clasificado como culpable.

Las fases del concurso de acreedores express

El procedimiento del concurso de acreedores express comienza con la solicitud del interesado, que debe presentar una documentación similar a la requerida en un concurso ordinario. Esta documentación incluye una memoria con el historial económico del deudor, datos sobre el matrimonio y el régimen económico si el deudor está casado, información de los administradores y socios en el caso de personas jurídicas, inventario de bienes y derechos, relación de acreedores, relación de trabajadores y documentos contables.

La diferencia principal entre el concurso de acreedores express y el ordinario es que no se requiere el nombramiento de un administrador concursal. El juez se encarga de examinar la documentación y puede dictar un auto en el que declare la conclusión del concurso si considera que la sociedad no es capaz de satisfacer los créditos o los costos del procedimiento. Este auto será publicado en el BOE y podrá ser impugnado.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.