Qué es el Mobbing o acoso laboral

Autor: Dudatis.com

Qué es el Mobbing o acoso laboral

El mobbing está directamente relacionado con el hostigamiento y el acoso, siendo también denominado acoso moral. De forma general, nos el mobbing se refiere a la acción que efectúan uno o varios hostigadores, dirigida a generar miedo en el trabajador que se ve afectado por ello; y este sufre las consecuencias. Como es un problema que se da con mayor frecuencia de lo que pueda pensar, y que puede tener graves consecuencias, te vamos a explicar en qué consiste el tipo de acoso laboral.

Qué es el Mobbing o acoso laboral

El mobbing se confunde de forma habitual con el acoso escolar o bullying, si bien, aunque son parecidos en algunos aspectos, existe una diferencia clave entre ambas; y es que en el caso de este último, existe violencia física. En el caso del mobbing se trata de violencia a nivel psicológico, con acosadores que no dejan pruebas para que la otra persona no pueda demostrar que están sufriendo la agresión.

La finalidad de estos acosadores es la de hacer sentir al trabajador como una persona problemática y/o incompetente en su puesto de trabajo, sin que pueda defenderse debido a la falta de pruebas que permitan demostrar que existe una agresión de tipo psicológico.

Quiénes ejercen el mobbing

El mobbing es una forma con la que sufren personas por culpa de otras, que les hacen sentir situaciones de acoso a la hora de llevar a cabo sus labores en el entorno laboral pero también fuera de él. Entre los casos más comunes que nos podemos encontrar hay que destacar los siguientes:

  • La situación de mobbing puede darse en un sentido descendente, es decir, por parte de un jefe o superior hacia un trabajador subordinado.
  • De forma horizontal, es decir, que puede llegar a darse entre los propios compañeros de trabajo.
  • De manera ascendente, es decir, que un trabajador lo ejerza sobre un superior a nivel jerárquico dentro de la empresa.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que aunque es concebido como un acoso psicológico o moral, en algunas ocasiones el mobbing puede conllevar ataques físicos. Como consecuencia, las diferentes acciones pueden provocar serios problemas en las personas que lo sufren, que pueden caer en una depresión o sentir miedo e incomodidad en su puesto laboral e incluso fuera de él.

Consecuencias del mobbing

El mobbing puede ocasionar diferentes problemas, teniendo consecuencias tanto a nivel laboral como psicológico sobre las personas afectadas por ello. Algunas de las principales consecuencias son las siguientes:

  • Desvalorización personal.
  • Deterioro de la confianza en uno mismo.
  • Falta de confianza en capacidades profesionales.
  • Baja autoestima.
  • Retraimiento.
  • Estigmatización social.
  • Efecto de somatización que deriva en enfermedades físicas.

Asimismo, la víctima de este tipo de acoso puede llegar a desarrollar síntomas propios de otros problemas como estrés, insomnio, fatiga, depresión, cambios de personalidad, etcétera. Además hay que tener en cuenta que puede acabar ocasionando problemas en las relaciones familiares y de pareja.

Prácticas del mobbing

El mobbing tiene como una de sus principales características el hecho de llevar a cabo diferentes acciones de forma estratégica que se ejercen para perjudicar a un trabajador, pero que tienen lugar de manera que no quedan pruebas de gran contundencia que puedan demostrar el acoso, de ahí que se trata de un tipo de acoso psicológico y no físico, más allá de que los problemas psicológicos puedan derivar en otros físicos.

Algunas de las prácticas más habituales al hablar de mobbing son las siguientes:

  • Cuando a un trabajador se le asignan una cantidad de tareas desmedidas, así como la fijación de metas que son inalcanzables por parte de este.
  • Cuando se producen ataques verbales, con independencia de que estos tengan lugar de forma privada o se hagan de manera pública, en presencia de otros compañeros de trabajo u otras personas.
  • Quitar responsabilidades al empleado con el objetivo de minimizarlo y reducir su importancia.

En cualquier caso, cada una de estas acciones se encuentra enfocada a hacer que el empleado sienta inconformidad e incomodidad en el entorno de trabajo. Además, el incremento de tareas que se ejerce contra el empleado puede tener lugar de forma repentina o progresiva.

Es más habitual que se haga de forma progresiva, ya que de esta forma se evita levantar sospechas entre otros compañeros. Además, se ejerce una presión continuada que hace que el afectado tenga que lidiar con una gran carga laboral. Así, el acosador busca que sea el propio trabajador el que inicie el conflicto públicamente, llegando al punto de incluso renunciar a su puesto de trabajo o presentar una queja.

Ante el incremento de casos de mobbing, es muy importante aportar por la prevención en el mundo laboral.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.