El daño moral y su importancia en la valoración del daño en la jurisprudencia

Autor: Dudatis.com

El daño moral y su importancia en la valoración del daño en la jurisprudencia

El daño moral es un concepto novedoso y relevante dentro de la valoración del daño en nuestra jurisprudencia. Aunque no existe una definición del daño moral en nuestro ordenamiento jurídico, en la actualidad es un concepto plenamente aceptado por los tribunales.

Qué es el daño moral

El concepto de daño moral hace referencia al menoscabo de los bienes y derechos de la personalidad, al mismo tiempo que afecta a la esfera psicofísica. Es decir, encuentra su fundamento en los sentimientos, sufrimiento, angustia o reputación de la persona. El Tribunal Supremo ha señalado que los daños morales pueden ser definidos como el precio del dolor.

Tipos de daños morales

Para determinar la responsabilidad civil en un procedimiento judicial se valoran dos grandes tipos de daños: los daños materiales y los daños personales. El daño material hace referencia al daño causado en una cosa y el daño personal al menoscabo que se produce sobre una persona. Dentro de los daños personales se encuadra el concepto un tanto desconocido del daño moral. Como ya hemos señalado, el daño moral tiene que ver con la zozobra y el coste en la calidad de vida de una persona como consecuencia de los hechos objeto de enjuiciamiento.

Cómo se valora el daño moral

El daño moral lo valora la autoridad judicial. Según la jurisprudencia, es al juez a quien corresponde determinar la cantidad económica que debe compensarse a una persona como consecuencia del daño moral que haya sufrido. En muchos casos, la autoridad judicial determina esta cantidad a mano alzada, estableciendo una cuantía teniendo en cuenta los hechos del caso. Normalmente, esta cuantía ronda entre los 300 y los 500 euros, dependiendo de la situación.

Sin embargo, cuando se desea reclamar una cantidad mayor en interés del cliente, es común recurrir a especialistas forenses que emiten un informe o dictamen pericial en el que determinan la existencia y cuantía del daño moral.

Qué se tiene en cuenta para valorar el daño moral

La valoración del daño moral presenta dificultades probatorias, ya que los órganos judiciales no disponen de una prueba que les permita cuantificar con criterios económicos la indemnización procedente. Esto se debe a que el daño moral y el daño material son magnitudes diversas y no homologables.

Algunos elementos que se tienen en cuenta para la valoración del daño moral son:

  • El nivel económico previo de la persona que sufre el daño moral.
  • La valoración del bien jurídico perjudicado y el origen del daño moral.
  • El restablecimiento de la actividad normal y la convivencia de la víctima del daño moral.
  • La capacidad intrínseca de cada persona para superar el perjuicio.

Demanda y reclamación por daño moral

Dada la dificultad para valorar los daños morales, muchas veces no son reclamados judicialmente por temor a una eventual condena en costas. Sin embargo, el principio de restitutio in integrum y la jurisprudencia avalan que los daños morales puedan ser reclamados para una restitución íntegra del perjuicio sufrido. Es importante acudir a un abogado especializado en derecho penal para recibir el asesoramiento adecuado en cada caso particular.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.