La okupación en el derecho español: ¿están protegidos los propietarios?

Autor: Dudatis.com

La okupación en el derecho español: ¿están protegidos los propietarios?

En los últimos tiempos han ido apareciendo numerosas informaciones en los medios de comunicación sobre el fenómeno de la “okupación”. Desde nuestra faceta de abogados penales queremos dejar claros varios conceptos. Basta con encender la radio o la televisión, abrir el periódico o navegar en internet para toparse con algunos titulares ciertamente alarmantes. Pareciera que, cuando de okupación se trata, nos encontramos en una situación de insuficiente regulación que impediría hacer frente a este tipo de sucesos y que los propietarios afectados carecen de instrumentos legales para poder resolverlo. Debido a la inquietud que estas noticias han suscitado en nuestros clientes y en la opinión pública hemos creído necesario arrojar un poco de luz sobre este tema desde una perspectiva legal. Así que la pregunta que surge es si de verdad existe una laguna legal y no contamos con acciones y procedimientos para defender nuestra vivienda o propiedad de una intromisión ilegítima. Veamos qué hay de cierto en todo esto.

La casa en la que vivimos

El derecho de una persona a la privacidad e intimidad de su domicilio es algo que nuestro ordenamiento jurídico se toma muy en serio. Tanto es así que la propia Constitución deja muy claro que el domicilio de una persona es inviolable (art. 18.2 CE). Lo que significa que nadie puede entrar en tu casa sin tu permiso. Esta prohibición de entrada en el domicilio ajeno que establece la Constitución se ha trasladado al Código Penal en los delitos de allanamiento de morada y usurpación de bienes inmuebles y en el Código Civil en el procedimiento civil de desahucio.

Lo llaman okupación y es allanamiento de morada

Entonces, ¿Qué pasa si una persona o un grupo de personas se meten en tu casa cuando tú no estás? Pues esto que los medios de comunicación y algunos políticos llaman okupación, es en realidad un delito de allanamiento de morada. Este delito se encuentra tipificado en el art. 202 del Código Penal y consiste: por una parte en entrar en la morada ajena de un particular, es decir, meterte en una casa que no es tuya y a la que no te han invitado y, por otra parte, en entrar y quedarte en la misma en contra de la voluntad de su morador. Como vemos este delito se comete de dos maneras: al entrar en morada ajena y al quedarte en esa casa en la que has entrado en contra la voluntad de su morador.

¿Qué se considera morada?

El Tribunal Supremo ha explicado que la morada es cualquier lugar cerrado en el que pueda transcurrir la vida privada, individual o familiar sirviendo de habitación o morada a quien en él vive. Una chabola, una tienda de campaña, una caravana o autocaravana también se consideran morada.

¿Qué no es una morada?

Un almacén, una casa abandonada, un garaje, un trastero, la oficina de una empresa, un local comercial, un restaurante, una vivienda vacacional o segunda residencia, no pueden calificarse como morada. Si estos lugares no son una morada, difícilmente podremos hablar de allanamiento de morada.

Lo llaman okupación y es usurpación

La situación en la que una persona o un grupo de personas se cuelan en un piso vacío, como por ejemplo un piso de un banco, es lo que nuestro Código Penal califica como un delito de usurpación de bienes inmuebles y sería el equivalente a lo que popularmente se conoce como “okupación”. El delito de usurpación se encuentra regulado en el art. 245 del Código Penal y consiste en ocupar una cosa inmueble con violencia o intimidación o usurpar un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena. Este delito está castigado con una pena de prisión de uno a dos años.

Código Civil: procedimiento civil de desahucio, el famoso desahucio express

En el ámbito civil existe desde 2018 un procedimiento de desahucio, conocido popularmente como “desahucio express” introducido por la Ley 5/2018. Según el preámbulo, la Ley tiene el objetivo de actualizar el tradicional interdicto de recobrar la posesión para una recuperación inmediata de la vivienda ocupada ilegalmente. Este procedimiento se conoce con el sobrenombre de desahucio express porque se han reducido los plazos y se ha agilizado el procedimiento en aras de que se desaloje el inmueble lo antes posible. Además se concede al propietario del inmueble que solicite la entrega inmediata del inmueble en la demanda, lo que posibilita que se lleve a cabo un “desalojo cautelar” si los ocupantes no son capaces de justificar su derecho a estar en la casa. Finalmente, si el proceso termina con una sentencia favorable para el propietario se podrá ejecutar sin que tengan que pasar los 20 días habituales, con lo que se gana mucho tiempo.

Últimas novedades: La Instrucción de la Fiscalía General del Estado sobre okupación

Fruto de la atención mediática que ha recibido el fenómeno de la okupación en los últimos tiempos, La Fiscalía General del Estado emitió el pasado 15 de septiembre una instrucción para unificar criterios y actuar “con la mayor urgencia”, por la “innegable sensación de inseguridad de la ciudadanía”. Esta instrucción tiene por objeto que los fiscales refuercen su intervención en defensa de los derechos de las víctimas y los perjudicados por estos delitos, recurriendo con la mayor inmediatez a las herramientas legales disponibles en nuestro ordenamiento jurídico, capaces de restablecer el legítimo derecho del denunciante y evitar la persistencia en el tiempo de la conducta delictiva en tanto se tramita el correspondiente procedimiento. En ella se insta a los fiscales, entre otras iniciativas, a solicitar durante la instrucción de la causa como medida cautelar la adopción de medidas de protección de la vivienda o inmueble ocupado.

Ocupas en mi casa: ¿qué hacer legalmente?

De lo que se trata pues, es utilizar los recursos legales de los que ya se dispone en la actualidad. No obstante, cada caso es diferente y es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado que conozca las particularidades de cada situación y pueda guiar y acompañar en todo el proceso para conseguir el mejor resultado. Su abogado sabrá guiarle y acompañarle en todo el proceso para conseguir el mejor resultado. Le evitará dar pasos en falso y le ayudará a recuperar su propiedad lo antes posible.

En conclusión, en el derecho español existen herramientas legales para proteger a los propietarios ante la okupación de su vivienda o propiedad. Desde el delito de allanamiento de morada hasta el delito de usurpación de bienes inmuebles, pasando por el procedimiento civil de desahucio o desahucio express, se cuenta con mecanismos para hacer frente a estos casos. Es importante tener en cuenta que cada situación es única y requerirá un enfoque particular, por lo que se recomienda buscar el asesoramiento de un abogado especializado en derecho penal para garantizar la defensa de los derechos y propiedades de los propietarios afectados.

Referencias:

(1) STS 509/2012, de 19 de Junio.

(2) Ley 5/2018, de 11 de junio, de modificación de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, en relación a la ocupación ilegal de viviendas.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.