Las difamaciones en las redes sociales y cómo actuar legalmente

Autor: Dudatis.com

Las difamaciones en las redes sociales y cómo actuar legalmente

Desde que existen las redes sociales seguramente nos hayamos hecho preguntas como “¿qué pasa si alguien habla mal de mí en las redes sociales? ¿puedo denunciarlo?”. Con el auge de estas plataformas se ha incrementado el llamado “hater”, o lo que es lo mismo, las personas que insultan, acusan y ejercen violencia a partir de comentarios o mensajes vejatorios contra otra persona.

Muchas veces esta violencia se acaba produciendo bajo seudónimos o bajo el anonimato, ya que ésta es la forma más fácil de criticar e insultar. Y porque el “hater” cree que jamás se sabrá quién se esconde detrás de ese anonimato.

Esto no es cierto y actualmente hay muchas formas de investigar quién hay detrás de un perfil en las redes sociales, aunque en la cuenta no aparezca ningún dato, información o fotografía de la persona.

En el artículo de hoy vamos a hablaros de las difamaciones en las redes sociales y resolveros varias cuestiones que esta temática está suscitando. Para empezar, entraremos a conocer los términos de, por ejemplo, ¿Qué es la difamación en redes sociales?, ¿Qué diferencia hay entre injuria y calumnia? O si ¿Se puede denunciar a alguien por insultarte en redes sociales?, entre otras.

¿Qué es una difamación en redes sociales?

En España se puede denunciar cuando alguien habla mal de nosotros de forma pública, por ejemplo, en Internet o en redes sociales. Esta denuncia se hace por difamación.

Cuando hablamos de difamación siempre se deberá identificar a la persona o dar los datos suficientes para reconocerla fácilmente.

Lo más habitual es que la difamación sea dirigida hacia personajes públicos o influencers, pero las personas poco conocidas o “anónimas” también pueden recibir estas conductas. Estos comportamientos se consideran acoso y violencia porque en muchos casos el difamador acaba insultando constantemente a su víctima.

Aunque en el Código Penal no se hable exactamente de difamación, es decir, del acto de insultar o desacreditar a una persona a partir de la difusión de una información que sea falsa o dañe su reputación o imagen pública, sino que se habla de delito de injurias y calumnias.

Los delitos por injurias y calumnias son llamados delitos contra el honor y atentan contra los derechos a la personalidad. Pero no todos los insultos se consideran difamación, sobre todo desde que la reforma del Código Penal de 2015 despenalizase las injurias leves.

¿Qué diferencia hay entre injuria y calumnia?

Hay dos tipos de difamación en redes sociales: la injuria y la calumnia.

La injuria es insultar a alguien de forma pública en las redes sociales o en Internet, con la intención de humillar y dañar la dignidad de una persona. Siempre y cuando esté citada y nombrada para que sea reconocida por otros.

Cuando los insultos son continuos se podrá denunciar a la persona por acoso. Los jueces consideran que a partir de tres insultos es un delito de acoso, que es más grave que un delito de injurias. Por eso, muchas personas no denuncian hasta que los insultos sean constantes para poder denunciarles por acoso.

La calumnia es imputar o acusar a alguien de forma pública de haber cometido un delito, aun sabiendo que la información es falsa. Para que se considere delito, la persona también debe ser reconocida.

En ninguno de los casos es necesario que la víctima tenga perfiles en redes sociales. Con solo ser reconocible ya se consideraría delito.

¿Qué críticas están amparadas por la libertad de expresión?

La libertad de expresión en Internet está protegida por la Constitución, pero no quiere decir que no exista un límite a esta libertad. La opinión siempre es libre, pero la difamación no lo es.

Hay personas que confunden la libertad de expresión con el insultar y el hablar mal en redes sociales, pero esto no es una crítica u opinión, es difamación.

Las críticas y opiniones están amparadas por la libertad de expresión, pero los insultos o comentarios vejatorios, humillantes y ofensivos no, ya que pueden ser injurias.

La calumnia no puede considerarse libertad de expresión, ya que siempre se hace con la intención de dañar y perjudicar a la persona sobre la que se miente.

Según la jurisprudencia, éstos serían los criterios para saber cuándo se están sobrepasando los límites de la libertad de expresión:

  • Cuando cumplen los requisitos de la ley para los delitos de injurias y calumnias.
  • Cuando la persona que recibe los comentarios no ocupa un cargo público y estos comentarios no son relacionados con la ejecución de sus funciones.
  • Cuando se difunden y se imputan de forma pública hechos falsos a una persona.
  • Cuando los comentarios son vejatorios u ofensivos, o son insultos o adjetivos racistas, sexistas, machistas o degradantes, y estos se repiten constantemente.

¿Cómo denunciar una difamación?

Los delitos de injurias y calumnias se denuncian a partir de una querella criminal, que se presenta ante el Juzgado de Instrucción o ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Esta querella deberá presentarla la víctima del delito o sus representantes legales, y será necesario que esté asistida por su abogado o procurador.

Antes de interponer la querella será necesario que se haya intentado celebrar un acto de conciliación entre las dos partes, y es requisito acompañar esta prueba para admitirla a trámite (tal como establecen los art. 278 y 804 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal).

Estos son los pasos que se deberán hacer para denunciar una difamación en redes sociales:

  1. Recopilar todas las pruebas:
  2. Hacer capturas de pantalla con los insultos o fotografías de los comentarios. Estas pruebas tendrían mas fuerza si el contenido de estas capturas tuvieran fe notarial, para dejar constancia de que las pruebas no han sido manipuladas, o acudir a una empresa especializada en certificar la existencia de comentarios online.

  3. Contactar con el autor del comentario:
  4. Antes de poner cualquier denuncia debes responder a esa persona diciendo que su comentario te ha molestado. Esto será una prueba de advertencia por si vuelve a hacer otro comentario, donde se confirmaría que su objetivo es hacer daño.

  5. Contactar con la red social:
  6. Desde cualquier red social puedes denunciar casos de acoso, injuria o calumnia. El procedimiento más habitual es el bloqueo de ese usuario, aunque este siempre puede volver a crear un perfil nuevo anónimo.

  7. Denunciar el delito a los cuerpos de seguridad del Estado (Guardia Civil o policía):
  8. Puedes hacer la denuncia tanto de forma presencial como online desde el portal del Grupo De Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, indicando en qué dirección web están los comentarios difamatorios.

  9. Poner una querella en el juzgado:
  10. Si ninguno de estos pasos te garantiza que deje de existir este acoso, deberás poner una querella en el juzgado. No será necesario un abogado, pero sí muy recomendable.

    Cuando la persona difamadora es anónima en la red social, el abogado solicitará al juez que haga investigaciones para identificar al autor del delito.

    Una vez se haya identificado al autor siempre habrá un acto de conciliación previo al juicio. Si esta persona no admite los hechos y no pide perdón, el juez abrirá la causa.

    Si estás en una situación como esta y necesitas la ayuda de un abogado/a, puedes contactar con nuestro equipo.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.