El acoso sexual en el lugar de trabajo: un problema que no se denuncia lo suficiente

Autor: Dudatis.com

El acoso sexual en el lugar de trabajo: un problema que no se denuncia lo suficiente

Alrededor del 75% de las personas que sufren acoso en el lugar de trabajo no lo mencionan a un superior o representante sindical. Una de las principales razones es que los empleados temen sufrir represalias en el trabajo. Sin embargo, otra posible razón para no informar es que los empleados que están sujetos a un comportamiento inapropiado no tienen claro cuándo cruzan la línea hacia el acoso ilegal. En la sociedad actual, el acoso sexual a menudo adquiere formas más sutiles, es muy probable que ocurra a través de correos electrónicos, redes sociales u otros lugares fuera de la oficina.

Qué es el acoso sexual y sus manifestaciones

Dedicamos esta publicación a analizar qué es el acoso sexual, actos considerados acoso sexual, ámbito donde se produce y qué hacer si eres víctima del mismo.

Concepto de acoso sexual

El acoso sexual es un comportamiento sexual no deseado que es ofensivo, humillante o intimidante. Puede realizarse por escrito, de forma verbal o física, y puede producirse en persona u online. Pueden ser víctimas de acoso sexual tanto hombres como mujeres. Cuando sucede en el trabajo, la escuela o la universidad, puede equivaler a discriminación sexual. El acoso sexual incluye avances sexuales no deseados, solicitudes de favores sexuales y otro acoso verbal o físico de naturaleza sexual en el lugar de trabajo o en el entorno de aprendizaje. El acoso sexual no es únicamente un comportamiento sexual dirigido a una persona específica. Por ejemplo, los comentarios negativos sobre las mujeres como grupo pueden ser una forma de acoso sexual.

Manifestaciones del acoso sexual

El acoso sexual puede manifestarse de diferentes formas. Puede ser físico, verbal o conductual.

Físicas: La conducta física de naturaleza sexual incluye todo contacto físico no deseado, desde el contacto físico hasta la agresión sexual y la violación.

Verbales: Las formas verbales de acoso sexual incluyen insinuaciones, sugerencias y pistas no deseadas, avances sexuales, comentarios con connotaciones sexuales, bromas o insultos relacionados con el sexo o comentarios gráficos no deseados sobre el cuerpo de una persona.

Conductuales: Dentro del acoso sexual de carácter conductual se incluyen actuaciones como mensajes, llamadas, notas, emails o whatsapp con contenido sexual y/o amenazante, invitaciones persistentes para participar en actividades no exclusivamente laborales y solicitar favores sexuales o amenazar con perder algún derecho/beneficio si no se realizan las conductas sexuales.

Ámbitos donde se puede producir el acoso sexual

El acoso sexual puede ocurrir en el trabajo o en el entorno de aprendizaje, como una escuela o universidad. Puede suceder en muchos escenarios diferentes, incluidas conversaciones fuera del horario de atención, intercambios en los pasillos y entornos fuera de la oficina de empleados o compañeros.

Diferencias entre abuso, agresión y acoso sexual

El abuso sexual puede incluir muchas cosas diferentes, desde tocar a una víctima de manera sexual hasta obligar a la víctima a tocar al perpetrador de manera sexual. La agresión sexual se utiliza para describir actos delictivos de naturaleza sexual, desde tocar y besar no deseados hasta frotar, manosear u obligar a la víctima a tocar al perpetrador de manera sexual. El acoso sexual es un término más amplio que incluye tanto la coerción sexual como la atención sexual no deseada.

Qué hacer si eres víctima de acoso sexual

Si estás siendo víctima de acoso sexual, es importante que tomes medidas para protegerte y detener la situación. Algunas acciones que puedes tomar incluyen:

Habla con el acosador: Si te sientes seguro, habla con la persona que te acosa sobre su comportamiento ofensivo y sé lo más específico posible sobre el comportamiento que consideras inapropiado.

Quéjate a tu superior: Informa a tu superior sobre el comportamiento ofensivo y los pasos que has tomado para resolver el problema. Si no te sientes seguro hablando directamente con el acosador, comunica el problema con tu superior o con el departamento de recursos humanos y guarda una copia de tu queja por escrito.

Sigue el proceso de quejas de tu empleador: Si tu empresa tiene un proceso específico para manejar las quejas de acoso sexual, sigue ese procedimiento y mantén un registro de todas las acciones que tomes.

Lleva un diario: Mantén un diario en el que documentes todos los incidentes de acoso sexual y tus intentos de resolver el problema. Registra la fecha, la hora y los testigos de cada incidente.

Guarda copias de todo lo ofensivo: Consérvalo cualquier evidencia de acoso sexual, como notas, correos electrónicos o mensajes, que puedas necesitar para respaldar tu denuncia.

Guarda copias de tus registros laborales: Haz copias de todos los documentos relacionados con tu trabajo, como evaluaciones o memorandos, que puedan ser relevantes para tu denuncia.

Habla con los compañeros: Si es posible, comunícate con otros compañeros de trabajo para buscar apoyo, encontrar testigos o identificar otras posibles víctimas de acoso.

Presenta una queja administrativa: Si es necesario, presenta una queja formal ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo para buscar justicia y protección.

Comunícate con un abogado: Si tus intentos iniciales para detener el acoso no resuelven el problema, busca asesoramiento legal de un abogado especializado en discriminación laboral.

El acoso sexual en el Código Penal español

El acoso sexual es considerado un delito en el Código Penal español. El artículo 184 del Código Penal establece que el acosador sexual es aquel que solicita favores de naturaleza sexual a otra persona dentro del mismo entorno laboral o docente y crea una situación intimidatoria o humillante.

Para que exista un delito de acoso sexual, se requiere que la solicitud de favores sexuales ponga a la víctima en una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante. Además, la conducta debe realizarse en un entorno laboral, docente o de prestación de servicios y el autor debe actuar con dolo.

En conclusión, el acoso sexual es un problema serio que afecta a muchas personas en el lugar de trabajo y en otros ámbitos. Es importante que las víctimas tomen medidas para protegerse y buscar justicia. Con una mayor conciencia y acciones firmes contra el acoso sexual, podemos trabajar hacia un entorno laboral más seguro y respetuoso.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.