El Tribunal Supremo ratifica la abusividad de la cláusula de gastos hipotecarios

Autor: Dudatis.com

El Tribunal Supremo ratifica la abusividad de la cláusula de gastos hipotecarios

En el pasado mes de julio, el Tribunal Supremo reafirmó la abusividad de la cláusula de gastos hipotecarios que obliga al consumidor a hacerse cargo de todos los gastos asociados a la firma de un préstamo hipotecario. Además, estableció que, cuando se anula esta cláusula abusiva, el cliente debe pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, mientras que la entidad bancaria asume los gastos de registro de la propiedad y se distribuyen, de manera equitativa, los gastos de notaría.

Nulidad de cláusulas abusivas contra el consumidor

El Tribunal Supremo ha tomado como referencia el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para confirmar su doctrina frente a las cláusulas abusivas que imponen todos los gastos hipotecarios al consumidor. Según el órgano judicial, esta práctica genera un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes involucradas. Fue en respuesta a una decisión de la Audiencia Provincial de Vizcaya contra el Banco Santander que el Tribunal Supremo condenó a la entidad a pagar cerca de 1.500 euros a una clienta por gastos registrales, notariales y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Sin embargo, el Tribunal Supremo establece que, en base a la normativa española, no se puede obligar a una entidad bancaria a asumir el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, ya que esta responsabilidad recae en el cliente a nivel fiscal.

Distribución de gastos

En cuanto a los gastos de notaría, el Tribunal Supremo considera que deben ser divididos equitativamente entre el cliente y la entidad bancaria, ya que ambas partes tienen interés en el proceso. Esto también se aplica a las escrituras de modificación de un préstamo hipotecario, donde tanto el banco como el cliente están involucrados en la novación o modificación del préstamo.

En caso de cancelación de la hipoteca, el Tribunal Supremo establece que es responsabilidad del consumidor realizar este pago, ya que es el interesado en llevar a cabo la cancelación.

Por otro lado, el banco debe asumir los gastos de registro a partir del momento en que se inscribe una garantía hipotecaria a su favor. Esto significa que, ante un recurso presentado por el Banco Popular, el Tribunal Supremo descartó la posibilidad de que la entidad bancaria asumiera todos los gastos asociados a la hipoteca.

En un caso concreto en el que el demandante y el Banco Santander firmaron una escritura pública de préstamo con garantía hipotecaria, el demandante decidió demandar al banco alegando la nulidad de una cláusula y solicitando el reembolso de las cantidades abonadas de forma incorrecta.

Conclusión

Es importante tener en cuenta la ratificación del Tribunal Supremo sobre la abusividad de la cláusula de gastos hipotecarios y la distribución de responsabilidades entre el consumidor y la entidad bancaria. Esta decisión supone un avance en la protección de los derechos del consumidor y establece pautas claras sobre la distribución de gastos en relación a los préstamos hipotecarios, garantizando un equilibrio entre ambas partes involucradas.

En conclusión, los bancos deben asumir los gastos de registro, mientras que los gastos de notaría se dividen equitativamente y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados recae en el cliente. Es fundamental tener conocimiento de estos aspectos legales para evitar cláusulas abusivas y garantizar una transacción hipotecaria justa y equitativa.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.