Entendiendo la Guarda y Custodia en el ámbito legal

Autor: Dudatis.com

Entendiendo la Guarda y Custodia en el ámbito legal

La guarda y custodia, también conocida como custodia legal, se refiere al cuidado, convivencia y asistencia de hijos menores de edad en casos de separación, divorcio o nulidad matrimonial. En este sentido, es importante conocer que su regulación se encuentra en el artículo 92 del Código Civil.

Diferencia entre guarda y custodia y patria potestad

Es común confundir la guarda y custodia con la patria potestad, pero es fundamental comprender que son dos figuras jurídicas distintas. La patria potestad implica la representación y administración de los bienes de los hijos menores de edad.

En cambio, la guarda y custodia se enfoca en la convivencia habitual con los hijos menores de edad, considerando aspectos como vestimenta y alimentación. Por lo tanto, en caso de crisis matrimonial o de pareja, ambos progenitores conservarán la patria potestad, mientras que la guarda y custodia será atribuida a uno o a ambos en caso de custodia compartida.

Es importante mencionar que cuando los progenitores no están casados y se separan teniendo hijos en común, se debe recurrir al procedimiento de guardia y custodia para regularizar la situación. Este procedimiento puede ser de mutuo acuerdo o de manera contenciosa, y se dictará una sentencia respecto a los temas relacionados con los hijos y su custodia.

Formas de ejercer la guardia y custodia

Existen dos formas principales de ejercer la custodia legal:

Custodia monoparental

La custodia monoparental se refiere a cuando uno de los progenitores ejerce la custodia de manera exclusiva.

Custodia compartida

La custodia compartida se acuerda cuando se considera la forma más conveniente de garantizar el cuidado y bienestar del menor, siempre que sea posible. Sin embargo, existen excepciones en las que no procederá la guarda compartida, como cuando uno de los padres está involucrado en un proceso penal relacionado con la vida, libertad, indemnidad sexual, integridad física o moral.

Asimismo, se debe destacar que existen otros dos tipos de custodia que son menos frecuentes, como la custodia partida o distributiva, y la custodia ejercida por un tercero.

Atribución de la guarda y custodia

La decisión sobre la atribución de la guarda y custodia puede ser realizada de mutuo acuerdo entre los progenitores o por un juez en el caso de un divorcio contencioso.

En un divorcio contencioso, siempre prevalecerán los derechos de los hijos, e incluso se puede tener en cuenta la opinión de los hijos mayores de cierta edad. A partir de los 12 años, es habitual que los jueces tomen declaración a los hijos a petición del abogado de alguna de las partes.

Antes de la reforma del Código Civil, se tendía a otorgar la custodia únicamente a la madre. Sin embargo, en la actualidad se considera el interés del menor como factor primordial, y se valora la opción de la custodia compartida como la mejor alternativa en muchos casos.

Algunas comunidades autónomas, como Navarra, Cataluña y Euskadi, cuentan con leyes civiles forales que establecen la custodia compartida como opción preferente. No obstante, es importante mencionar que la ley en la Comunidad Valenciana fue derogada por el Tribunal Constitucional.

Además, es relevante tener en cuenta que el progenitor no custodio tiene derecho a un régimen de visitas, y que aquellos que no tienen la custodia deben contribuir con una pensión alimenticia para sus hijos.

En resumen, la guarda y custodia es un aspecto fundamental en situaciones de separación, divorcio o nulidad matrimonial cuando hay hijos menores de edad involucrados. Conocer los diferentes tipos de custodia y las formas de ejercerla es esencial para tomar decisiones que beneficien el cuidado y bienestar de los hijos.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.