¿Qué es el Derecho Romano y cuál es su importancia?

Autor: Dudatis.com

¿Qué es el Derecho Romano y cuál es su importancia?

Son muchas las personas, sobre todo estudiantes, que se plantean qué es en realidad el concepto de Derecho Romano. A pesar de que cuenta con diferentes significados, el más común es el que lo describe como el grupo de principios de derecho que han sido utilizados para dirigir a la sociedad romana a través de sus diferentes épocas, desde sus inicios hasta que desapareció físicamente el emperador Justiniano.

Dicho de otra manera, es el conjunto de normas jurídicas que regían el pueblo de Roma hasta la caída del imperio, que tuvo lugar a mitad del siglo VI d.C. Con el paso de las diferentes generaciones se mantuvieron estas normas. Además, el Derecho Romano logró evolucionar a través de las costumbres y usos de la sociedad con el paso del tiempo.

Este ordenamiento jurídico fue recopilado en el siglo VI en un volumen de leyes que recibió el nombre de Corpus Iuris Civilis (“Cuerpo de Derecho civil”). Este texto y las leyes incluidas en él son de una máxima importancia en la historia jurídica de toda la humanidad. Esto se debe a que fueron utilizados como base para la creación de los textos legales de las diferentes civilizaciones y culturas.

Fuentes del Derecho Romano

Al igual que el resto de vertientes del derecho, el Derecho Romano cuenta con diferentes fuentes que pueden ser asociadas de manera separada:

Mos Maiorum: «La costumbre de los ancestros». Es una de las primeras fuentes de este derecho, consistiendo en un conjunto de normas heredadas en la tradición de los ancestros y que se transmitían en el ámbito familiar.

Fuentes Justinianeas: Es el conjunto de normas que compiló el emperador Justiniano I en la obra Corpus Iuris Civilis. En él se muestran diferentes materias con ordenadas cronológicamente a lo largo de 50 libros distintos.

Fuentes extrajustinianeas: Estas se componen de dos conjuntos de textos, uno de ellos con fragmentos de juristicas del periodo clásico y, por otro lado, una colección de constituciones imperiales.

Las principales características del Derecho Romano

El Derecho Romano tiene una serie de características que lo definen, como son los siguientes:

Tiene tres preceptos básicos:

– Vivir honestamente.

– No dañar a nadie.

– Dar a cada persona lo suyo.

Es tradicionalista: A pesar de que la manera de administrar la ley pudiese cambiar, las leyes fundamentales y las instituciones se mantenían o, en su defecto, se preservaba una parte.

Es formal: El acto jurídico en sí es formal. Se manifiesta a través de la creación de fórmulas o modelos que puedan ser aplicados en los diferentes casos, evitando que puedan dar origen a interpretaciones de la ley que se dan de manera discrecional.

Es realista: Cuando las leyes escritas no eran suficiente para resolver un caso, se recurría a la tradición para ajustar la ley a cada momento.

Es individualista: Sus significados jurídicos dependen del campo de aplicación, lo que hace que exista una diferenciación en el ámbito moral, social y jurídico.

Es sencillo: Refleja la naturalidad y la facilidad con la que es posible aplicar las leyes y dar así solución a casos de delitos actuales.

En resumen, el Derecho Romano es un conjunto de normas jurídicas que regían la sociedad romana hasta la caída del imperio. Su importancia radica en que fue utilizado como base para la creación de los textos legales de diferentes civilizaciones. Cuenta con fuentes como la costumbre de los ancestros y las recopilaciones realizadas por el emperador Justiniano I. Sus principales características son su formalismo, su realismo y su sencillez.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.