Desalojo de okupas: cómo hacerlo de forma legal

Autor: Dudatis.com

Desalojo de okupas: cómo hacerlo de forma legal

Si te encuentras en la incómoda situación de tener okupas en tu propiedad, es importante que sepas que la mejor forma de desalojarlos es a través del desahucio por precario. Intentar sacarlos por tus propios medios puede acarrearte serios problemas legales, por lo que es fundamental seguir los procedimientos legales adecuados.

¿Qué es el desahucio por precario?

El desahucio por precario se refiere al proceso legal para desalojar a personas que se han instalado de forma ilegal en una vivienda. La palabra «precario» se utiliza para describir una situación en la que una persona posee un bien que no le pertenece.

Existen dos tipos de situaciones de precario: legal e ilegal. En el precario legal, el propietario permite a otra persona poseer su propiedad, como por ejemplo cuando un familiar vive en una vivienda sin pagar renta. En cambio, el precario ilegal ocurre cuando alguien se instala en una vivienda sin la autorización del propietario, en este caso se le conoce como okupa.

Es importante tener en cuenta que el desahucio por precario debe ser realizado a través de la vía judicial debido a un derecho fundamental recogido en la Constitución española.

La inviolabilidad del domicilio y la necesidad del desahucio judicial

Debido al derecho a la inviolabilidad del domicilio, recogido en la Constitución española, el propietario no puede tomar la ley por sus propias manos para desalojar a los okupas, ya que estaría violando este derecho fundamental.

Por lo tanto, el desahucio por precario debe ser ordenado por los tribunales, quienes declaran la ocupación ilegal y retiran el derecho a la inviolabilidad del domicilio, permitiendo así el lanzamiento de la vivienda.

Pasos para demandar el desahucio por precario

Para iniciar el proceso de desahucio por precario, se debe presentar una demanda ante los tribunales. Cualquier persona que pueda demostrar un derecho legítimo sobre la vivienda puede promover esta demanda, no solo el propietario.

El proceso se lleva a cabo a través de un juicio verbal, que se caracteriza por su rapidez. En promedio, el proceso puede finalizar en uno o dos meses.

El demandante debe demostrar la titularidad o el derecho de ocupación de la vivienda. Si es el propietario, puede presentar escrituras u otros documentos que acrediten su titularidad. Si es un arrendatario, puede presentar el contrato de arrendamiento.

El juzgado solicitará a los okupas que presenten pruebas de su derecho a ocupar la vivienda, pero al no tener ningún comprobante, se concluirá que están ocupando de forma ilegal, lo que da lugar al lanzamiento.

Después de que el juez ordena el desalojo, los okupas tienen 20 días hábiles para recurrir la sentencia. Si no lo hacen, se procede al lanzamiento mediante los cuerpos de seguridad.

Para asegurarte de seguir el procedimiento legal correcto, es recomendable contar con los servicios de abogados expertos en derecho inmobiliario.

En resumen, desalojar a los okupas de forma legal implica recurrir al desahucio por precario a través de la vía judicial. Este proceso garantiza el respeto a la inviolabilidad del domicilio y permite recuperar la propiedad de manera legal y segura.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.