Cómo segregar una finca: requisitos y pasos a seguir

Autor: Dudatis.com

Cómo segregar una finca: requisitos y pasos a seguir

Si estás pensando en saber cómo segregar una finca y los requisitos que necesitas para poder llevar a cabo este proceso, te vamos a explicar a continuación tanto en qué consiste la segregación de una finca como en los requisitos para ello. De esta manera podrás resolver cualquier duda que tengas al respecto.

¿Qué es segregar una finca?

Antes de hablar de los requisitos y pasos necesarios para saber cómo segregar una finca es importante saber en qué consiste este término realmente. Al hablar de segregar una finca hablamos de separar un terreno en pequeñas fincas de menor tamaño.

Aunque pueda parecer algo simple si atendemos a la definición, la realidad es que no se debe confundir la segregación de una finca con su división. Segregar una finca es separar una fracción de la finca original con la finalidad de crear una nueva de extensión inferior y totalmente independiente de la original.

Esta acción se encuentra sujeta a diferentes exigencias urbanísticas, y depende de la Ley del suelo de cada Comunidad Autónoma, además de tener en cuenta el plan urbanístico municipal.

Además, la premisa clave sobre la cual se encuentra basada la segregación de fincas es que las dos fincas que resulten de la separación deben cumplir con una serie de requisitos mínimos para ser consideradas unas fincas autónomas entre ellas.

¿Es lo mismo segregar que dividir una finca?

La segregación y la división de una finca son procesos diferentes que no deben confundirse entre ellos. La segregación se encuentra basada en la separación de una porción del terreno original, por lo que supone que haya un inmueble independiente de la propiedad original.

De esta manera, la finca principal hace que pueda haber otra diferente que surja y que sea totalmente nueva, provocando como es lógico, la reducción del tamaño de la original.

La división de fincas, por su parte, se trata de un proceso similar, pero en este caso se trata de un fraccionamiento de una finca original que permite la construcción de dos o más propiedades nuevas. La diferencia es que en la segregación continúa habiendo una finca de origen, siendo un proceso en el que solo se reduce la cantidad de metros que se posee. En una división, la finca original deja de existir, y por ello se crean dos o más propiedades nuevas de dimensiones menores que la anterior.

Requisitos para la segregación de una finca urbana

De acuerdo a lo establecido por la norma, nos encontramos básicamente con los siguientes requisitos para segregar una finca:

Respetar el tamaño mínimo

Según lo indicado por el artículo 24 y siguientes en la Ley de Modernización de Explotaciones Agrarias, siempre que se procesa con la segregación de un inmueble, cada una de las secciones que se obtienen fruto del proceso, debe contar con una dimensión mayor a la unidad de cultivo.

Esta unidad está determinada por cada una de las leyes de cada Comunidad Autónoma, siendo este un punto muy a tener en cuenta puesto que puede ser notablemente distinta entre una comunidad y otra.

Inscripción en el Registro de la Propiedad

Continuando con la disposición de la Ley Hipotecaria, la segregación de fincas urbanas, son acciones que tienen que ser inscritas de la forma debida en el Registro de Propiedad. De hecho, no es posible segregar una finca urbana original que no se encuentre debidamente matriculada en el mencionado Registro.

Por este motivo, se necesita proceder en primer lugar con el proceso de inscripción y, a continuación, proceder a la segregación del inmueble. De la misma manera, y después de que se haya llevado a cabo la segregación, debe registrarse la nueva propiedad.

Otros aspectos a considerar en la segregación de una finca

Los requisitos anteriores son clave para poder segregar una finca, pero hay otros aspectos relevantes que no debes dejar pasar de lado, como son los siguientes:

  • Accesos: Todas las fincas obtenidas fruto de la segregación de una finca, deberán contar con un acceso directo a la vía pública.
  • Propiedades edificadas: Si antes de segregar una finca ya hay una vivienda construida, se necesita poder constatar que cumple con la normativa una vez que la misma se ejecute.
  • Infraestructuras: Las fincas obtenidas en un proceso de segregación deberán contar con estructuras propias del suelo urbano, como el suministro de agua, luz o gas.

Pasos para segregar una finca

Los pasos para segregar una finca son los siguientes:

  1. Aportar documentación necesaria para recibir la licencia municipal que autorice la segregación.
  2. Disponer de un proyecto de segregación y proceder a elaborar una escritura de segregación, redactada por el notario.
  3. Realizar la inscripción en el Registro.

En conclusión, la segregación de una finca es un proceso legal que permite la separación de un terreno en fincas individuales de menor tamaño. Para llevar a cabo este proceso se deben cumplir una serie de requisitos, como respetar el tamaño mínimo y realizar la inscripción en el Registro de la Propiedad. Además, es importante considerar aspectos como los accesos, las propiedades edificadas y las infraestructuras. Siguiendo los pasos adecuados, podrás segregar una finca de manera correcta y legal.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.