La Ley de Usura: Protección contra préstamos abusivos

Autor: Dudatis.com

La Ley de Usura: Protección contra préstamos abusivos

La Ley de Usura es una norma del año 1908 que aún se encuentra vigente en el ordenamiento jurídico español. Mediante esta ley, es posible impugnar créditos usurarios o abusivos. En los últimos años, ha ganado gran relevancia debido a las diferentes crisis y prácticas bancarias, como los intereses abusivos y las tarjetas revolving, que han llevado a numerosos tribunales a declarar nulos préstamos y cláusulas de intereses bajo esta ley.

¿Qué es la Ley de Usura?

La Ley de Usura se encarga de determinar la nulidad de los contratos de préstamos cuando puedan llegar a tener la consideración de usurarios. Se consideran como tales los siguientes:

  • Aquellos préstamos que son aplicados con un interés notablemente superior al normal del dinero.
  • Los préstamos en los que se haya simulado haber entregado más dinero del que realmente se ha prestado.

En el artículo 3 de la Ley de Usura se indica que el prestatario solo tiene que devolver el capital, sin intereses, en casos de préstamos usurarios anulados. Esto implica que:

  • Si el prestatario ha abonado una cifra superior a la recibida, puede reclamar la devolución del excedente al prestamista. De esta forma, el préstamo queda amortizado y el prestatario recupera su dinero.
  • Si la cantidad abonada es inferior al capital prestado, el prestatario solo debe abonar la cantidad restante, sin tener que pagar intereses.

Esta ley también regula otros elementos, como el préstamo a incapacitados o a menores. Sin embargo, el punto que despierta mayor interés es su aplicabilidad a cualquier tipo de préstamo, independientemente de la garantía o forma del mismo. Esto ha permitido que se aplique esta ley sobre tarjetas revolving y otros productos financieros similares.

Cuando los intereses determinan que es nulo un préstamo personal

La Ley de Usura establece que un préstamo puede ser considerado nulo cuando el interés excede notablemente el interés normal del dinero. Es importante recurrir a la jurisprudencia para determinar qué intereses son considerados usurarios. Esto también se aplica a la anulación de préstamos entre empresas.

Para determinar el interés máximo legal permitido en España, se debe considerar la TAE (Tasa Anual Equivalente) en lugar del TIN (Tipo de Interés Nominal) aplicable al préstamo, ya que la TAE incluye el precio de las comisiones. Además, se debe tener en cuenta el interés medio de los préstamos en cada tipo de operación.

Es importante destacar que aunque la jurisprudencia pueda considerar usurario duplicar el interés medio, cualquier tipo de interés inferior a este no necesariamente es legal. La Ley de Usura incluye una cláusula «ética», lo que permite considerar usurarias condiciones menos agresivas impuestas por el prestamista, aprovechándose de la necesidad o inexperiencia del prestatario.

Caducidad o prescripción de la usura

La usura atenta contra las bases del tráfico económico, por lo que la nulidad de estos préstamos es radical. Esto implica que la acción para impugnarlos puede prescribir o caducar. En principio, incluso un préstamo ya amortizado puede ser anulado, lo que permite recuperar el dinero perdido en intereses o comisiones.

No obstante, no se permite la apreciación de oficio, por lo que para recuperar el dinero, se debe actuar personalmente, reclamando de acuerdo a la Ley de Usura.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.