La institución del retracto de crédito litigioso permite al deudor extinguir su deuda

Autor: Dudatis.com

La institución del retracto de crédito litigioso permite al deudor extinguir su deuda

La institución del retracto de crédito litigioso permite al deudor extinguir su deuda cuando el crédito es transmitido a un tercero mientras existe litigio sobre el mismo. Esta interesante y quizás poco conocida posibilidad es explicada por nuestros expertos civilistas.

¿Qué es el retracto de crédito litigioso?

El retracto de crédito litigioso es una manera que tiene el deudor de extinguir su deuda cuando se dan una serie de circunstancias:

  • Que el acreedor venda el crédito a un tercero
  • Que exista litigio sobre dicho crédito
  • Que el deudor abone al nuevo acreedor el mismo importe que este ha pagado para hacerse con el derecho de crédito

Una persona física o jurídica (acreedor) que tiene un derecho de crédito sobre otra (deudor) puede vender ese derecho de crédito a un tercero, que pasa a ocupar el lugar del acreedor. Esta venta del derecho de crédito es lo que se conoce técnicamente como cesión de crédito. En una cesión de crédito, al acreedor se le denomina cedente y al comprador o adquirente se le denomina cesionario.

En el caso de que se produzca una cesión de crédito, el deudor podría ejercer el derecho de retracto de crédito litigioso y librarse para siempre de su deuda.

El artículo 1535 del Código Civil establece que el deudor tendrá derecho a extinguir el crédito litigioso, reembolsando al cesionario el precio que pagó, las costas que se le hubiesen ocasionado y los intereses del precio desde el día en que éste fue satisfecho.

Requisitos del derecho de retracto del crédito litigioso

El propio artículo 1535 del Código Civil establece los requisitos necesarios para poder ejercitar el derecho de retracto del crédito litigioso:

  1. Que se trate de un crédito litigioso.
  2. Que el derecho se ejercite dentro de los nueve días siguientes a la reclamación del pago por el nuevo acreedor (cesionario).

Es importante tener en cuenta que el plazo de nueve días comienza a contar desde el momento en que el deudor no solo haya sido requerido de pago, sino también que tenga conocimiento completo de toda la información necesaria para poder ejercitar su derecho.

Cómo saber si estamos ante un crédito litigioso

No todos los créditos son litigiosos, por lo que es importante saber en qué casos se aplica el derecho de retracto del crédito litigioso. El Código Civil establece que un crédito es litigioso desde la contestación a la demanda. Además, el Tribunal Supremo ha señalado que un crédito tendrá la condición de litigioso desde el momento de la contestación a la demanda hasta la firmeza de la resolución.

En concreto, la sentencia 151/2020, de 5 de marzo, establece que un crédito litigioso es aquel que ha sido reclamado judicialmente por su titular y es contradicho o negado por el demandado, y precisa de una sentencia firme que lo declare como existente y exigible. En otras palabras, se refiere a aquellos créditos que están en proceso judicial sin haber recibido una resolución definitiva.

¿La empresa con la que tienes una deuda le ha vendido tu crédito a otra?

Si te encuentras en un procedimiento judicial de reclamación de crédito y tu acreedor vende dicho crédito a un tercero, es posible que puedas ejercitar tu derecho de retracto y extinguir tu deuda. Para ello, tendrás que reembolsar al cesionario el precio que haya pagado, así como los intereses hasta el día en que sea satisfecho el crédito y las costas que se le hayan originado.

Si necesitas un abogado especializado en derecho civil, te recomendamos que hables con un profesional lo antes posible, ya que solo tienes nueve días para ejercitar tu derecho de retracto del crédito litigioso.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.