Gestación de la Junta Democrática: Una coalición opositora a la dictadura de Franco

Autor: Dudatis.com

Gestación de la Junta Democrática: Una coalición opositora a la dictadura de Franco

La Junta Democrática es un organismo que se ha refundado recientemente, y que tiene su origen en el que fue fundado el 29 de julio de 1974. Este buscaba formar una coalición de fuerzas políticas, sindicales y sociales de oposición a la dictadura de Francisco Franco. En él se encontraba el Partido Comunista de España liderado por Santiago Carrillo y otras personalidades independientes que estaban vinculadas a Juan de Borbón.

La Junta Democrática fue presentada de forma oficial en 1974 en París por parte de Santiago Carillo y Calvo Serer. Luego se incorporaron al mismo el Partido del Trabajo de España, el Partido Carlista, el Partido Socialista Popular, la Alianza Socialista de Andalucía, el sindicado Comisiones Obreras, la asociación de juristas Justicia Democrática y diferentes figuras independientes.

Gestación de la Junta Democrática

La Junta Democrática de España fue el primer organismo que logró movilizar de manera unitaria a los ciudadanos para hacer oposición contra el régimen de Franco. Su creación fue posible gracias a los contactos que tenía Antonio García Trevijano, un abogado republicano que contactó con diferentes formaciones políticas clandestinas, sindicalistas, asociaciones vecinales, profesionales, intelectuales independientes, etcétera, todos ellos en contra de la dictadura franquista.

Tras convencer a todos ellos para que se unieran en un bloque de oposición y que abogaran por la democracia, fue presentado de forma pública en París y Madrid. En la presentación que tuvo lugar en terreno francés, aparecieron juntos Santiago Carrillo y Rafael Calvo Seres. En septiembre del mismo año se integró el Partido Carlista, uniéndose posteriormente el PCE.

Los 12 puntos del Manifiesto constituyente

En su programa, la Junta Democrática de España tenía fijados doce puntos en su manifiesto, los cuales fueron redactados por Antonio García Trevijano, y que fueron los siguientes:

  1. La formación de un Gobierno de manera provisional que sustituta al actual para devolver a los españoles, mayores de edad, su plena ciudadanía a través del reconocimiento legal de todos los derechos, libertades y deberes democráticos.
  2. La amnistía absoluta de todas las responsabilidades por hechos de naturaleza política, así como la liberación de todos aquellos que hubiesen sido detenidos por razones sindicales o políticas.
  3. La legalización sin exclusiones de los partidos políticos.
  4. Existencia de libertad sindical y la restitución al movimiento obrero del patrimonio del Sindicato Vertical.
  5. Los derechos de huelga, de reunión y de manifestación pacífica.
  6. La libertad de prensa, de opinión, de radio y de la información objetiva de los medios estatales de comunicación social, y especialmente en el caso de la televisión.
  7. La independencia y la unidad jurisdiccional de la función judicial.
  8. Existencia de neutralidad política y profesionalidad, exclusivamente militar para la defensa exterior, de las Fuerzas Armadas.
  9. El reconocimiento, bajo la unidad del Estado, la personalidad política de los pueblos catalán, gallego, vasco y las comunidades regionales que lo decidan de manera democrática.
  10. Separar la Iglesia del Estado.
  11. La celebración de una consulta popular, entre 12 y 18 meses, con todas las garantías de libertad, igualdad de oportunidades e imparcialidad, para la elección de la forma definitiva del Estado.
  12. La integración de España en las Comunidades Europeas, el respeto a los acuerdos internacionales y el reconocimiento del principio de la coexistencia pacífica internacional.

El desarrollo de la Junta Democrática de España

La Junta Democrática de España logró hacerse rápidamente con un gran apoyo popular. De esta forma se sucedieron las manifestaciones y movilizaciones que se llevaron a cabo en diferentes poblaciones españolas. Una de sus principales características fue la organización de las Juntas Democráticas sectoriales y locales; y con ellas fueron capaces de movilizar grandes masas, con conferencias, acciones de protesta, etcétera.

En una parte, este organismo se dirigía a la sociedad civil, y por otro lado a los poderes fácticos. Para ello se establecieron contactos con militares, autoridades eclesiásticas y empresarios, con la finalidad de sumar apoyos. Además, también se contempló el crecimiento internacional de la organización, manteniendo relaciones con presidentes y embajadores de otros países como Estados Unidos, Argelia, Venezuela o México, entre otros.

Actualidad

Varias décadas después, en diciembre del pasado año 2020, se creó una asociación con la misma denominación: Junta Democrática de España (JDE). De acuerdo a lo indicado por sus responsables, es continuar y concluir la misión que fue fundada en 1974.

En su manifiesto, la asociación civil promueve la reforma del régimen político español, con unos principios básicos basados en la obtención de un sistema de elección directa de los representantes políticos; la separación de poderes de origen entre el poder ejecutivo y el poder legislativo; y la independencia del poder judicial.

Considera que, a causa de la contaminación de los partidos políticos, no existe una separación de poderes, y que muchos de los políticos no cumplen con la función que deberían desempeñar, preocupándose en mayor medida por sus propios intereses que en velar por hacer cumplir los derechos, obligaciones e intereses de los ciudadanos. Para ello proponen la creación de un nuevo sistema político.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.