Delito de defraudación del fluido eléctrico: tipos y penalidades

Autor: Dudatis.com

Delito de defraudación del fluido eléctrico: tipos y penalidades

El uso ilícito de energía eléctrica, gas, agua, telecomunicaciones y otros servicios es considerado un fraude y se encuentra tipificado como delito en el Código Penal. Es importante tener en cuenta todas las implicaciones de este delito de defraudación del fluido eléctrico.

El tipo básico del delito de defraudación del fluido eléctrico

El delito de defraudación del fluido eléctrico abarca las acciones en las que se comete fraude al hacer uso de servicios como la energía eléctrica, el gas, las telecomunicaciones o el agua. Está regulado en el artículo 255 del Código Penal y su tipo básico se castiga con una pena de multa de 3 a 12 meses.

Este delito protege el patrimonio económico en su modo de uso, es decir, la propiedad. Para que se configure el delito, debe ser cometido a través de mecanismos instalados para realizar la defraudación, por alteración maliciosa de dispositivos contadores o indicaciones, o por cualquier otro medio clandestino. Además, el sujeto activo debe ser consciente de que está actuando de forma ilícita y debe cometer el delito en beneficio propio, causando un perjuicio económico al titular o persona con derecho a la explotación. Es importante destacar que se trata de un delito doloso.

En este caso, nos encontramos ante un delito de defraudación o engaño patrimonial en el que el beneficio económico se obtiene manipulando los aparatos de medición de consumo o contadores. El artículo 255.1 del Código Penal establece los medios por los cuales se puede cometer la defraudación: valiéndose de mecanismos instalados, alterando maliciosamente las indicaciones o aparatos contadores, o empleando otros medios clandestinos.

Delito de resultado

Es importante destacar que este delito es considerado un delito de resultado. La pena que se imponga dependerá del valor del servicio consumido y no abonado adecuadamente. Además, este delito prescribe a los cinco años, contados a partir del cese de la irregularidad o al año si se trata de una modalidad leve.

Anteriormente, se consideraba que este delito era un hurto o sustracción, pero posteriormente se reconoció como una forma de defraudación o engaño al perjudicado, es decir, al titular de los bienes.

Delito leve de defraudación del fluido eléctrico

La reforma del Código Penal en el año 2015 eliminó la modalidad de falta y estableció el delito leve de defraudación del fluido eléctrico. Se encuentra regulado en el artículo 255.2 y aplica en casos en los que la cuantía defraudada no supera los 400 euros. La pena prevista es una multa de 1 a 3 meses.

Exención de responsabilidad

El artículo 268 establece una exención de responsabilidad criminal en aquellos casos en los que no se haya empleado violencia, intimidación o abuso de la vulnerabilidad de la víctima. Esto se aplica a los cónyuges que no estén separados legalmente o de hecho, descendientes, ascendientes, hermanos por adopción o naturaleza, y familiares de primer grado de consanguinidad que convivan juntos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas personas no quedan exentas de responsabilidad civil.

Conclusión: Es esencial tener en cuenta las implicaciones del delito de defraudación del fluido eléctrico, tanto en su tipo básico como en su variante leve. Además, es importante recordar la exención de responsabilidad en ciertos casos. Este delito tiene como objetivo proteger el patrimonio económico y su comisión puede acarrear sanciones penales.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.