¿Cuál es la diferencia entre patria potestad y custodia?

Autor: Dudatis.com

¿Cuál es la diferencia entre patria potestad y custodia?

Ambos tienen unas diferencias muy claras, pero, también, algo en común, conseguir para los menores las mejores condiciones de vida y, si es posible, con un contacto regular con ambos progenitores.

Patria potestad

Lo principal, es un derecho y una obligación que adquieres por el mero hecho de ser padre o madre, y a la que no puedes renunciar. La patria potestad tiene sus conceptos establecidos en el art. 156 del Código Civil, donde determina claramente la posibilidad de que se pueda ejercer por ambos, o por uno solo, siempre con un común acuerdo.

Se trata de englobar todo lo que asegure el bienestar de tus hijos hasta que alcancen su mayoría de edad. La patria potestad la tienes incluso en el caso de menores emancipados.

Menores emancipados

Aún no han alcanzado la mayoría de edad, están entre los 16 y los 18 años, sí cuentan con una estabilidad económica para afrontar sus necesidades, y, también, total independencia. En este caso, incluso cumpliendo todas esas condiciones, y demostrando que pueden valerse por sí mismos, hay situaciones en las que necesitan el consentimiento de los padres o tutores.

Casos como solicitar un préstamo, o también para adquirir, y administrar, algún bien de un coste elevado.

Guarda y custodia

En este caso, es el art. 94 del Código Civil el que se refiere a ella. Nos referimos a la convivencia habitual con el menor. La custodia de los hijos la tiene, tras el proceso de separación o divorcio, con quien conviven. No significa que el otro cónyuge se desatienda, solamente, que hay diferentes maneras de mantener la custodia.

Custodia compartida

El menor vive en el domicilio familiar con uno de sus progenitores, que puede haber iniciado otra relación, es el padre, o madre, custodio. Mientras, el otro comparte las obligaciones, y tiene un derecho de visitas y un tiempo obligado a pasar con los menores.

Todas estas condiciones se establecen en los acuerdos judiciales de separación. El padre no custodio tiene un tiempo determinado, fines de semana vacaciones y días concretos que se acuerden en la demanda para disfrutar del hijo, y está en la obligación de cumplirlos. Ambos deben tomar las decisiones y llegar a acuerdos, siempre teniendo la mirada puesta en el bienestar del menor, y lo hacen de manera conjunta, no influye con quien conviva, ambos velan por él de igual forma.

Custodia exclusiva

En este caso, uno de ellos tiene la responsabilidad del cuidado del menor, quien lo tiene a su cargo y toma todas las decisiones, sin tener necesidad de contar con la otra parte para nada. Ese tipo de custodia se llega cuando las diferencias entre los padres son muy grandes, o el comportamiento de alguno no hace más que perjudicar al menor.

Responsabilidades de quien tiene la patria potestad

Todas aquellas que se necesiten para asegurar su bienestar hasta que alcancen los 18 años, o, en el caso de los menores con alguna discapacidad, hasta el momento que puedan valerse por sí mismos. Puede ser, en este último caso, que nunca llegue ese momento, por lo que tiene esta responsabilidad sobre él durante toda su vida.

Estas responsabilidades incluyen el velar por los menores, asegurarles alimento, vestimenta, y formación adecuada, además de cualquier otra cosa que, en definitiva, asegure su bienestar, como estar presente en su vida o ser sus representantes legales, llegado el caso.

Es una de las cuestiones que más respondemos a los clientes de nuestro bufete. Parece que, al ser un derecho que adquieres tras el nacimiento, ya cuentas con él sin que sea posible que te impidan ejercerlo. No es así, la patria potestad sí se puede retirar, y quien tiene este poder es un juez.

Motivos por los que te pueden retirar la patria potestad

Los motivos principales son el incumplimiento de tus deberes como padre o tutor. Los niños tienen una serie de necesidades intrínsecas a la infancia y que, según como las reciban, favorecen o perjudican a su desarrollo. Somos los padres quienes estamos obligados a que consigan un total bienestar y un completo desarrollo, hasta que puedan valerse por sí mismos.

Principales causas de retirada de patria potestad

Antes de nada, debes saber que la retirada de la patria potestad es una decisión judicial. Una de las partes, en caso de considerar que la otra desatiende de manera continuada a los hijos comunes, lo solicita y debe probarlo. Necesita presentar una solicitud para que el juez, la estudie y tome una decisión, siempre teniendo como objetivo único el bienestar de los hijos.

Los motivos más habituales que se dan en los juzgados son: Continuo desacuerdo de las partes, cuando cualquier decisión es motivo de discusión y enfrentamiento, algo que desequilibra a los pequeños que se encuentran “entre la espada y la pared”. Ejercer malos tratos, ya sean físicos o psicológicos, tanto a ellos directamente, como al otro cónyuge. Sufrir de cualquier tipo de adicción o dependencia (drogas, alcohol, juego, …), que, sin duda, afecta a la vida del pequeño y perjudica su día a día. Sin que exista un motivo justificado para ello, ausencias prolongadas del domicilio familiar. Una de las mayores necesidades de los niños en su infancia es la presencia de sus padres, no disfrutar de ella es sumamente perjudicial en su desarrollo. Cumplir causa penal que mantenga a ese cónyuge en prisión. Sufrir alguna enfermedad mental, o cualquier incapacitación, que impida ocuparse de manera adecuada del menor.

La patria potestad es susceptible de ser retirada por el juez siempre que sea lo más beneficioso para el menor. Es una decisión muy drástica, y difícil de tomar, a la que se llega tras un estudio de todas las pruebas presentadas que aseguran que es lo mejor para los hijos.

Cómo puedes recuperar la patria potestad

En todo caso, igual que se demuestra que incumples con tus obligaciones, se puede concluir que estás capacitado para retomarlas. La retirada de la custodia es revisable cuando lo solicitas, y previa presentación de documentos que justifiquen lo que pides. Un juez está abierto a que los menores cuenten con la presencia de ambos padres, pero siempre en caso de que no les perjudique.

Si te han retirado la patria potestad de tus hijos, debes cambiar, o eliminar de tu vida, todo aquello que inició el proceso que te ha llevado a esa situación.

En cualquier caso, tanto solicitar la retirada de la patria potestad como solicitar que te la devuelvan, no son procesos sencillos. Hablamos de medidas extremas que afectan a toda la familia y que, aunque se busque el bienestar de los hijos, influyen en su vida.

Si te encuentras en una de estas terribles situaciones, el primer paso que debes tomar es buscar asesoramiento de un abogado de Familia que te dé las pautas a seguir, y te acompañe en el proceso.

Estamos a tu disposición para lo que necesites, contacta con nuestro bufete y te ayudaremos. Si necesitas ayuda personalizada para tu caso, quieres comentarnos tu situación o necesitas asesoramiento te recordamos que puedes solicitar una cita o video cita online en cualquiera de nuestros despachos:

Madrid Las Rozas Móstoles Majadahonda Torrejón de Ardoz Tres Cantos San Sebastián de los Reyes Alcobendas


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.