Tipos de Despido en España

Autor: Dudatis.com

Tipos de Despido en España

El despido es el acto en el cual una empresa termina la relación laboral con un trabajador. En España, los detalles relacionados con los despidos laborales están delineados en el Estatuto de los Trabajadores, específicamente en su artículo 49. A continuación, exploraremos los diferentes tipos de despido que existen en este país.

1. Despido Procedente

Este tipo de despido se lleva a cabo de acuerdo a la normativa vigente. Puede ser un despido objetivo o un despido disciplinario.

El despido objetivo ocurre cuando existen causas permitidas por la Ley, como motivos organizativos, de producción, técnicos o económicos. También puede ser un despido colectivo que afecta a un número considerable de trabajadores. Para llevar a cabo este último tipo de despido, es necesario acogerse a un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). En este proceso, el trabajador tiene derecho a recibir los pagos correspondientes al despido, incluyendo las prestaciones generadas hasta el momento.

Por otro lado, el despido disciplinario se produce debido a un comportamiento grave del trabajador que ha causado problemas en la empresa, ya sea en términos de producción, logística o internos. Las situaciones más comunes están relacionadas con la indisciplina del trabajador, como no presentarse a trabajar, llegar tarde constantemente o ausentarse sin autorización. Sin embargo, existen otras razones que también pueden ser consideradas como causas para un despido disciplinario. Para llevar a cabo este tipo de despido de manera adecuada, es importante revisar las causas establecidas en la normativa vigente y contar con la asesoría de un abogado especialista para evitar cualquier responsabilidad legal.

2. Despido Improcedente

Como su nombre indica, este tipo de despido no cumple con las condiciones necesarias para llevarse a cabo, ya sea por la falta de una causa justificable o porque no se ha seguido el procedimiento establecido por la ley. En muchas ocasiones, el empresario realiza el despido sin notificar por escrito al trabajador. Aunque pueda haber razones válidas para realizar el despido, si no se sigue el procedimiento adecuado, el despido no será válido según la legislación laboral.

Es importante destacar que solo un tribunal puede declarar un despido como improcedente. En consecuencia, al no existir una causa justificada para el despido, la empresa deberá reintegrar al trabajador en su antiguo puesto de trabajo y pagar los salarios no percibidos como resultado del despido improcedente. También se deberá otorgar una indemnización al trabajador.

3. Despido Nulo

El despido nulo tiene consecuencias muy similares al despido improcedente. La característica principal de este tipo de despido es que el empleador viola los derechos fundamentales y libertades del trabajador. Esto implica que el trabajador no ha dado motivo alguno para la rescisión del contrato y que el empleador carece de fundamentos para llevar a cabo el despido. En este caso, se espera que el empleador pague los salarios no percibidos por el trabajador y lo restituya en su puesto de trabajo.

Es fundamental tener un conocimiento claro de los diferentes tipos de despido antes de iniciar un proceso legal. Esto se debe a que los tribunales desestimarán cualquier argumento que vaya en contra de lo establecido en la legislación laboral. Si un trabajador decide impugnar un despido, es esencial contar con la asesoría de abogados especialistas en derecho laboral para presentar la correspondiente alegación.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.