Delito leve de lesiones en el Código Penal

Autor: Dudatis.com

Delito leve de lesiones en el Código Penal

El delito leve de lesiones en el Código Penal se encuentra debidamente regulado por el artículo 147 del Código Penal. Este delito se configura cuando se produce un daño sobre una persona, atentando contra su salud mental, física o su integridad física, que requiera de una atención médica sencilla, siempre y cuando no requiera de un tratamiento médico o una intervención quirúrgica.

Si se necesita de una intervención quirúrgica o tratamiento médico diferente al de una primera asistencia por parte del facultativo, ya no estaríamos hablando de un delito leve, sino de un delito de lesiones. Es importante destacar que la modificación del Código Penal en el año 2015 introdujo la figura del delito leve de lesiones, ya que antes de esta modificación las lesiones leves se consideraban una falta y no un delito.

La importancia de la denuncia

A partir de este cambio en el Código Penal, la interposición de denuncia es un requisito fundamental para perseguir un delito leve de lesiones. Esto significa que si la víctima no interpone denuncia, no se iniciará ningún tipo de procedimiento penal. Es necesario recordar que las conductas que se consideran delito leve de lesiones se encuentran descritas en los artículos 147.2 y 147.3 del Código Penal.

Multas por delito leve de lesiones

Para aquellos que incurran en un delito leve de lesiones y sean objeto de sanción, es necesario que exista una denuncia por parte de la víctima o de su representante legal. Generalmente, la sanción por este delito consiste en una multa.

En el caso de que se dicte una sentencia condenatoria por un delito leve de lesiones, es importante tener en cuenta que esta información quedará registrada en el Registro de Antecedentes Penales, aunque posteriormente se pueden cancelar una vez que haya transcurrido un período de seis meses desde el cumplimiento de la pena.

Es importante señalar que en el proceso de denuncia de una agresión que ha provocado una lesión leve, no se requiere la intervención de un procurador o abogado, aunque se puede solicitar la asistencia legal si se desea. Además, para que una persona sea condenada como agresor de un delito leve de lesiones, además de la denuncia, se debe poder probar la agresión de manera suficiente.

Por otro lado, es importante destacar que los delitos leves de lesiones prescriben al año de haberse cometido.

Beneficios de la denuncia y proceso judicial

Una vez que se ejerce una denuncia por la agresión que ha provocado una lesión leve, el juzgado la admitirá a trámite y se determinará una fecha para realizar el juicio. En este proceso judicial, no hay una fase de instrucción.

El día y hora indicado para el juicio, la víctima deberá presentar toda la documentación que demuestre la atención médica recibida como consecuencia de la agresión. Además, tanto el agresor como los posibles testigos deberán estar presentes.

Es importante mencionar que las agresiones que sean conducta de delito leve de lesión o maltrato de obra cometidas contra una pareja o mujer con una relación similar de afectividad, o contra una persona especialmente vulnerable que conviva con el agresor, ya no tienen la consideración de delito leve, sino que pasarían a ser penas menos graves.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.