Venta de datos personales en la red: la Dark Web

Autor: Dudatis.com

Venta de datos personales en la red: la Dark Web

Hemos conocido hace unos días el ataque informático sufrido por Facebook por el cuál accedieron a los datos personales de millones de usuarios. ¿Qué supone un robo de estas características? ¿Dónde pueden acabar los datos robados en redes sociales o cuentas bancarias? Uno de los destinos más probables es la Internet oscura.

¿Qué es la Dark Web?

La Dark Web o web oscura es una parte de Internet que no es visible para los motores de búsqueda. ¿Qué hace que la red sea oscura? Permite a los usuarios anonimizar su identidad ocultando sus direcciones IP. Esto hace que quienes usan la web oscura sean casi imposibles de identificar. Solo el 4% de Internet está disponible para el público en general, lo que significa que un vasto 96% de Internet está compuesto por la web profunda. Es importante tener en cuenta aquí que la web oscura es solo una pequeña sección de Internet, pero es un sector pequeño y poderoso.

¿Qué datos personales están más valorados?

Los datos financieros son los más codiciados, pero eso no significa que el cibercriminal de turno se deje un dineral. Comprar los datos de tu tarjeta de crédito y débito, todos tus inicios de sesión en la banca en línea, tus contraseñas y la información de tu cuenta de PayPal puede rondar un total de 700 euros.

Las ID en Apple, Steam y Spotify también tienen sus precios, alrededor de 10 euros, al igual que las cuentas de correo como las de Gmail. Las redes sociales también son un objetivo, con cuentas de Pinterest que pueden valer hasta 7,4 euros, Instagram 5,5 euros, Facebook 3,4 euros y Twitter 2,8 euros.

¿Cuánto valen tus datos bancarios?

La Dark Web está llena de credenciales bancarias personales robadas. El precio promedio de una tarjeta de crédito en el Reino Unido en 2015 fue de 9 libras, sin embargo, esto aumentó a 17 libras en 2018. Las cuentas bancarias que pueden transferir fondos en modo oculto a los bancos del Reino Unido son considerablemente más caras, costando alrededor de 700 libras una cuenta con un saldo de 12.500 libras.

¿Cuánto vale toda tu identidad en la Dark Web?

La persona moderna promedio ahora tiene muchas cuentas en línea. Combinar todas esas cuentas y la identidad típica del usuario de Internet vale alrededor de 987 euros para los piratas informáticos. La pérdida personal para las víctimas es, por supuesto, mucho mayor.

Sistemas usados para comprar esa información

Debido a que es ilegal conseguir, vender y comprar información personal, no es extraño ver que los métodos usados para comprar esta información son complejos y secretos. Por lo general, hay una serie de ‘intermediarios’ que negocian acuerdos entre quienes roban datos y quienes los venden, y todos en la cadena se esfuerzan mucho para protegerse contra el descubrimiento por parte de la policía.

¿Qué puedo hacer al respecto?

Por desgracia, puedes hacer muy poco para evitar que tus datos aparezcan en la Dark Web. Los datos más comunes que aparecen son obtenidos de piratas informáticos a gran escala. Aparte de presentar una queja ante tus proveedores de cuentas y esperar a que estos implementen mayores medidas de seguridad para proteger tus datos, poco más puedes hacer.

Como medida de precaución, se recomienda utilizar una red privada virtual o VPN al conectarte a Internet. Esto encriptará tu conexión y hará más difícil que los malos roben información. También es recomendable utilizar contraseñas seguras y diferentes para cada servicio en línea y realizar comprobaciones periódicas para ver si tus datos ya están disponibles en la web oscura.

Empresas que venden datos personales

Una preocupación adicional son las empresas de corredores de datos o data brokers, que recopilan y venden información personal sin darle nada a cambio al individuo. Estas empresas recopilan información de fuentes públicas como registros de propiedad, licencias de matrimonio y casos judiciales, así como registros médicos, historial de navegación, conexiones de redes sociales y compras en línea.

Los rastreadores que te siguen

Los rastreadores en línea se dividen en dos categorías principales: mismos sitios y sitios cruzados. Los primeros son en su mayoría benignos, mientras que los segundos son más invasivos. Estos rastreadores pueden recopilar información como búsquedas en Google, ubicaciones en Google Maps, perfil de LinkedIn, visitas a páginas web porno, entre otros. Algunos rastreadores son útiles, como los que mantienen tus datos de sesión en un sitio web.

¿Qué ocurrirá en el futuro?

Es difícil predecir con certeza el futuro de la protección de datos y la Dark Web. Sin embargo, existen preocupaciones crecientes sobre la privacidad y la necesidad de una mayor regulación en la recopilación y venta de datos personales. Además, se está considerando la posibilidad de que los consumidores sean propietarios de su propia información y reciban una compensación por su uso.

Mayor regulación

Las compañías tecnológicas están comenzando a reconocer la necesidad de regular la recopilación de datos personales. Algunas empresas están experimentando con recompensas a los usuarios por compartir datos o pagos por compartir transacciones bancarias. También se están tomando medidas para hacer que los algoritmos sean más transparentes y justos en la toma de decisiones basadas en datos personales.

En resumen, proteger tus datos personales en línea es crucial en la actualidad. El robo y venta de datos personales es una práctica común en la Dark Web. Utilizar VPNs, contraseñas seguras y diferentes para cada servicio, y estar atento a cualquier actividad sospechosa puede ayudar a proteger tus datos en línea.

Ejemplo: recopilación de datos por Avast

Uno de los proveedores de antivirus más grandes del mundo, Avast, ha finalizado su programa de venta de datos de navegación web de los usuarios después de que se revelara públicamente. La compañía ha asegurado cumplir con las regulaciones de protección de datos y ha recomendado a los usuarios ajustar sus niveles de privacidad en sus productos.

Recomendaciones

Además de las medidas mencionadas anteriormente, es importante ser consciente de qué información compartes en las redes sociales y cómo la configuras. También se recomienda realizar comprobaciones periódicas para ver si tus datos están disponibles en la Dark Web y considerar el uso de una VPN para garantizar una conexión segura a Internet.

En conclusión, proteger tus datos personales en línea es un desafío constante. La web oscura y la venta de datos personales son una realidad con la que debemos convivir, pero tomando las precauciones adecuadas y estando alerta, podemos minimizar los riesgos y proteger nuestra identidad en línea.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.