Emancipación: derechos y obligaciones

Autor: Dudatis.com

Emancipación: derechos y obligaciones

La emancipación es un recurso legal que permite a una persona menor de edad recibir algunos derechos correspondientes a las personas que han pasado la mayoría de edad.

Por lo tanto, la persona que es emancipada adquiere algunas responsabilidades y obligaciones, pero con limitaciones.

Requisitos para la emancipación

¿Qué requisitos deben cumplirse para efectuar la emancipación? ¿En qué supuestos se suele otorgar? ¿Qué impedimentos legales tienen quienes han sido emancipados?

Antes de responder estas preguntas, es importante entender el concepto de mayoría de edad desde el punto de vista legal.

La mayoría de edad se obtiene en España al cumplir 18 años. A partir de este momento se extingue la patria potestad ejercida por los padres o tutores y el individuo se convierte en ciudadano.

La emancipación permite que una persona menor de 16 años, pero mayor de 18, reciba ciertos derechos y obligaciones reservadas a las personas mayores de edad.

Por lo tanto, aunque aún no alcanza la mayoría de edad, puede actuar como un adulto.

Circunstancias que requieren la emancipación

Existen varios supuestos por los que alguien podría ser emancipado.

Pudiera tratarse de una decisión voluntaria de los padres o tutores para otorgarle más derechos. Otro supuesto es cuando el menor contrae matrimonio, entendiéndose que ya no estará bajo la tutela de terceros.

Además, existe la posibilidad de que un menor sea emancipado por decreto judicial.

Veamos detalladamente en qué consiste cada una:

Concesión de los padres o tutores

Cada vez es más común que personas menores de 18 años vivan de forma independiente.

En ese caso, si ya es mayor de 16 años y quienes ejercen la patria potestad están de acuerdo, se le puede otorgar la emancipación.

Como consecuencia, los padres o tutores pierden la patria potestad de forma irrevocable; es decir, la emancipación es un proceso permanente.

Para realizarla, deberán acudir a la oficina de un notario para redactar y firmar la escritura pública. Posteriormente, deberá inscribirse en el Registro Civil correspondiente.

Es importante destacar que en este proceso deben estar de acuerdo todos los implicados.

Por resolución judicial

Bajo ciertas circunstancias, es posible demandar que un juez le otorgue la emancipación a un mayor de 16 años.

En este caso, no se requiere que quienes ejercen la patria potestad estén de acuerdo.

Existen diversas razones para solicitarla, como el hecho de que quien ejerce la patria potestad se haya vuelto a casar o, en su defecto, que conviva de hecho con otra persona.

También puede solicitarse si los padres deciden romper su matrimonio. Una última opción es cuando los padres o tutores, aunque aún viven juntos en el mismo hogar, representan una amenaza para la integridad del implicado.

En cualquier caso, aunque se tomará en cuenta la opinión de los padres, será el juez quien determine si se concede la emancipación al interesado o no.

Circunstancias para solicitar la emancipación

Existen diferentes motivos por los que solicitar la emancipación.

Por supuesto, si una persona ya es independiente, quizá porque vive por sus propios medios, se considera que es autosuficiente.

Con la finalidad de otorgarle mayores facultades legales, los padres o tutores pueden emancipar al menor.

Otra opción común es cuando el menor desea casarse. Anteriormente, podía realizar el trámite sin necesidad de contar con la aprobación de quien ejerce la patria potestad, pero actualmente ya no es posible.

Antes de contraer matrimonio, el menor debe ser emancipado. No es posible casarse siendo menor de 16 años, pues la emancipación sólo se puede otorgar después de esa edad.

En vista de que jurídicamente aún no tiene libertad plena para disponer de sus bienes, no puede ser tutor de un tercero.

Tomando en cuenta que la emancipación es un proceso irreversible, lo mejor es contar con los servicios de abogados expertos en derecho de familia. Así, se garantiza el mejor resultado.

Derechos otorgados por la emancipación

En este artículo hemos mencionado algunos de los derechos que obtienen quienes son emancipados, como celebrar contratos matrimoniales.

Aunque es cierto que en algunos aspectos se les otorgan los derechos de quienes han pasado la mayoría de edad, existen algunas limitaciones.

Un aspecto interesante es que la persona que ha sido emancipada no puede hacer ciertas cosas sin el consentimiento de sus padres.

La única excepción es que la persona emancipada se haya casado con una persona mayor de edad. En ese caso, deberá considerar la opinión de su cónyuge, en lugar de sus padres, en algunos casos específicos, como:

  • Realizar transacciones relacionadas con bienes inmuebles, como comprar, vender o hipotecar.
  • No puede obtener préstamos económicos.
  • No puede ser representante legal de otra persona, sin importar que se trate de alguien desaparecido o ausente.
  • No se le permite aceptar una herencia sin beneficio de inventario, repartir una herencia o pedir una partición hereditaria.
  • No está habilitado para otorgar testamentos escritos y firmados con su puño y letra.

En vista de que jurídicamente aún no tiene libertad plena para disponer de sus bienes, no puede ser tutor de un tercero.

Tomando en cuenta que la emancipación es un proceso irreversible, lo mejor es contar con los servicios de abogados expertos en derecho de familia. Así, se garantiza el mejor resultado.

Ahora que conoces más sobre la emancipación, podrás entender mejor este recurso legal y sus implicaciones para quienes lo solicitan.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.