La legalidad del sistema de reconocimiento facial de Mercadona

Autor: Dudatis.com

La legalidad del sistema de reconocimiento facial de Mercadona

A principios de julio de 2020, la cadena de supermercados Mercadona instaló un sistema de reconocimiento facial en varios de sus centros en Mallorca, Zaragoza y Valencia, lo cual generó dudas y preguntas sobre su legalidad y justificación. En esta entrada, intentaremos responder a estas interrogantes y analizar la postura de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

¿Qué se sabe sobre el sistema de reconocimiento facial implantado por Mercadona?

Las cámaras de reconocimiento facial de Mercadona se han instalado en 40 de sus tiendas. Este sistema, desarrollado por la empresa israelí AnyVision, va más allá de la videovigilancia, ya que está diseñado para detectar y reconocer personas con sentencias firmes y órdenes de alejamiento dictadas por un juzgado. Sin embargo, para lograr esto, debe captar el rostro de todos los clientes que ingresen a la tienda.

La compañía afirma que el sistema captura la imagen y la procesa en 0,3 segundos, para después eliminarla, lo que implicaría que no se guarda ninguna imagen o dato adicional sobre los clientes. Sin embargo, surge la pregunta sobre qué base de datos se está comparando esa imagen, ya que para que se produzca el reconocimiento facial a través de la captura de imagen del rostro de una persona, es necesario contar con una imagen previa para contrastarla.

Para cumplir con lo estipulado en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), Mercadona ha instalado carteles informativos en la entrada de estas tiendas, donde se explica la presencia del sistema, sus fines y la norma en la que se ampara. Sin embargo, aún quedan dudas sobre cómo funciona exactamente este sistema de reconocimiento facial, especialmente en cuanto a la protección de datos y la privacidad.

¿Qué explica Mercadona sobre su sistema de reconocimiento facial?

Según fuentes de la compañía, el objetivo de instalar este sistema de cámaras de reconocimiento facial es mejorar y reforzar la seguridad de los clientes y los trabajadores. Se trata de un sistema de detección anticipado para evitar que personas con sentencias judiciales o órdenes de alejamiento relacionadas con Mercadona o sus empleados ingresen a las tiendas.

La empresa afirma que el sistema solo reconocerá a estas personas y descartará las imágenes del resto de clientes. Además, se asegura que se ha llevado a cabo en contacto con las autoridades correspondientes para contar con todas las garantías legales. Sin embargo, en la política de privacidad se debe especificar de manera clara que las cámaras están captando nuestros rostros para ser procesados por el sistema de reconocimiento facial.

¿Qué dice la AEPD sobre el reconocimiento facial y la privacidad?

La implantación de este sistema ha generado dudas sobre su legitimidad en relación a la protección de datos y la privacidad de las personas. La Agencia Española de Protección de Datos ya había publicado un informe al respecto a finales de mayo de 2020. Según la AEPD, el reconocimiento facial con fines de identificación biométrica implica un tratamiento de categorías especiales de datos, que requiere garantías adicionales para proteger la privacidad de las personas.

Requisitos y garantías necesarios para poder utilizar sistemas de reconocimiento facial

El problema con estos sistemas de reconocimiento facial es que aún no existe un marco normativo que regule el tratamiento de los datos biométricos. No hay una ley que especifique en qué casos y circunstancias se puede tratar este tipo de datos, ni qué requisitos y garantías deben cumplirse. El Reglamento General de Protección de Datos trata los datos biométricos como información especialmente protegida y solo permite su tratamiento en situaciones legítimas, amparadas por causas excepcionales.

En el caso de Mercadona, se basa en el interés público para justificar el uso del reconocimiento facial. Sin embargo, sin un marco legal que defina los requisitos y garantías necesarios, la compañía se encuentra en una situación delicada. La AEPD está investigando el caso, pero aún no ha emitido su informe final.

Conclusiones

Mercadona es la primera gran empresa española en implementar un sistema de reconocimiento facial para controlar a sus clientes. Sin embargo, la legalidad de este sistema es cuestionable debido a la falta de un marco normativo claro y a las garantías necesarias para proteger la privacidad de las personas. Aunque la empresa argumenta que busca mejorar la seguridad, es importante analizar si el sacrificio de privacidad justifica este supuesto interés público. Por ahora, solo nos queda esperar el informe final de la AEPD y el desarrollo de una base normativa legal que regule el uso del reconocimiento facial.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.