Qué pasa con los trabajadores cuando una empresa se disuelve

Autor: Dudatis.com

Qué pasa con los trabajadores cuando una empresa se disuelve

En una época como la actual es muy frecuente que surjan dudas en los trabajadores con respecto a lo que ocurre con diferentes situaciones que pueden llegar a darse en el terreno laboral. Una de ellas es saber lo que ocurre con los trabajadores cuando una empresa se disuelve. Ya sea por problemas de liquidez o jubilación del empresario, es un problema al que tienen que enfrentarse muchas personas. Para un empresario, el cierre de su empresa puede llegar a suponerle grandes pérdidas económicas, aunque en otras ocasiones es una solución antes de que el problema vaya a más.

¿Qué pasa con los trabajadores?

Los motivos por los cuales un negocio puede cerrar pueden ser varios, desde jubilación, fallecimiento, incapacidad del empresario, falta de solvencia, etcétera. Una de las primeras consecuencias de ello es el despido de los trabajadores. Estos tienen derecho, en todos los casos, a cobrar una indemnización. En el momento que una empresa cesa su actividad por problemas de liquidez, esto no supone que el empleado tenga todo perdido, por lo que podrá recibir una compensación por ello.

¿Cuál es la indemnización por un despido por cierre de empresa?

Cuando un negocio decide cesar su actividad, debes cumplir con una serie de requisitos antes de que pueda producirse el despido de los trabajadores. Para que sea efectivo el despido, el empresario debe notificar por escrito el mismo a sus trabajadores, en el cual deben exponerse y justificarse los motivos del mismo, es decir, una carta de despido. A partir de ese momento será responsabilidad del propio empresario el ofrecer la indemnización correspondiente a los trabajadores.

De acuerdo a lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores, la compensación es de 20 días de salario por año trabajado, siendo el máximo fijado en doce mensualidades. En este caso hay que tener en cuenta que esta compensación no varía, independientemente de que se trate de un despido objetivo o un despido colectivo por cese de actividad.

Aunque es responsabilidad de la empresa hacerse cargo del pago de la indemnización, es posible que esta no quiera efectuar los pagos o no pueda hacer frente a los mismos por insolvencia económica. En el caso de que ocurra esta situación, los derechos del trabajador siguen estando protegidos por la ley. Para ello es necesario que en la carta de despido por cierre, la empresa pueda manifestar esta imposibilidad de pagar las compensaciones a los trabajadores.

Si eres consciente de que la empresa puede hacer frente al pago de la indemnización pero dice lo contrario, se puede reclamar judicialmente. En el caso de que se demuestre que puede hacerse cargo, tendría que abonarlas y, además, tendría consecuencias. En este tipo de casos la cuantía de la compensación alcanzaría los 45 días de salario por año trabajado; y el límite sería de 42 mensualidades.

El finiquito en los despidos objetivos

Además de la indemnización que se pueda percibir tras el despido por la disolución de una empresa, tienes derecho a un finiquito. Este derecho se encuentra recogido en el Estatuto de los Trabajadores; indicando que la empresa debe abonarlo en todo caso al trabajador tras finalizar su relación laboral, con independencia del tipo de despido.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.