Diferencia entre la pensión alimenticia y la pensión compensatoria: ¿Qué debes saber?

Autor: Dudatis.com

Diferencia entre la pensión alimenticia y la pensión compensatoria: ¿Qué debes saber?

Son muchas las personas que tienen dudas con respecto a la diferencia entre la pensión alimenticia y la pensión compensatoria, y es muy importante conocerla de cara a aquellos casos en los que un matrimonio llega a su fin. De hecho, cuando se produce un divorcio, una de las mayores preocupaciones tiene que ver con la economía y la atención a los hijos en común de la pareja.

Para solventar cualquier tipo de problema que pueda haber al respecto, hay que tener en cuenta que existen diferentes fórmulas legales en manera de ayudas que son de gran utilidad para los cónyuges separados y sus hijos, sobre todo cuando estos son menores de edad. En este caso, te vamos a explicar cada una de ellas para que sepas en qué consisten y cuáles son sus diferencias.

La pensión alimenticia

Antes de conocer la diferencia entre pensión alimenticia y pensión compensatoria es necesario conocer en qué consiste cada una de ellas. La pensión alimenticia o pensión de alimentos es aquella que no busca ajustar el desequilibrio económico en la pareja, sino que busca dar solución a un estado de necesidad para poder afrontar los gastos del cuidado del hijo o hijos que tengan en común.

Esta es una prestación habitual. La definición de pensión de alimentos se encuentra recogida en el artículo 142 del Código Civil, donde se indica que es aquello «indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica» en referencia a la manutención de los hijos.

De esta manera se trata de una compensación en forma de ayuda para el cuidado del descendiente, un apoyo que se brinda al progenitor custodio por parte del que no tiene la custodia.

La pensión compensatoria

La pensión compensatoria es una prestación que se aprueba mediante un convenio regulador o mediante resolución judicial que recibe aquel cónyuge que, tras el divorcio, se ve afectado por un perjuicio o desequilibrio económico sobre la situación que disfrutaba con anterioridad durante el matrimonio.

Es decir, debe probar que su capacidad ha empeorado para hacer frente a los distintos gastos al depender de forma única de su poder adquisitivo. No obstante, se trata de una ayuda que no siempre se concede, por lo que se tendrá que probar esta circunstancia.

Además, cada caso debe ser estudiado, y no se establece en función de unos criterios fijos, debiendo por lo tanto evaluar los gastos que supone, sin que se establezca una cantidad fija.

En el artículo 97 del Código Civil se explica que la pensión compensatoria en caso de divorcio puede ser una pensión temporal o indefinida según determine en el convenio regulador o la sentencia.

De esta manera, en la demanda de divorcio, la pensión compensatoria es un aspecto clave cuando una de las dos partes le supone un grave perjuicio económico para su nivel de vida. Esta fórmula tan solo se encuentra presente en aquellos casos en los que tiene lugar la separación o ruptura del matrimonio; y además, es muy importante recalcar que se debe pedir al mismo tiempo que la separación.

Es muy importante solicitarla a tiempo, y además hay que tener en cuenta que el importe de la pensión compensatoria de divorcio es algo que no se puede indicar, ya que no hay una cifra marcada como tal, ya que, por el carácter de la propia prestación, tendrá que ser establecida en función de ese mismo desequilibrio económico.

En lo que respecta a si en el divorcio tendrá que pagar la pensión el marido o la esposa, en este caso cabe recalcar que depende de las circunstancias. En función de los criterios y circunstancias que figuran en el mencionado artículo del Código Civil, se determinará quién debe pagar a quién.

Algunos de los más importantes son los acuerdos a los que pudieran haber llegado los cónyuges con el convenio regulador, el estado de salud y la edad, la dedicación familiar, la duración del matrimonio o la cualificación profesional, entre otros.

Cuando no hay derecho a pensión compensatoria

Existen algunos casos en los que no hay derecho a pensión compensatoria. Concretamente en estos dos supuestos:

  • Cuando al romperse el matrimonio el desequilibrio económico lo sufren ambas partes.
  • Cuando los cónyuges tienen un nivel económico similar al que tenían antes de la separación.

¿Cuál es la diferencia entre la pensión alimenticia y la pensión compensatoria?

Una vez conocidos los datos anteriores, se debe tener clara cuál es la diferencia entre la pensión alimenticia y la pensión compensatoria. La pensión compensatoria está concebida para ajustar el desequilibrio económico que tiene lugar entre los cónyuges, haciendo que se vea favorecido el más perjudicado de ambos tras la ruptura; mientras que la pensión alimenticia está creada para asegurar la obligada manutención a los hijos. En esta última se contempla todo lo que tiene que ver con la asistencia médica, educación, alojamiento y alimentación.

Además, hay que tener en cuenta que ambas se pueden complementar por su naturaleza.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.

Contenido Relacionado

Derecho de Familia

Patria potestad y guarda y custodia: ¿Cuándo se pierden?

Patria potestad y guarda y custodia, son dos términos usados comúnmente en nuestra labor como abogados matrimonialistas, en algunas ocasiones algún progenitor nos ha llegado al despacho con la pregunta clara y concisa de si se puede quitar la patria potestad a uno de los padres o retirar la guarda y custodia, ya sea compartida o solo de uno de ellos. Nuestra respuesta es clara, estamos ante nuestro derecho de pedir ambas cosas, sobre todo ante el incumplimiento de las relaciones y obligaciones paterno-filiales, pero no es sencillo conseguir ambas cosas, es necesario tener una base argumentada y que no admita interpretaciones distintas para conseguirlo.

Hoy vamos a tratar este asunto. ¿Cuándo se pierde la patria potestad?

Qué es la patria potestad

La patria potestad es el conjunto de derechos que por ley se adscriben a los padres tanto sobre la persona y los bienes, de los que son sus hijos no emancipados, y al tiempo los deberes que tienen para con éstos. El ejercicio de la patria potestad se entiende siempre en beneficio de los hijos, por norma general se ejerce conjuntamente por ambos padres, dando igual su estado civil, si están o no casados, o del sexo, pero puede ocurrir que de forma consentida por ambas partes sea uno solo de ellos la que la ostente.

Son deberes que implica la patria potestad, el estar con los hijos, así como su cuidado, su alimentación, la protección, procurarles la educación y su formación, o administrar sus bienes y representarles legalmente llegado el caso. Estos derechos y deberes se encuentran recogidos en el Código Civil, en su TÍTULO VII, «De las relaciones paterno-filiales», en el Artículo 154, dice sobre la patria potestad:

«Los hijos no emancipados están bajo la patria potestad de los progenitores. La patria potestad, como responsabilidad parental, se ejercerá siempre en interés de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a sus derechos, su integridad física y mental. Esta función comprende los siguientes deberes y facultades: Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral. Representarlos y administrar sus bienes. Si los hijos tuvieren suficiente madurez deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten. Los progenitores podrán, en el ejercicio de su función, recabar el auxilio de la autoridad.»

Se puede quitar la patria potestad

La respuesta es clara, sí se puede quitar la patria potestad. Para ello se deben dar una serie de razones entre las que se encuentran la omisión de los deberes y derechos inherentes a la patria potestad, y siempre es necesario que exista una resolución judicial en ese sentido.

Cuando pierde un padre el derecho de ver a su hijo

Para quitar los derechos al padre, es necesario que se demuestre la omisión de los deberes inherentes a la patria potestad. Por ejemplo, si un padre no cumple con su obligación de ver a su hijo desde que nació, está incumpliendo uno de los deberes que implica la patria potestad, que es «estar con los hijos». En el Código Civil, en el Título VII, el Capítulo Cuarto, «de la extinción de la patria potestad», se establece que el padre o la madre podrán ser privados total o parcialmente de su potestad por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma.

Es importante destacar que la privación de la patria potestad no es una sanción hacia el progenitor, sino una forma de salvaguardar los intereses del menor.

Qué es la guarda y custodia

Entendemos por guarda y custodia, vivir con los hijos, cuidarlos y asistirlos. Es algo independiente de la patria potestad y en casos de separación o divorcio, se puede asignar a uno de los padres, a una tercera persona o de forma compartida entre ambos.

En cuanto a la guarda y custodia, el Artículo 94 de nuestro Código Civil establece que el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o incapacitados gozará del derecho de visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía. El Juez determinará el tiempo, modo y lugar del ejercicio de este derecho. También podrá determinar el derecho de comunicación y visita de los abuelos con los nietos, teniendo siempre presente el interés del menor.

Se puede quitar la guarda y custodia

La respuesta es sí, no es lo usual pero a veces se da el caso que tras «la lucha» por conseguir la guarda y custodia compartida, uno de los progenitores se olvida que no es solo «eso que viene en una sentencia», la guarda y custodia ha de ser ejercida, porque de lo contrario el reiterado incumplimiento de la misma puede conllevar a su retirada por la vía judicial. Por supuesto, el incumplimiento debe quedar suficientemente acreditado y comprobado.

Para pedir que se retire la guarda y custodia, se puede optar por seguir uno de estos dos caminos, o bien realizar una demanda de ejecución de sentencia, o una demanda en que se solicite la modificación de medidas.

Pedir el ejercicio exclusivo de la patria potestad

Una medida menos invasiva que quitar la patria potestad por completo es pedir el ejercicio exclusivo de la patria potestad. El ejercicio exclusivo de la patria potestad implica que uno de los progenitores asume todos los derechos y deberes sobre los hijos no emancipados.

Esta medida es menos invasiva que la privación total de la patria potestad y se utiliza cuando uno de los progenitores muestra una evidente despreocupación hacia el menor, incumple de manera reiterada y grave sus obligaciones hacia los hijos o causa un perjuicio al menor al entorpecer las obligaciones del padre/madre custodio. Para solicitar el ejercicio exclusivo de la patria potestad, es necesario interponer una demanda de modificación de medidas.

Es importante tener en cuenta que el interés del menor siempre debe primar en la toma de decisiones y que la privación de la patria potestad no es algo eterno, sino que puede ser modificada en beneficio del menor si desaparece la causa que llevó a la decisión inicial.

Si necesitas asesoramiento legal en temas de patria potestad y guarda y custodia, puedes ponerte en contacto con nuestro Bufete. Nuestros abogados especializados en temas de familia están disponibles para ayudarte en cualquier situación. No dudes en solicitar una cita o video cita online en cualquiera de nuestros despachos.

66

<h1>Patria potestad y guarda y custodia: ¿Cuándo se pierden?</h1><p>Patria potestad y guarda y custodia, son dos términos usados comúnmente en nuestra labor como abogados matrimonialistas, en algunas ocasiones algún progenitor nos ha llegado al despacho con la pregunta clara y concisa de si se puede quitar la patria potestad a uno de los padres o retirar la guarda y custodia, ya sea compartida o solo de uno de ellos. Nuestra respuesta es clara, estamos ante nuestro derecho de pedir ambas cosas, sobre todo ante el incumplimiento de las relaciones y obligaciones paterno-filiales, pero no es sencillo conseguir ambas cosas, es necesario tener una base argumentada y que no admita interpretaciones distintas para conseguirlo.</p><p><b>Hoy vamos a tratar este asunto. ¿Cuándo se pierde la patria potestad?</b></p><h2>Qué es la patria potestad</h2><p>La patria potestad es el conjunto de derechos que por ley se adscriben a los padres tanto sobre la persona y los bienes, de los que son sus hijos no emancipados, y al tiempo los deberes que tienen para con éstos. El ejercicio de la patria potestad se entiende siempre en beneficio de los hijos, por norma general se ejerce conjuntamente por ambos padres, dando igual su estado civil, si están o no casados, o del sexo, pero puede ocurrir que de forma consentida por ambas partes sea uno solo de ellos la que la ostente.</p><p>Son deberes que implica la patria potestad, el estar con los hijos, así como su cuidado, su alimentación, la protección, procurarles la educación y su formación, o administrar sus bienes y representarles legalmente llegado el caso. Estos derechos y deberes se encuentran recogidos en el Código Civil, en su TÍTULO VII, «De las relaciones paterno-filiales», en el Artículo 154, dice sobre la patria potestad:</p><p><b>«Los hijos no emancipados están bajo la patria potestad de los progenitores. La patria potestad, como responsabilidad parental, se ejercerá siempre en interés de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a sus derechos, su integridad física y mental. Esta función comprende los siguientes deberes y facultades: Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral. Representarlos y administrar sus bienes. Si los hijos tuvieren suficiente madurez deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten. Los progenitores podrán, en el ejercicio de su función, recabar el auxilio de la autoridad.»</b></p><h2>Se puede quitar la patria potestad</h2><p>La respuesta es clara, sí se puede quitar la patria potestad. Para ello se deben dar una serie de razones entre las que se encuentran la omisión de los deberes y derechos inherentes a la patria potestad, y siempre es necesario que exista una resolución judicial en ese sentido.</p><h2>Cuando pierde un padre el derecho de ver a su hijo</h2><p>Para quitar los derechos al padre, es necesario que se demuestre la omisión de los deberes inherentes a la patria potestad. Por ejemplo, si un padre no cumple con su obligación de ver a su hijo desde que nació, está incumpliendo uno de los deberes que implica la patria potestad, que es «estar con los hijos». En el Código Civil, en el Título VII, el Capítulo Cuarto, «de la extinción de la patria potestad», se establece que el padre o la madre podrán ser privados total o parcialmente de su potestad por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma.</p><p>Es importante destacar que la privación de la patria potestad no es una sanción hacia el progenitor, sino una forma de salvaguardar los intereses del menor.</p><h2>Qué es la guarda y custodia</h2><p>Entendemos por guarda y custodia, vivir con los hijos, cuidarlos y asistirlos. Es algo independiente de la patria potestad y en casos de separación o divorcio, se puede asignar a uno de los padres, a una tercera persona o de forma compartida entre ambos.</p><p>En cuanto a la guarda y custodia, el Artículo 94 de nuestro Código Civil establece que el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o incapacitados gozará del derecho de visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía. El Juez determinará el tiempo, modo y lugar del ejercicio de este derecho. También podrá determinar el derecho de comunicación y visita de los abuelos con los nietos, teniendo siempre presente el interés del menor.</p><h2>Se puede quitar la guarda y custodia</h2><p>La respuesta es sí, no es lo usual pero a veces se da el caso que tras «la lucha» por conseguir la guarda y custodia compartida, uno de los progenitores se olvida que no es solo «eso que viene en una sentencia», la guarda y custodia ha de ser ejercida, porque de lo contrario el reiterado incumplimiento de la misma puede conllevar a su retirada por la vía judicial. Por supuesto, el incumplimiento debe quedar suficientemente acreditado y comprobado.</p><p>Para pedir que se retire la guarda y custodia, se puede optar por seguir uno de estos dos caminos, o bien realizar una demanda de ejecución de sentencia, o una demanda en que se solicite la modificación de medidas.</p><h2>Pedir el ejercicio exclusivo de la patria potestad</h2><p>Una medida menos invasiva que quitar la patria potestad por completo es pedir el ejercicio exclusivo de la patria potestad. El ejercicio exclusivo de la patria potestad implica que uno de los progenitores asume todos los derechos y deberes sobre los hijos no emancipados.</p><p>Esta medida es menos invasiva que la privación total de la patria potestad y se utiliza cuando uno de los progenitores muestra una evidente despreocupación hacia el menor, incumple de manera reiterada y grave sus obligaciones hacia los hijos o causa un perjuicio al menor al entorpecer las obligaciones del padre/madre custodio. Para solicitar el ejercicio exclusivo de la patria potestad, es necesario interponer una demanda de modificación de medidas.</p><p>Es importante tener en cuenta que el interés del menor siempre debe primar en la toma de decisiones y que la privación de la patria potestad no es algo eterno, sino que puede ser modificada en beneficio del menor si desaparece la causa que llevó a la decisión inicial.</p><p>Si necesitas asesoramiento legal en temas de patria potestad y guarda y custodia, puedes ponerte en contacto con nuestro Bufete. Nuestros abogados especializados en temas de familia están disponibles para ayudarte en cualquier situación. No dudes en solicitar una cita o video cita online en cualquiera de nuestros despachos.</p>