Repudio y renuncia a una herencia: ¿Cuál es la diferencia?

Autor: Dudatis.com

Repudio y renuncia a una herencia: ¿Cuál es la diferencia?

La herencia es el conjunto patrimonial que una persona adquiere como consecuencia del fallecimiento de otra. Está regulada en el Código Civil y comprende bienes, derechos y obligaciones. En este artículo, te explicaremos las diferencias entre el repudio y la renuncia a una herencia, para que puedas entender en qué consisten ambos conceptos.

La aceptación de la herencia

Cuando una persona acepta una herencia, admite la parte del patrimonio que le corresponde, y pasa a formar parte de su propio patrimonio. Es importante destacar que, al aceptarla, no se pierde el derecho a deliberar y al beneficio del inventario, tal como establece la ley.

El heredero acepta tanto los activos como los pasivos que le corresponden de forma conforme a la ley. Sin embargo, si por alguna razón decide no aceptarla, se debe hablar de repudio o renuncia. A continuación, vamos a explicar ambos conceptos para que puedas comprender en qué consisten.

Repudiación de la herencia

La repudiación de la herencia es el acto jurídico mediante el cual un heredero manifiesta su voluntad de no aceptar el patrimonio que proviene del fallecido, para que este no forme parte de su propio patrimonio. Desde el momento de la repudiación, se considera que esa persona nunca ha sido heredera.

Repudiación de herencia pura y simple

La repudiación de herencia pura y simple es una forma de renunciar a la herencia de forma explícita, con efectos fiscales. En este caso, se entiende que el heredero nunca adquiere el papel de heredero, ya que no ha manifestado de forma tácita o expresa su aceptación. Como resultado, no se produce la transmisión de ningún derecho u obligación vinculados a la herencia.

En resumen, la persona que repudia la herencia no tiene que liquidar ningún impuesto ni asumir ninguna responsabilidad relacionada con la misma.

Renuncia de herencia traslativa

La renuncia de herencia traslativa no es una forma de repudiar la herencia. En este caso, un heredero cede sus derechos y obligaciones a otro tercero, siempre y cuando haya aceptado previamente la herencia. En términos fiscales, el renunciante debe liquidar el impuesto de sucesiones, y el beneficiario debe liquidar el incremento patrimonial como una donación.

Diferencia entre el repudio y la renuncia a una herencia

La diferencia entre repudio y renuncia a una herencia radica en su carácter traslativo. En el caso de la renuncia, si ya existe una aceptación y luego se enajena el patrimonio heredado a un tercero, ya sea de forma gratuita u onerosa, se considera una renuncia. En cambio, el repudio implica que la persona nunca ha sido heredera y no adquiere ningún derecho ni obligación relacionados con la herencia.

Es importante mencionar que el trámite de una herencia puede estar influenciado por diferentes situaciones eventuales. Por esta razón, siempre es aconsejable contar con el asesoramiento de profesionales especializados para cada caso en particular.

¿Es obligatorio aceptar la herencia?

De acuerdo con la ley en España, la persona llamada a una herencia tiene la posibilidad de aceptarla o repudiarla. La aceptación del patrimonio heredado es un acto voluntario y libre. No obstante, si el heredero no manifiesta su voluntad de aceptar o repudiar la herencia dentro de los 9 días siguientes al fallecimiento del causante, un tercero interesado puede solicitar que se manifieste.

En el caso de varios herederos, cada uno tiene derecho a aceptar o repudiar la herencia de manera individual.

En conclusión, el repudio y la renuncia a una herencia son dos conceptos diferentes. El primero implica que la persona nunca ha sido heredera y no adquiere ningún derecho ni obligación, mientras que la renuncia implica una cesión de derechos y obligaciones a un tercero. Ante cualquier situación relacionada con una herencia, siempre es recomendable buscar el asesoramiento de profesionales especializados para evitar problemas futuros.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.