¿Qué cambios se han introducido en el régimen de visitas en casos de violencia de género?

Autor: Dudatis.com

¿Qué cambios se han introducido en el régimen de visitas en casos de violencia de género?

Tras los desgraciados sucesos ocurridos en los últimos años de lo que se ha venido denominar como «violencia vicaria», se ha introducido recientemente en la legislación de Derecho de Familia una modificación que afecta al régimen de visitas de los hijos con el progenitor que esté incurso en un procedimiento de violencia de género o de violencia doméstica.

La reforma de la legislación y sus críticas

Esta reforma, que pretende proteger la integridad física de los menores, ha sido objeto de numerosas críticas por parte de diversos sectores e incluso con la sombra de una posible cuestión de inconstitucionalidad. La principal crítica está en el hecho de que limita el derecho de visitas de los padres con los hijos.

La modificación en el Código Civil

La reforma se ha llevado a cabo en el artículo 94 del Código Civil, que establece el derecho del progenitor no custodio a visitar a sus hijos menores. La Ley 8/2021, de 2 de junio, que entró en vigor el pasado 3 de septiembre de 2021, impone al juez la obligación de no establecer un régimen de visitas o, en caso de existir con anterioridad, suspenderlo, respecto del progenitor que esté incurso como investigado en un procedimiento de violencia de género o violencia doméstica. Incluso se debe adoptar esta medida ante la simple advertencia de que existan indicios de violencia doméstica o de género, aunque no se haya iniciado aún un procedimiento penal.

El nuevo artículo 94 del Código Civil ha quedado redactado como sigue: «No procederá el establecimiento de un régimen de visita o estancia, y si existiera se suspenderá, respecto del progenitor que esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o sus hijos. Tampoco procederá cuando la autoridad judicial advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica o de género.»

El margen de decisión del juez

Aunque el juez debe actuar conforme a lo establecido por imperativo legal, se le da un cierto margen de decisión. El artículo 94 de Código Civil establece que la autoridad judicial podrá establecer un régimen de visita, comunicación o estancia en resolución motivada en el interés superior del menor o en la voluntad, deseos y preferencias del mayor con discapacidad necesitado de apoyos y previa evaluación de la situación de la relación paternofilial. En otras palabras, se permite al juez que, de forma motivada y evaluando previamente la situación de la relación paternofilial, establezca un régimen de visitas, velando siempre por el interés superior del menor.

La supresión de visitas en casos de condena por violencia doméstica o de género

El artículo 94 del Código Civil deja claro que en ningún caso se procederá al establecimiento de un régimen de visitas respecto del progenitor en situación de prisión, provisional o por sentencia firme, acordada en procedimiento penal por los delitos de violencia doméstica o de género: «No procederá en ningún caso el establecimiento de un régimen de visitas respecto del progenitor en situación de prisión, provisional o por sentencia firme, acordada en procedimiento penal por los delitos previstos en el párrafo anterior.»

La incorporación del Convenio de Estambul y el Pacto de Estado contra la violencia de género

Esta reforma no exenta de polémica por su aparente automatismo, viene a incorporar al Ordenamiento Jurídico español lo establecido en el artículo 31 del Convenio de Estambul, conforme al cual las custodias y visitas han de tener en cuenta los incidentes de violencia. Así, se recoge en esta modificación la medida 145 del Pacto de Estado contra la violencia de género de 2017, que preveía «el establecimiento con carácter imperativo de la suspensión del régimen de visitas en todos los casos en los que el menor hubiera presenciado, sufrido o convivido con manifestaciones de violencia.»

En conclusión, tras los desafortunados casos de violencia vicaria, se ha introducido una modificación en la legislación de Derecho de Familia que afecta al régimen de visitas en casos de violencia de género o violencia doméstica. Esta reforma, recogida en el artículo 94 del Código Civil, impone al juez la obligación de no establecer un régimen de visitas o suspenderlo en caso de existir, respecto del progenitor incurso en un proceso penal por delitos relacionados con la violencia. Aunque el juez tiene cierto margen de decisión, la supresión de visitas está claramente establecida en casos de condena por violencia doméstica o de género. Esta modificación se enmarca dentro de la incorporación al ordenamiento jurídico de lo establecido en el Convenio de Estambul y el Pacto de Estado contra la violencia de género, garantizando así la protección de los menores en situaciones de violencia familiar.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.