Garantías en Préstamos Bancarios: Cláusula de Afianzamiento y Beneficio de Excusión

Autor: Dudatis.com

Garantías en Préstamos Bancarios: Cláusula de Afianzamiento y Beneficio de Excusión

En la mayoría de los casos, cuando solicitamos un préstamo a un banco u otra entidad financiera, se nos exige ofrecer garantías que respalden la devolución del dinero prestado. Estas garantías, aunque comunes en el ámbito financiero, conllevan una serie de obligaciones y, en ocasiones, consecuencias que a menudo pasan desapercibidas para los solicitantes de préstamos. Desde Dudatis.com, siempre enfatizamos la importancia de leer detenidamente todos los documentos que firmamos, especialmente cuando se trata de garantías financieras, ya que desconocer sus implicaciones puede ser grave.

Qué es la Cláusula de Afianzamiento en un Préstamo

La Cláusula de Afianzamiento es una condición que asegura a la entidad financiera el cobro del préstamo otorgado. En esta cláusula, una tercera persona, conocida como fiador o avalista, se compromete a asumir la deuda en caso de que el deudor principal no pueda hacer frente al pago. En esencia, esta cláusula garantiza que la entidad reciba su dinero incluso si el deudor no cumple con sus obligaciones financieras.

Qué es el Beneficio de Excusión

El Beneficio de Excusión, establecido en el artículo 1830 del Código Civil, es un beneficio legal que protege al fiador o avalista. Según este beneficio, el fiador no puede ser obligado a pagar la deuda mientras el deudor principal cuente con suficientes activos para hacerlo. Para comprender mejor este concepto, consideremos un ejemplo:

Imagina que un joven solicita un préstamo hipotecario respaldado por sus padres como avalistas. Cuando el joven deja de pagar el préstamo, el banco se dirige a los padres, quienes han firmado la Cláusula de Afianzamiento y están obligados a asumir la deuda de su hijo. Sin embargo, los padres son conscientes de que su hijo posee bienes suficientes en territorio español para cubrir los pagos al banco.

El Beneficio de Excusión permite a los padres evitar pagar la deuda, simplemente comunicando al banco la existencia de los activos de su hijo. En este escenario, el banco debe tomar medidas rápidas para reclamar el pago al joven deudor, ya que cualquier retraso podría hacer que este venda sus activos. Si eso sucede, los padres no serán responsables de la deuda, gracias al Beneficio de Excusión.

Cómo Puedes Aprovechar este Beneficio

Para aprovechar el Beneficio de Excusión, sigue el ejemplo anterior. Cuando los padres informan al banco sobre los activos de su hijo y se confirma que son suficientes para cubrir la deuda, quedan exentos de la responsabilidad de pago. En este punto, la entidad bancaria debe actuar con celeridad para reclamar el pago al deudor, ya que el avalista está libre de cualquier obligación.

Es esencial comprender que una vez que se tiene conocimiento de los activos, la entidad no puede demorar la acción de reclamación, ya que el fiador ya está eximido de cualquier responsabilidad.

Nulidad de la Cláusula de Afianzamiento

Es importante destacar que una cláusula de afianzamiento puede declararse nula en ciertas circunstancias. Esto ocurre cuando la entidad financiera no cumple con la transparencia adecuada en sus acuerdos con los clientes. Todas las cláusulas en un contrato deben explicarse de manera clara y comprensible, de modo que los firmantes comprendan lo que están aceptando y las consecuencias de hacerlo.

Los clientes deben estar informados sobre la existencia del Beneficio de Excusión y cómo pueden aprovecharlo. Si existe una cláusula de renuncia a este beneficio, también debe explicarse de manera clara y destacada. En casos en los que estas condiciones no se cumplan, y se demuestre que la persona que firma el contrato no estaba consciente de ello o no entendía completamente el acuerdo, la cláusula de afianzamiento puede declararse nula, como lo han dictaminado sentencias previas.

Cláusula de Renuncia al Beneficio de Excusión

En ocasiones, los bancos no solo omiten explicar adecuadamente el Beneficio de Excusión, sino que también incluyen una cláusula de renuncia a este derecho. Esto puede complicar la situación para la persona que firma el aval. En el ejemplo anterior, si los padres hubieran aceptado una cláusula de renuncia al Beneficio de Excusión sin estar conscientes de ello, habrían quedado obligados a pagar la deuda de su hijo sin posibilidad de liberarse de esa responsabilidad.

Una vez que se firma una cláusula de renuncia al Beneficio de Excusión, se pierde la oportunidad de evitar el pago en caso de que el deudor principal no cumpla con sus obligaciones. La entidad bancaria buscará el pago directamente al avalista en cuanto el deudor deje de pagar las cuotas del préstamo. Por lo tanto, es crucial que cualquier contrato que incluya una cláusula de renuncia al Beneficio de Excusión esté claramente detallado, resaltando las implicaciones de esta renuncia. En los casos en que no se cumplan estos requisitos y se demuestre que la persona que firmó el contrato no estaba adecuadamente informada, la cláusula de renuncia puede declararse nula.

Sentencia de Anulación de Aval

El artículo 1831 del Código Civil establece: «La excusión no tiene lugar cuando el fiador haya renunciado expresamente a ella». La renuncia debe ser explícita y conocida por todas las partes firmantes. La nulidad del aval se basa en la falta de conciencia de la persona que lo firma y asume obligaciones que podrían haber evitado si hubiera estado debidamente informada. Una sentencia del Consejo General del Poder Judicial en 2018 ejemplifica cómo un contrato puede declararse nulo debido a la falta de transparencia en su lenguaje.

Una pequeña conclusión

Comprender las garantías y los beneficios legales asociados a los préstamos bancarios es fundamental para evitar problemas financieros futuros. Los contratos financieros suelen redactarse en un lenguaje complejo, por lo que es esencial contar con asesoramiento legal al firmar acuerdos que implican responsabilidades significativas.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.