Las circunstancias modificativas de la responsabilidad penal

Autor: Dudatis.com

Las circunstancias modificativas de la responsabilidad penal

La aplicación de las penas no son automáticas en virtud del delito cometido. A la hora de aplicar la pena relativa a un determinado delito, nuestro Código Penal establece una serie de circunstancias que pueden variar en cada caso concreto y que servirán para graduar en su momento la pena. La determinación de la pena es una labor muy compleja que dependerá, en gran medida, de la aplicación de determinadas circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal. Habrá que analizar cada caso concreto para ver cuáles pueden resultar aplicables y en qué medida inciden en la graduación de la pena.

¿Cuáles son las eximentes?

Las eximentes son aquellas causas exoneradoras de la responsabilidad penal del autor de un delito. El artículo 20 del CP se ocupa de tasarlas:

El padecimiento de anomalías o alteraciones psíquicas:

El autor debe padecer la alteración en el momento de cometer el delito y esta debe ser tan grave que impida la comprensión de la situación.

La intoxicación plena:

El consumo de alcohol o sustancias puede eximir de responsabilidad si se cumple con los requisitos de temporalidad y entidad de la intoxicación.

La alteración grave de la conciencia de la realidad:

Si el autor padece alteraciones desde el nacimiento o infancia que afecten su percepción de la realidad, no podrá ser declarado penalmente responsable.

La legítima defensa:

Si el delito se comete en defensa de derechos o bienes jurídicos propios o de un tercero, el autor puede ser eximido de responsabilidad siempre que se cumplan ciertos requisitos como la agresión ilegítima y el uso de un medio de defensa racionalmente necesario.

El estado de necesidad:

Se considera que el delito se comete en estado de necesidad cuando el autor busca evitar un mal mayor. Se deben cumplir requisitos como que el mal causado no sea mayor que el que se buscaba evitar.

El miedo insuperable:

El miedo manifiesto e incontrolable puede eximir al autor de responsabilidad penal.

La actuación en cumplimiento de un deber:

Si el delito se comete a causa del cumplimiento de un deber legal o normativo, no se declarará la responsabilidad penal.

La concurrencia de estas eximentes conllevará la total exoneración de responsabilidad penal. En otros casos, donde no se cumplan todos los requisitos, se hablará de eximente incompleta, lo cual dará lugar a una pena inferior en uno o dos grados.

¿Qué atenuantes hay?

Las circunstancias atenuantes son aquellas que rebajan la gravedad de la comisión de un delito y permiten reducir la pena. Vienen establecidas en el artículo 21 del CP:

La eximente incompleta:

Se da cuando no se cumplen todos los requisitos para una eximente completa.

La grave adicción:

Si el autor comete el delito a causa de su grave adicción a sustancias, se podrá rebajar la pena.

El arrebato, obcecación u otro estado pasional semejante:

Si el autor comete el delito bajo estímulos provocados por la víctima que provocan un estado pasional de difícil control, se considerará una circunstancia atenuante.

La confesión:

Si el autor confiesa la infracción antes de conocer la existencia del proceso judicial, se reducirá la pena.

La reparación del daño:

Si el autor procede a reparar el daño antes de la celebración del juicio oral, se tendrá en cuenta como una circunstancia atenuante.

La dilación extraordinaria e indebida:

Si la tramitación del procedimiento se ha dilatado de forma exagerada y sin causa aparente, se considerará una circunstancia atenuante.

Existen otras causas similares que pueden incidir en una rebaja de la responsabilidad. La concurrencia de alguna circunstancia atenuante puede conducir a la ponderación de la pena prevista para el delito en su mitad inferior.

¿Y qué agravantes tenemos?

Las circunstancias agravantes son aquellas que aumentan la responsabilidad penal y, por lo tanto, la pena aplicable al delito. Están establecidas en el artículo 22 del CP:

La alevosía:

Si el autor emplea medios para asegurar la comisión del delito o neutralizar la defensa de la víctima, se agravará la responsabilidad penal.

La utilización de disfraz, abuso de superioridad o aprovechando las circunstancias:

Si el autor utiliza disfraz, abusa de su superioridad o se aprovecha de ciertas circunstancias, se considerará una agravante.

El precio, recompensa o promesa:

Si se comete el delito a cambio de un precio, recompensa o promesa, se incrementará la pena.

La discriminación:

Si el delito se comete por razones xenófobas, homófobas, discriminación de cualquier tipo, se considerará más grave.

Aumentar el sufrimiento de la víctima:

Se agravará la pena si el autor contribuye deliberadamente a aumentar el sufrimiento de la víctima.

El abuso de confianza:

Si el autor se aprovecha del abuso de confianza de la víctima, se modificará la responsabilidad penal.

El carácter público del autor:

Si el autor es una figura pública, como un policía, se aumentará la responsabilidad penal.

La reincidencia:

Si el autor ha sido condenado por el mismo delito en múltiples ocasiones, se agravará la pena.

La concurrencia de agravantes puede implicar la imposición de la pena en su mitad superior.

La circunstancia mixta de parentesco

La existencia de relaciones familiares o de afectividad entre delincuente y víctima puede modificar la responsabilidad penal. Puede ser considerada atenuante o agravante según la naturaleza, motivos y efectos del delito.

Si has encontrado útil este artículo, te agradeceríamos que lo comentaras o lo compartieras. Si tienes alguna duda, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de contacto y estaremos encantados de ayudarte.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.