Desahucio por Precario: Todo lo que Debes Saber

Autor: Dudatis.com

Desahucio por Precario: Todo lo que Debes Saber

Como abogados expertos en Derecho Civil, estamos familiarizados con numerosos procedimientos de desahucio por precario, una figura legal que se encuentra en nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil y que resuelve situaciones en las que una persona o personas utilizan un inmueble sin pagar renta y sin tener derecho a hacerlo frente al propietario. En este artículo, te proporcionaremos una comprensión completa de lo que implica el precario y cómo funciona el proceso legal para recuperar la posesión de un inmueble en esta situación.

¿Qué es el Precario?

El precario, según la jurisprudencia, se define como la situación en la que se utiliza un bien ajeno, como una vivienda, de manera gratuita y sin tener la posesión legal de ese bien. Esto puede deberse a que nunca se tuvo el derecho de posesión o se perdió. El precario se asocia principalmente con la propiedad de inmuebles y fincas, ya que permite recuperar la posesión de un inmueble de manos de aquellos que lo están utilizando sin pagar renta y sin tener el derecho legal para hacerlo, incluso si están cubriendo los gastos asociados, como los suministros.

Supuestos más Habituales de Precario

El concepto de precario abarca una amplia variedad de situaciones, que incluyen:

  • Un inmueble cedido gratuitamente a un familiar o amigo en el pasado.
  • La ocupación exclusiva de un inmueble heredado por uno de los coherederos.
  • La ocupación de un inmueble sin el consentimiento del propietario.
  • La cesión de un inmueble por parte de los padres con motivo del matrimonio de su hijo/a, donde la ex-pareja se encuentra en situación de precario en caso de separación o divorcio.

Diferencias entre Comodato y Precario

Es importante destacar que el comodato es un tipo de préstamo en el cual una parte entrega una cosa no fungible a otra para su uso durante un período de tiempo específico, con la obligación de devolverla. Por ejemplo, si somos propietarios de un inmueble y se lo entregamos a un tercero por un período determinado y con un uso específico, estamos tratando con un comodato. En este caso, la entrega debe ser gratuita.

La diferencia fundamental entre el comodato y el precario radica en la duración del uso del bien. Si existe un plazo de tiempo determinado para su uso, estamos en presencia de un comodato; si no hay un plazo específico, se trata de un precario. Otras diferencias incluyen que el comodato está regulado en el Código Civil, mientras que el precario no lo está, y que el comodato implica un acuerdo específico sobre el uso de la vivienda, mientras que el precario carece de tal acuerdo. Además, los procedimientos legales para recuperar la posesión son diferentes, siendo el juicio ordinario apropiado para el comodato y el juicio verbal de desahucio por precario para el precario.

Comparativa entre Comodato y Precario:

Comodato Precario
Plazo de Tiempo Determinado No
Regulado en el Código Civil No
Uso Concreto y Específico No
Procedimiento Legal Juicio Ordinario Juicio Verbal de Desahucio por Precario

El Juicio Verbal de Desahucio por Precario

El juicio verbal de desahucio por precario se utiliza para recuperar la posesión de una finca rústica o urbana cedida en precario por parte del dueño, usufructuario o cualquier otra persona con derecho a poseerla. Para iniciar este proceso legal, se deben cumplir ciertos requisitos, que incluyen:

  • Tener un título que otorgue la posesión real como propietario o con cualquier otro derecho real.
  • Identificar correctamente la finca objeto del desahucio.
  • Que el demandado disfrute o tenga en precario una finca ajena sin pagar renta.

El proceso del desahucio por precario se lleva a cabo en varias fases, que incluyen la presentación de la demanda, el decreto de admisión del Letrado de la Administración de Justicia, el traslado de la demanda al demandado para su contestación, el escrito de contestación del demandado y, finalmente, la vista y la sentencia.

¿Es Necesario Hacer un Requerimiento Previo?

La ley no exige un requerimiento previo al ocupante del inmueble en casos de desahucio por precario. Sin embargo, desde nuestra experiencia, aconsejamos realizarlo por dos razones fundamentales:

  • Tratar de alcanzar una solución extrajudicial es siempre recomendable, ya que «más vale un mal arreglo que un buen pleito».
  • En el proceso judicial, demostrar que se ha intentado evitar la vía legal puede ser beneficioso, especialmente en la imposición de costas, que pueden recaer en el demandado.

Otras Consideraciones sobre el Desahucio por Precario

En el desahucio por precario, el propietario tiene el derecho de reclamar la posesión en cualquier momento, sin necesidad de alegar una causa o justificación específica. El proceso se dirige contra los poseedores reales del bien que se busca recuperar. Si en su día cedimos el inmueble expresamente a una persona, esa es la persona contra la que se interpondrá la demanda. Si dicha persona permitió que terceros ocupen el bien, no es necesario ampliar la demanda contra esos terceros.

El desahucio por precario es un procedimiento legal para recuperar la posesión de un inmueble que está siendo utilizado sin derecho por parte de otra persona. Es importante entender las diferencias entre el comodato y el precario, así como los pasos del proceso judicial y la posibilidad de realizar un requerimiento previo antes de recurrir a la vía legal.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.