La Constitución Española de 1978: Norma suprema del ordenamiento jurídico español

Autor: Dudatis.com

La Constitución Española de 1978: Norma suprema del ordenamiento jurídico español

La Constitución Española de 1978 es la norma suprema del ordenamiento jurídico español. Se trata de la norma institucional básica del Estado, encargándose de la regulación del orden político, la organización y el ejercicio del Estado. En ella se garantizan los derechos y libertades de los ciudadanos.

Características de la Constitución Española

La Constitución Española cuenta con una serie de características formales, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • Tiene un origen popular, siendo parlamentaria y monárquica. Está redactada y elaborada por parte de un Parlamento elegido por sufragio universal.
  • Es una constitución extensa y compleja, con una gran cantidad de artículos.
  • Está incompleta en algunos aspectos, remitiendo al desarrollo de leyes orgánicas.
  • Es formal y escrita, elaborada en un texto escrito y aprobada tras un proceso político complejo.
  • Está influenciada por otras constituciones del continente europeo.
  • Es rígida en cuanto a su procedimiento de reforma.
  • Tiene flexibilidad, permitiendo la gobernabilidad bajo diferentes ideologías.
  • Tiene un valor normativo, siendo fuente de derecho y regulando la normativa.
  • Se encuentra dividida en dos partes: Dogmática y Orgánica.

Los 5 artículos más importantes de la Constitución española

La Constitución Española consta de 169 artículos divididos en 11 títulos. A continuación, se presentan los 5 artículos más relevantes:

Artículo 1

El primer artículo de la Constitución Española establece que España es un Estado social y democrático de Derecho, basado en valores superiores como la igualdad, la libertad, la justicia y el pluralismo político. Además, determina que la soberanía nacional reside en el pueblo español y que la forma política del Estado es la Monarquía parlamentaria.

Artículo 2

El artículo 2 de la Constitución trata sobre la unidad de España, calificándola como «indisoluble». Reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que forman parte de la Nación española, establecido a partir de la propia Constitución.

Artículo 3

El artículo 3 se refiere al idioma, estableciendo que el castellano es la lengua oficial del Estado y que todos los españoles tienen el deber de conocerlo y el derecho a utilizarlo. Sin embargo, reconoce que otras lenguas españolas también pueden ser oficiales en sus respectivas Comunidades autónomas, según sus Estatutos. Además, se destaca el respeto y protección de las diferentes lenguas existentes en España como parte de su patrimonio cultural.

Artículo 6

El artículo 6 está vinculado al Estado democrático y establece que la actuación de los partidos políticos debe ser democrática, fomentando la participación ciudadana y garantizando los derechos y libertades fundamentales.

Artículo 53

Desde el punto de vista constitucional, el artículo 53 es uno de los más importantes, ya que establece las garantías de los derechos y libertades. Se distinguen tres niveles de protección: los derechos proclamados como principios, los derechos de nivel intermedio y los derechos fundamentales y libertades públicas con una protección especial.

En conclusión, la Constitución Española de 1978 es una norma suprema que garantiza los derechos y libertades de los ciudadanos. Con características formales peculiares y 169 artículos, destacando los cinco mencionados anteriormente, esta Constitución establece los fundamentos de la organización política y jurídica del Estado español.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.